Estudio español confirma: jóvenes de familias más pobres son más sedentarios

Estudio español confirma: jóvenes de familias más pobres son más sedentarios
Mucho se ha dicho sobre la vida favorable que llevan las personas con mejores recursos económicos, especialmente en material de salud. Recientemente un estudio ha confirmado, además, la relación que existe entre el nivel socioeconómico familiar y la actitud sedentaria de sus miembros más jóvenes.
Durante la adolescencia se definen muchas de las conductas que tendremos cuando adultos, y según un investigador español de la Universidad de Zaragoza, Juan Pablo Rey-López, «La adopción de hábitos sedentarios en esta época puede tener importantes implicaciones en el desarrollo educativo y el estado de salud».
Una investigación realizada en 5 ciudades españolas (Granada, Madrid, Santander, Murcia y Zaragoza) reveló la asociación entre el nivel socioeconómico familiar y el tiempo que los adolescentes –en este caso españoles- dedicaban a tres conductas sedentarias: ver television, jugar videojuegos y estudiar (todo esto en horario extraescolar).
Las conclusiones de estas investigaciones fueron publicadas en el European Journal of Public Health. Se pudo confirmar que estos jóvenes presentan diferentes patrones sedentarios dependiendo del nivel socioeconómico familiar. Es más, el tipo de trabajo que desempeñan los padres influye más que su educación en el tiempo empleado en dichos comportamientos sedentarios.
El paradigma de estos hallazgos, que reafirman la tendencia de otros países europeos, está en las familias con madres dedicadas a las tareas del hogar, donde los adolescentes son significativamente más sedentarios.
Al igual que en estudios previos, se han encontrado diferencias de género en el tiempo ocupado en conductas sedentarias: las chicas dedican más horas a estudiar mientras que los chicos pasan más tiempo con los juegos electrónicos. En ellas, un bajo nivel de ocupación laboral de ambos padres incrementa la probabilidad de ver excesiva televisión y de estudiar menos de tres horas diarias.
En los chicos se observa una mayor relación con las variables sociodemográficas que en las chicas. Tanto un bajo nivel de educación como de ocupación de los padres se relaciona con un mayor riesgo de ver demasiado la televisión. Al igual que ocurre con ellas, los chicos más jóvenes tienen una mayor probabilidad de pasar tiempo con juegos electrónicos que los de mayor edad.

@Culturizando
Fuente: laflecha.net

Culturizando no se hace responsable por las afirmaciones y comentarios expresados por sus columnistas, anunciantes o foristas; y no reflejan necesariamente la opinión de la misma.
Culturizando se reserva el derecho a eliminar aquellos comentarios que por su naturaleza sean considerados ofensivos, injuriantes, fuera de la ley o no acordes a la temática tratada.
En ningún momento la publicación de un artículo suministrado por un colaborador, representará algún tipo de relación laboral con Culturizando.


  • Me encanta
    0

  • Me divierte
    0

  • Me asombra
    0

  • Me entristece
    0

  • Me enoja
    0



Es tendencia