El legendario Magnus de las Orcadas, el vikingo pacífico

El legendario Magnus de las Orcadas, el vikingo pacífico

El concepto que se tiene de los vikingos en la actualidad suele ser de hombres muy fuertes y feroces, destruyendo pueblos enteros mientras provocaban conflictos constantemente; sin embargo, existe la historia de Magnus de las Orcadas, un guerrero nórdico que quería paz…

Magnus fue el primogénito de Erlend Thorfinnsson, uno de los dos jarls (una especie de duque nórdico) de las Orcadas; sin embargo, antes de llegar al poder, Hákon, hijo del otro jarl (y primo de Magnus), contó con el apoyo del rey de Noruega, quien lo secundó para tomar las Orcadas, dejando al hijo del rey como jefe y a Hákon como el líder de facto.

Reconstrucción digital de cómo se veía Magnus a raíz de un estudio forense a su cráneo y huesos – Imagen: Wikimedia

Magnus, derrotado, terminó sirviendo al rey, y el monarca le ordenó atacar las costas occidentales de la actual Gran Bretaña. Se sabe que Magnus tuvo una juventud «aventurera» y que probablemente llegó a saquear como otros vikingos, pero en este caso Magnus no formó parte de la batalla, pues se quedó en la cubierta del barco cantando salmos y reacio a pelear. Esta actitud solamente provocó el desprecio del rey, debido a que las acciones que auspiciaban la paz, eran vistas como cobardía. Algunas fuentes sostienen que huyendo del rey, se quedó en Escocia, donde incluso llegó a pasar por penitencia.

Volvió a las Orcadas solo después de la muerte del monarca (también llamado Magnus), y a pesar de la resistencia de Hákon, el nuevo rey lo apoyó y lo nombró jefe del lugar, pero debía compartir el poder con su primo; no obstante, Hákon no estaba dispuesto a hacerlo.

Los dos jarls debían mandar, pero era el vikingo pacífico quien tenía el apoyo de las personas del lugar, tanto de los campesinos como de las familias más poderosas. Magnus era un gobernante justo, y además un cristiano devoto, pero empezó a ganarse como enemigos a los vikingos porque ya no les permitía saquear y destruir a otros.

Con el tiempo, las comunidades vikingas que buscaban perpetuar la guerra, dieron su apoyo a Hákon, pero aun así se intentó resolver el conflicto entre ambos gobernantes a través de un diálogo en la isla Egilsay…

Magnus llegó al lugar con dos barcos, pero la flota de Hákon estaba compuesta por ocho naves, superando enormemente a las de Magnus, así que él pidió a sus hombres que no batallaran con los otros, y al día siguiente se entregó a Hákon.

Estatua de Magnus en Noruega – Imagen: Wikimedia.-

La leyenda cuenta que Magnus pidió no ser asesinado para que no se mancharan las manos de su primo con su sangre, pero una asamblea vikinga determinó que uno de los dos tenía que morir, así que Magnus fue asesinado de un golpe de hacha en la cabeza. Por petición de su madre, Magnus fue enterrado en el mismo lugar de su muerte…

Según la leyenda en el lugar donde Magnus fue enterrado, a pesar de que era un terreno cubierto de piedras, justo allí creció una hermosa grama de un intenso color verde.

El vikingo santo

Si consideras que decir vikingo pacífico ya es un término lo suficientemente contradictorio, es más interesante saber que Magnus se convirtió en un mártir para el cristianismo, lógicamente por su terrible e injusta muerte y además por la filosofía pacifista que tuvo en vida. Además, como si ser un mártir no fuese algo bastante importante para el cristianismo, debido a que en su época se comprobaron varios milagros después de su muerte, Magnus, o San Magnus de las Orcadas también fue canonizado por la Iglesia católica, y desde hace cientos de años se han erguido varias catedrales e iglesias en su honor…

Ruinas de la catedral de San Magnus en las islas Feroe. No se sabe si alguna vez fue terminada, pero data del año 1300 – Imagen: Wikimedia.-

Más allá de la creencia cristiana, la historia de Magnus fue contada en el texto histórico, la Saga de las Orcadas. También ha sido referenciado en libros e incluso hay una ópera sobre su vida basada en uno de los libros.

Además, en Eurovisión 2018, Dinamarca envió al concurso la canción «Higher Ground» interpretada por Rasmussen, la cual está inspirada en la historia de Magnus y que utiliza una producción de ambientación épica. El cantante del tema suele usar una barba y cabello muy largo, atuendo similar al de los vikingos, lo que transmite perfectamente la estética de los antiguos guerreros nórdicos.

La canción utiliza la frase “congela tu flecha en el aire”, lo que podría ser una referencia a cómo Magnus se rehusaba a pelear en las batallas.-

Si bien la figura que suele mostrar la Iglesia es la de “mártir” debido a su cruel asesinato, lo que verdaderamente hace especial a Magnus de las Orcadas, fue su filosofía de vida pacifista y cómo siempre quiso evitar dañar a otros a pesar de ser un vikingo…

Con información de: Religión en libertad / Wikipedia / Genius / Foto: Shutterstock

  • Me encanta 4
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0



Es tendencia