Menú
Escucha "E52 • Curiosa Edad Media Capitulo I • Cosas Muy Importantes • Culturizando" en Spreaker.

Cosas curiosas de la Edad Media

Por Cosas Muy Importantes | Cuestionables hábitos de higiene, un menú muy poco variado, Dios como el centro de todo, lentos avances científicos y poca educación… ¿de qué estamos hablando? Vamos a contarles las cosas más increíbles, los mitos y las verdades acerca de la Curiosa Edad Media.

¿A qué se le llama Edad Media?

Se llama Edad Media a la etapa de la historia europea que comienza con la disolución del Imperio romano de Occidente, en el año 476, y concluye, según distintos autores, con la invención de la imprenta en 1440; con la toma de Constantinopla por los turcos en 1453, o con la llegada de los europeos a América, en 1492.

Este período comprende más de diez siglos y se extiende entre la Edad Antigua y la Edad Moderna.

El concepto de Edad Media fue creado por los humanistas europeos de los siglos XIV y XV, quienes pensaban en su época como un Renacimiento de la antigüedad grecorromana. Entre esa antigüedad llamada clásica y su época, la del Humanismo y el Renacimiento, se extendía una edad intermedia que era menospreciada por la influencia que había ejercido la Iglesia cristiana en todos los campos del saber.

¿En qué estapas está dividida la Edad Media?

Temprana Edad Media o Antigüedad Tardía (476–843): esta se extiende desde el derrocamiento del último emperador romano de Occidente, hasta la división del Imperio de Carlomagno.

Alta Edad Media (843-1100): durante este período cobró forma el feudalismo, un sistema político y socioeconómico basado en relaciones de fidelidad personal.

Baja Edad Media (1100-1492): esta etapa comenzó con las Cruzadas y se caracterizó por el resurgimiento de las ciudades y la aparición de nuevo grupo social: la burguesía.

Principales características de definen la Edad Media

Políticas: las costas del mar Mediterráneo fueron disputadas por tres grandes centros de poder: los reinos romano-germánicos, los califatos musulmanes y el Imperio bizantino. A pesar de los intentos reunificadores de los emperadores bizantinos (como Justiniano) y de los reyes germanos (como Carlomagno), la cuenca del Mediterráneo permaneció fragmentada a lo largo de toda la Edad Media.

Religiosas: la Iglesia cristiana, encabezada por el obispo de Roma o Papa, fue muy poderosa y tuvo gran influencia en todos los aspectos de la vida política, social y económica. El sistema de pensamiento imperante era el teocentrismo, una forma de pensamiento que consideraba a Dios como la única fuente de conocimiento verdadero.

Sociales: la esclavitud, característica de la antigüedad, fue reemplazada por la servidumbre. Así se formó una sociedad estamental constituida por la monarquía, la nobleza feudal o religiosa y los campesinos, que podían ser siervos o libres. Los siervos debían pagar tributo en productos a su señor feudal.

El sistema feudal o feudalismo fue el modelo imperante durante el medioevo, y consistía en la organización político-territorial de Europa en pequeños reinos llamados feudos (extensiones de tierra concedidos por el rey a los nombres), en los que tenía pleno poder el terrateniente o señor feudal.

Allí vivían los campesinos que trabajaban para él y con quienes compartía el señor feudal el fruto de su trabajo, a cambio de protección militar y orden.

En el modelo feudal existían tres clases sociales, con una marcada desigualdad:

  • El campesinado. Los pobres y trabajadores, que no tenían mayores propiedades y que constituían el peldaño inferior de la pirámide, trabajaban para sus respectivos señores feudales.
  • El clero. La iglesia detentaba un enorme poder, ya que había acaparado el conocimiento e incluso los reyes eran coronados por emisarios del Papa. La iglesia además poseía un poder moral y espiritual con impacto real en la sociedad, con organizaciones como la inquisición que ejercía castigos y decisiones.
  • La nobleza. Los aristócratas eran nacidos de familias pudientes y de “sangre azul”, por lo que eran descendientes a su vez de otros nobles y terratenientes que controlaban el mayor valor de la época: las tierras. Allí albergaban a los campesinos y regían sobre ellos. Constituían la clase privilegiada de la que emergían los reyes y señores feudales.

Económicas: las principales actividades productivas eran la agricultura y la ganadería. La mayor parte de la población vivía en el campo y trabajaba la tierra con arados tirados por bueyes. Entre el 476 y el 1100, el comercio no tuvo mucho desarrollo. La gente consumía lo que producía e intercambiaba productos con sus vecinos. A partir de las Cruzadas, los comerciantes italianos comenzaron a traer de China e India distintos productos como telas de seda, porcelana, joyas con incrustaciones de piedras preciosas y especias para condimentar las comidas.

Demográficas: la dieta de la población europea era muy inadecuada. Al estar mal alimentadas, las personas se contagiaban todo tipo de enfermedades. Las epidemias y las grandes pestes eran muy comunes y solían matar a millones de personas. Por ende, la esperanza de vida era muy baja (31-35 años).

Cosas curiosas de la Edad Media
Medioevo – Shutterstock

Cinco eventos trascendentales que ocurrieron durante la Edad Media

Invasión musulmana a la península ibérica (711): los musulmanes cruzaron el Estrecho de Gibraltar y destruyeron el reino germano de los visigodos. Permanecieron en la península ibérica durante casi 8 siglos, hasta la destrucción del reino moro de Granada, en 1492.

Coronación de Carlomagno como emperador de Occidente (800): a fines del siglo VIII, un rey del pueblo germano de los francos, Carlomagno, construyó un gran imperio en Europa Occidental. En la navidad del año 800 fue coronado emperador por el Papa León III.

Cruzadas (1095-1291): el Papado convocó a nueve expediciones militares para luchar contra los musulmanes del Mediterráneo Oriental, que habían ocupado Jerusalén, donde estaba el Santo Sepulcro de Jesucristo. En líneas generales fracasaron todas y tuvieron elevados costos políticos y en vidas humanas, pero movilizaron a gran parte de Europa y permitieron el contacto y la mezcla con regiones alejadas del continente.

Guerra de los 100 Años (1337-1453): allí se enfrentaron ingleses y franceses por las tierras que los reyes de Inglaterra poseían en Francia. En esa guerra se destacó Juana de Arco, una campesina francesa que derrotó a los ingleses.

Herejía e Inquisición: La Inquisición fue un tribunal creado en 1231 por Gregorio IX para inquirir o investigar los casos de herejía. Su objetivo era la reconciliación del hereje con la Iglesia y, de esta forma, conseguir la salvación eterna.

Si quieres conocer más acerca de la Edad Media no te pierdas el episodio 52 y 53 de nuestro Podcast Cosas Muy Importantes y recuerda suscribirte a su patreon para que puedas acceder a contenido extra exclusivo.

--

--


Lo que más gusta

Lo más destacado