Curiosidades de Katharine Hepburn, un mito femenino del cine clásico

Curiosidades de Katharine Hepburn, un mito femenino del cine clásico

Katharine Hepburn es considerada una de las mejores actrices que han existido en la historia. A pesar de recibir muchas negativas al inicio de su carrera, se convirtió en un icono para la mujer moderna. De carácter feroz y personalidad compleja, ¡resumimos su vida con algunas curiosidades!

Katharine Houghton Hepburn no solo es un ícono del cine hollywoodense, es también la personificación de la mujer moderna. Su decidida y estridente personalidad la consagró como uno de los talentos más importantes de la historia de la ficción. Es la actriz con mayor cantidad de premios Oscar: uno en 1933, el segundo en 1967, al año siguiente en 1968 y el último en 1981.

Datos curiosos de Katharine Hepburn

Natural de Connecticut, nació un 12 de mayo del año 1907, la segunda descendiente del matrimonio entre un médico y una activista feminista. Su familia era criticada en la comunidad por sus pensamientos liberales y su actitud progresista. Desde pequeña asistía con su madre a manifestaciones a favor del sufragio femenino.

Practicaba golf, natación, trote, buceo, equitación y tenis. Le gustaba usar el cabello lo más corto posible y se hacía llamar Jimmy en su adolescencia. Se interesó por la interpretación desde muy joven, cuando iba al teatro con sus hermanos y amigos.

El suicidio de su hermano Tom le cambió la personalidad. La familia se negó a aceptar el hecho, a pesar de que lo encontraron con una sábana atada al cuello. Katharine tenía una relación especial con Tom y a partir de su muerte se volvió mucho más fría y distante.

Foto de la familia de la actriz. Katharine se encuentra a la izquierda – Imagen: Wikimedia.-

Aunque se graduó de Filosofía e Historia en 1928, asistió al Bryn Mawr College solo por satisfacer a su madre.

• Katharine Hepburn durante su último año en la universidad participó en la obra de teatro The Woman in the Moon, en la que fue elogiada por su interpretación. Recién graduada se marcha a Baltimore, decidida a ser actriz. Allí realizó varias obras con el director Edwin H. Knopf. Después de ser despedida por un tropiezo, se encamina a Broadway en 1928.

A finales de 1928 se casa con un compañero de universidad llamado Ludlow Ogden Smith. En 1930 se marcha a Massachusetts para estudiar teatro, pero abandona el curso. Audiciona para un papel de Broadway, que el director se negó a darle porque no tenía talento; sin embargo, se ven en la necesidad de contratarla al no conseguir a otra actriz.

Se marcha a Connecticut para seguir haciendo teatro, en 1931. Aunque realizó algunos ensayos, el director de la obra, titulada The Animal Kingdom, consideró que Hepburn no tenía talento. Posteriormente actúa en The Warrior’s Husband, que le hace un poco popular y le atribuye buenas críticas. La obra se estrenó en 1932 en Broadway. 

Hepburn en ‘The Warrior’s Husband’ – Imagen: Wikimedia.-

• Su salto al cine se da cuando un cazatalentos la mira en The Warrior’s Husband, y la instó a que hiciera el casting para la película A Bill of Divorcement, del director George Cukor, quien quedó impactado con su talento. Posteriormente, el dúo Cukor-Hepburn haría otros diez filmes.

Gloria de un día (1933) fue la película que le dio el Oscar a Mejor actriz. Luego le sucedieron clásicos como Little Women (1933) y otras cintas que le dieron buena promoción; sin embargo, una mala experiencia en Broadway y varios fracasos de taquilla disminuyeron considerablemente sus ingresos. Su impopularidad aumentó por su aspecto masculino y sus respuestas ásperas hacia la prensa y la fanaticada. Se le fue negado el protagónico en Lo que el viento se llevó (1939) por “no tener suficiente atractivo sexual”.

• Resurge con la cinta The Philadelphia Story (1939) y le siguen varias películas de comedia de gran éxito. En el filme La mujer del año (1942) conoce al que sería su pareja de mayor tiempo, Spencer Tracy. Se retiró durante una década para ayudarlo con sus problemas de alcoholismo y retorna significativamente a las pantallas en la década de 1950.

• En los 50 rueda The African Queen (1951), su primera película en Technicolor. También realiza obras de teatro. En 1959 actúa con la legendaria Elizabeth Taylor en Suddenly, Last Summer. Para la década de los 60 se toma un tiempo para cuidar nuevamente a Tracy y actúan juntos por novena vez en Guess Who’s Coming to Dinner (1967), en donde también participa una sobrina de la actriz, Katharine Houghton. Tracy muere y ella recibe un segundo Oscar por su actuación.

Spencer Tracy nunca se divorció de su esposa, a pesar de que no vivía con ella desde hacía décadas. Durante un tiempo mantuvieron su romance de forma discreta, pero luego se hizo público. Hepburn, por respeto a la familia, no asistió al funeral de su amante.

Hepburn y Tracy – Imagen: Wikimedia.-

• Se abre a la televisión en los 70, con (1973). Gana un premio Emmy con Love Among the Ruins (1975). En 1981 gana su cuarto Oscar con On Golden Pond, habiendo ganado el tercero en 1968 con The Lion in Winter.

• Entre 1980 y 1994 hizo más televisión que cine. Su última aparición cinematográfica fue en Love Affair (1994). A pesar de que ya sufría de un leve temblor corporal, la salud de la actriz empeoró a partir de 1996. Cuadros de neumonía y demencia previnieron un tumor en la garganta, que terminó por matarla el 29 de junio de 2003.

Es recordada por sus grandes interpretaciones, pero también por su estilo de vida. No volvió a casarse, vivió sola el resto de su vida y no tuvo hijos. Con respecto a la maternidad expresó que prescindía de ella porque hubiese sido “una terrible madre”. Se manifestó a favor del aborto y de las minorías. Hay muchos rumores sobre su homosexualidad, cosa de la que se reía en vida. Dejó un patrimonio de más de 5 millones de dólares, que fueron destinados a su familia.

Con información de Wikipedia / Vanitatis / YouTube / Portada: Pixabay

  • Me encanta 2
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0



Es tendencia