Muertes Absurdas: Esquilo, la ridícula muerte de un gran dramaturgo

Muertes Absurdas: Esquilo, la ridícula muerte de un gran dramaturgo

Esquilo fue un dramaturgo griego, predecesor de Sófocles y Eurípides, considerado como el primer gran representante de la tragedia griega. Testigo de la grandeza de Atenas, Esquilo escribió más de 90 obras. Aunque sólo se conservan siete, entre ellas, la trilogía de La Orestíada.

Un personaje con tales características no podía tener una muerte tradicional. El desdichado tuvo un deceso de lo más pintoresco. De acuerdo con la leyenda, y según la versión de Hermipo de Esmirna, murió cuando un águila dejó caer una tortuga sobre su cabeza calva. El águila la confundió con la roca que buscaba para partir su alimento. Al final, el águila no se salió con la suya, y Esquilo falleció con el cráneo roto.


  • Me encanta
    1

  • Me divierte
    0

  • Me asombra
    1

  • Me entristece
    0

  • Me enoja
    0



Es tendencia