Menú
Escucha "E27 • Misterios ¿Qué pasó aquí? • Cosas Muy Importantes • Culturizando" en Spreaker.

El Triángulo de las Bermudas: ¿Conoces los misterios aún sin resolver de los navíos desaparecidos?

El famoso ‘Triángulo de las Bermudas’, es un área en el océano Atlántico que tiene forma de triángulo, quedando sus puntas entre las islas Bermudas, Puerto Rico y Miami. No son pocas las historias extrañas que rodean esta área desde hace más de 150 años… ¡Te contamos tres de las más intrigantes tragedias que han ocurrido en tan temido perímetro!

El Triángulo de las Bermudas se volvió realmente famoso a principio de los años 50, cuando el periodista E. V. W. Jones, quien escribía en ese entonces para el Associated Press, le acuñó el término de “el triángulo del diablo” y expuso la gran cantidad de desapariciones que estaban ocurriendo desde hacía años en esa área. Sin embargo, no fue hasta mediados de los años 60 que se le dio el nombre formal de ‘Triángulo de las Bermudas’ gracias a Vincent Gaddis, un periodista de la revista Argosy

A lo largo de los años se han expuesto muchas teorías sobre qué es lo que pasa en este lugar. Algunos expertos afirman que cada cierto tiempo se abre un agujero de gusano, es decir, un “atajo” o puente a través del espacio y el tiempo que lleva directamente a otra dimensión; también se habla de que es el lugar “predilecto” de los extraterrestres para realizar abducciones y estudiar a la raza humana. Otra teoría es que es un lugar donde se dan secuestros y asesinatos por parte de piratas de la era moderna. 

A pesar de todas estas creencias populares; científicos, investigadores y algunos guardacostas de los Estados Unidos indican que el número de incidentes que involucran aviones y buques perdidos no es mayor que en otra parte del océano. La explicación más aceptada hoy en día y que podría sustentar algunas de las desapariciones apunta a la presencia de yacimientos de hidratos de metano bajo las placas continentales. 

Las erupciones de metano podrían producir regiones de agua espumosa que podría no dar sustentación suficiente a los barcos por lo que se hundirían rápidamente y sin aviso debido a que se disminuye la densidad del agua. Sin embargo, aunque sí es posible que se cree una burbuja de gas metano desde el fondo del océano, esa burbuja gigante se rompería debido a la gran presión del agua, y se convertiría en varias burbujas menores antes de alcanzar la superficie; en este sentido, estas solo serían capaces de lograr una turbulencia, pero nunca harían peligrar la flotabilidad de una nave. 

El Triángulo de las Bermudas: ¿Conoces los misterios aún sin resolver de los navíos desaparecidos?

Lo cierto es que se ha demostrado que muchos de los “supuestos” misterios no lo eran tanto cuando los analizaron con detalle; sin embargo, algunos todavía no tienen una explicación y siguen intrigando hasta al más incrédulo, ¡te contamos las tres desapariciones de buques más intrigantes!

HMS Rosalie

A pesar de que el término de “Triángulo de las Bermudas” se le acuñó por primera vez en el siglo XX, la verdad es que las desapariciones empezaron más de 100 años antes. Uno de los primeros casos registrados en esta zona es el del HMS Rosalie, un buque francés que se dirigía a La Habana, en 1840.

Este barco fue encontrado en el interior del perímetro del triángulo navegando normalmente. El barco se encontraba con las velas desplegadas, y cuando subieron a registrarlo se dieron cuenta de que tenía la carga intacta, pero había desaparecido toda su tripulación. Todos los tripulantes y pasajeros se habían esfumado sin dejar rastro, quedando solamente un canario.

El Triángulo de las Bermudas: ¿Conoces los misterios aún sin resolver de los navíos desaparecidos?
Crucero Witchcraft

La noche del 22 de diciembre de 1967, el dueño del crucero Witchcraft, Dan Burack, zarpó desde Miami con su amigo Patrick Horgan con el fin de dar un pequeño paseo nocturno para admirar la costa de Florida. Alrededor de las 9 de la noche, cuando el barco se encontraba tan solo a 2 km del punto donde habían zarpado, la guardia costera recibió una extraña llamada de auxilio donde Burack afirmaba que habían “chocado” con algo que estaba bajo el agua y que había dañado las propelas del barco. 

El servicio de guardacostas de los Estados Unidos envió de forma inmediata a un equipo de rescate que tardo menos de 15 minutos en llegar al punto desde donde Burack había realizado la llamada de auxilio; sin embargo, el lugar se encontraba completamente vacío y sin ningún rastro del Witchcraft o sus dos pasajeros… A pesar de que pasaron más de dos semanas de intensa búsqueda recorriendo más de 400 km a mar abierto y registrando toda la costa de Florida, el Witchcraft desapareció para siempre dejando un misterio sin resolver.

El Triángulo de las Bermudas: ¿Conoces los misterios aún sin resolver de los navíos desaparecidos?

El barco sin nombre

A principios de los años 80, entre Miami y las Bermudas, la tripulación del buque Ellen Austin avistó a la distancia un barco que se encontraba aparentemente a la deriva pero en perfectas condiciones y con las velas desplegadas. El capitán de apellido Baker ordenó a su tripulación hacer señales hacia el otro barco; sin embargo, no hubo respuesta de nadie. Baker decidió ir él mismo en compañía de algunos hombres a explorar, y lo primero que notaron fue que habían arrancado la placa donde debía estar el nombre del barco. 

Una vez a bordo, se dedicaron a explorar la cubierta encontrando todo ordenado, no había signos de violencia y ningún rastro de averías o inundaciones, de hecho, en la bodega se encontraba una gran carga de madera de caoba y cedro que estaba seca e intacta. Todo estaba en perfecto orden, hasta las reservas de comida y bebidas estaban sin tocar, pero no había nadie a bordo… 

El Triángulo de las Bermudas: ¿Conoces los misterios aún sin resolver de los navíos desaparecidos?

El capitán del Ellen Austin dividió su tripulación y mandó algunos hombres armados a bordo del misterioso barco para continuar el viaje, navegando ambas naves a la par, y les pidió que llevaran una bitácora sobre todo lo que pasaba. Al final del segundo día los alcanzó una tormenta que duró toda la noche y el Ellen Austin perdió de vista al nuevo barco. A pesar de que el buen clima llegó y las aguas se calmaron, el misterioso barco sin nombre había desaparecido del horizonte. Después de pasar tres días buscándolo –o buscando sus restos ya que podía haber naufragado con la tormenta- divisaron el barco perdido otra vez en el horizonte y fueron al encuentro del navío.

Cuando por fin pudieron alcanzar la nave, abordaron y nuevamente no encontraron a nadie a bordo… La nave estaba completamente abandonada una vez más y el libro de bitácora había desaparecido. Lo más raro es que todo seguía intacto y nadie había tocado la comida, como si nadie hubiera estado en el barco en los últimos días. A pesar de la negativa de sus marinos, el capitán ordenó formar una nueva tripulación y ambos barcos reanudaron su curso con órdenes claras de no separarse bajo ningún concepto.

El Triángulo de las Bermudas: ¿Conoces los misterios aún sin resolver de los navíos desaparecidos?

Aunque todo marchó a la perfección durante los siguientes dos días, de la nada una espesa neblina cubrió ambos navíos y Baker empezó a notar que el barco sin nombre se iba quedando rezagado poco a poco hasta que lo perdieron de vista por completo… 

El capitán estuvo días intentando localizar a sus hombres y al navío misterioso, pero nunca consiguió nada. El barco desapareció con toda la tripulación sin dejar rastro alguno y no volvieron a saber nada de los tripulantes…

¿Qué o quién se había llevado a sus hombres? ¿Cómo pudo haber naufragado el Witchcraft estando tan cerca de la costa?  ¿A dónde fue a parar la tripulación del HMS Rosalie? ¡Cuéntanos tus teorías en los comentarios! 

Con información de Playbuzz / Foto: Shutterstock y Shutterstock

--

¿Te gustó este artículo? Suscríbete GRATIS a nuestro WHATSAPP para que recibas directamente en tu teléfono lo mejor de Culturizando.


Lo que más gusta

Lo más destacado

x