Simples consejos para controlar la hipertensión

Simples consejos para controlar la hipertensión

La hipertensión o presión arterial alta es un “asesino silencioso” de la sociedad moderna. La vida sedentaria, el estrés, las presiones mentales y físicas pueden ser detonantes de esta enfermedad.

La presión alta también puede deberse a anormalidades hormonales, enfermedades renales, enfermedades cardiovasculares, el uso de drogas y algunos medicamentos y la preclampsia.
Hoy traemos para ti algunos consejos para controlar la hipertensión:

 

Reducir el consumo de sal (sodio). Para ello se debe evitar la ingesta de alimentos como:
• Ketchup (Una cucharada contiene 156 miligramos de sodio).
• Frutas secas.
• Hojuelas de todo tipo.
• Bicarbonato (como el polvo de hornear, ya que está hecho de bicarbonato de sodio).
• Queso (Una porción de media taza del requesón contiene 425 miligramos de sodio).
• Papas fritas.
• Carne o pescado ahumado o salado.
• Jamones.
• Cubitos para caldo y salsas.
También se sugiere leer las etiquetas de las latas y de otros productos alimenticios con el fin de verificar su contenido de sodio.
Comer frutas y verduras particularmente ricas en potasio, calcio y magnesio. Según varios estudios, se ha detectado que las personas que consumen calcio y magensio obtenido de los alimentos corren menos riesgo de sufrir hipertensión, debido a que gracias a estos minerales, los vasos sanguíneos se dilatan. En cuanto al potasio, éste ayuda al cuerpo a expulsar el sodio. Por ello, resulta beneficioso su consumo en el caso de hipertensión.
Comer pescado, ya que su aceite es esencial para mantener la presión en un nivel sano y estable.
Evitar el estrés tanto como sea posible. Un medio para controlarlo consiste en aprender técnicas de relajación y visualización.
Dormir lo suficiente.
Limitar el consumo de alcohol a una o dos copas al día (preferiblemente vino tinto)
Cuidar el peso, ya que existen estudios que indican que las personas con sobrepeso tienen más probabilidades de sufrir de hipertensión.
Hacer ejercicios, pero no los isométricos. El ejercicio como caminar a paso rápido, andar en bicicleta y nadar ayudan a reducir la hipertensión. Sin embargo, se debe evitar los ejercicios isoméricos como el levantamiento de pesas, que ocasionan una meteórica elevación temporal de la presión sanguínea.
Llevar un control de la presión arterial. Se aconseja que las personas que sufren de hipertensión midan regularmente su presión sanguínea en casa con el fin de vigilar su estado de salud lo cual es beneficioso, ya que ayuda a percatarse de cómo la dieta y los ejercicios están afectando la presión sanguínea y también elude la reacción a «la bata blanca»: debido a la cual muchas personas, al entrar en el consultorio médico, se ponen tensas y sus presiones se elevan considerablemente.
Si una mujer está embarazada, se aconseja que se tome la presión arterial frecuentemente, ya que la hipertensión no tratada durante el embarazo puede representar una seria amenaza para la madre y el niño.
Hablar menos. Según investigaciones realizadas, no sólo el discutir eleva la presión arterial sino que se ha demostrado que prácticamente cualquier comunicación (no sólo la palabra hablada sino también hasta el lenguaje a señas que usan los sordo) puede aumentar la presión sanguínea.
Tener una mascota. Según varios estudios, se confirma la aceptación de la terapia con mascotas la cual ayuda no sólo a las personas que sufren de hipertensión sino también de enfermedades coronarias.
Remedios naturales para combatir la Hipertensión
 
Remedio #1: Tomar tres veces al día un vaso de cocimiento de ajo.
 
Remedio #2: Hacer un batido de pepino y tomarlo diariamente.
 
Remedio #3: Colocar 10 gotas de aceite de lavanda en un pañuelo e inhalar sus vapores para controlar los casos hipertensión que atracan de forma sorpresiva.
 
Remedio #4: Verter una taza de agua hirviendo sobre 2 puñaditos de flores de espino albar y dejar reposar durante 25 minutos. Tomar una taza tres veces al día.
 
Remedio #5: Cocer un puñado de hojas de olivo en un litro de agua, colar y guardar en un recipiente. Beber uno o dos vasos al día.
 
Remedio #6: Hervir 2 hojas de naranja y 2 de guanabana en medio litro de agua durante 10 minutos. Retirar de fuego y dejar enfriar. Tomar esta infusión dos veces al día.
 
Remedio #7: Colocar una cebolla pequeña y troceada, 7 dientes de ajo pelados y el zumo de un limón. Agregar agua hasta cubrir los ingredientes y dejar toda la noche. Colar y beber en ayunas durante 9 días.
 
Remedio #8: Masajear lentamente y en forma circular el pecho con7 a 10 gotas de aceite esencial de lavanda y mejorana con 20 ml de aceite de jojoba.
 
Remedio #9: Combinar angélica con tila, cola de caballo, abedul e hinojo, a partes iguales y colocar 1 cucharada de esta mezcla en una taza. Hervir durante 3 minutos, dejar en reposo y colar. Tomar una o dos tazas al día.
 
Remedio #10: Lavar, sacar las semillas y las cáscaras de 15 uvas grandes. Extraer su jugo y mezclarlo con medio vaso de agua. Tomar como desayuno durante 10 días.
 
Remedio #11: Lavar y cortar una berenjena. Colocar con todo y cáscara en una licuadora junto con un vaso de agua. Licuar por unos instantes. Colar y tomar durante 10 días tomar en ayunas. Este remedio no es recomendable para las personas que sufren de tensión baja.
 
Remedio #12: Verter en una licuadora, previamente lavada y picada, 50 gr de espinacas, el jugo de un limón, 1 cucharadita de miel y un vaso de agua. Batir por unos instantes. Tomar un vaso cada tercer día.
Con información de: remedios populares | Foto: Presión sanguínea Shutterstock
  • Me encanta 1
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0



Es tendencia