El maravilloso mundo de las palabras: El origen de «Pascua»

El maravilloso mundo de las palabras: El origen de «Pascua»

El concepto de pascua tiene un extenso recorrido etimológico: del hebreo pasó a la lengua griega, y de ahí al latín hasta convertirse en pascŭa. Se trata de la denominación de una festividad que tuvo origen hebreo y que, en la actualidad, es la celebración más importante del catolicismo.

Durante la pascua, que supone la finalización de la Semana Santa, se celebra la resurrección de Jesucristo. La fecha de la pascua es variable y se ubica entre el 22 de marzo y el 25 de abril.

Las diversas etapas que culminan en la pascua comienzan con la cuaresma, que son cuarenta días de penitencia como preparación a la Semana Santa. Esta semana, por su parte, comienza con el Domingo de Ramos (conmemora el ingreso de Cristo a la ciudad de Jerusalén), el Lunes Santo, el Martes Santo (Cristo anuncia la inminente traición de Judas), Miércoles Santo (se concreta dicha traición), Jueves Santo (se lleva a cabo la Última Cena), Viernes Santo (crucifixión y sepultura de Jesús), Sábado Santo (la vigilia pascual) y, finalmente, el Domingo de Pascua (la resurrección).

Más allá de la religión, la pascua trae aparejadas otras tradiciones vinculadas a lo pagano. Como la fecha de pascua coincide con la primavera boreal, se celebra la fertilidad a través de huevos que simbolizan dicha fecundidad. En muchos países, por lo tanto, la gente come huevos de chocolate que incluyen, en su interior, confites y juguetes para los niños.

Cabe destacar que, según la Real Academia Española (RAE), Pascua se escribe con mayúscula inicial cuando se refiere al periodo que se inicia con la natividad de Cristo y llega, incluso, hasta Reyes.

Con información de  Definición de


  • Me encanta
    0

  • Me divierte
    0

  • Me asombra
    0

  • Me entristece
    0

  • Me enoja
    0



Es tendencia