¿Cuáles fueron las muertes más absurdas de la historia?

Cosas muy importantes ⚡ Podcast | Si de algo podemos estar seguros en esta vida, es de que vamos a morir en algún momento; pero la verdad es que no sabemos ni cuándo ni cómo. Eso es algo que se evidencia cuando conocemos la historia de algunos decesos que han sido un poco… absurdos.

Y es que si, hipotéticamente hablado, supiéramos que vamos a morir, digamos, de una indigestión por comer muchos melones o por tragarnos una mosca… trataríamos de evitarlo y, por lo menos, buscar algo más elegante. ¿Quieres saber todo sobre muchas de las personas en la historia que murieron de forma completamente absurda o ridícula? ¡Te lo contamos!

Crisipo de Solos (c. 281/78 a. C. –  c. 208/05 a. C.)

Fue un filósofo griego, máxima figura de la escuela estoica antigua y es considerado el fundador de la gramática como disciplina específica en Grecia. Crisipo murió a la edad de 73 años de una manera un tanto particular…

Estaba viendo a un burro comer algunos higos y exclamó: “Ahora dale al burro una copa de vino puro para acompañar los higos”, tras lo cual murió de un ataque de risa por su propia ocurrencia de imaginar un burro borracho.

Hans Steininger (1508 – 1567)

Fue gobernador de Braunau, una pequeña ciudad fronteriza austríaca y pasó a la historia por tener la barba más larga del mundo, exactamente 1,40 metros de longitud. Sin embargo, su récord le llevó a la muerte…

Un día, durante un gran incendio, Hans intentaba escapar de las llamas. No recogió su barba y al salir corriendo, se le enredó y quedó atrapado.

Esquilo (ca. 526-525 a. C. – ca. 456-455 a. C.)

Fue un dramaturgo griego predecesor de Sófocles y Eurípides. Es considerado como el primer gran representante de la tragedia griega… aunque su muerte, más que trágica, fue realmente absurda: Falleció de ipso facto cuando una tortuga cayó de las garras de un águila y le golpeó la cabeza.

Maximiliano de Austria (1459 – 1519)

Fue archiduque de Austria, rey de Romanos y emperador del Sacro Imperio Romano Germánico. Maximiliano murió el 12 de enero de 1519 en Wels… de una fuerte indigestión por comer melones.

¿Quieres saber sobre otras personas en la historia que murieron de forma completamente absurda? ¡No te puedes perder el nuevo episodio de Cosas Muy Importantes!

No olvides escuchar ‘Muertes absurdas’ en tu plataforma de podcast favorita, darle ‘me gusta’, comentar, compartir y suscribirte a nuestro Patreon para sorpresas, además de contenido especial y exclusivo.

Imagen portada: Shutterstock

  • Me encanta 0
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 1



Es tendencia