¿Cómo tener un cerebro WIFI?

¿Cómo tener un cerebro WIFI?

Nunca antes tuvimos tanta información sobre nuestro disco duro humano y pareciera que ya falta muy poco para que la realidad sea otra. El «come frutas y verduras» ya evolucionó a «potencia tus genes, crea nuevas neuronas y elije tu destino». Tal vez, ésta sea la puerta a otras dimensiones y quizá en algunos años los aviones sean los dinosaurios de nuestra generación. Es importante que nos familiaricemos con los nuevos tiempos, ya que si no, pudiéramos estar condenados a recordar el futuro sin saberlo.

La mayoría de nosotros hemos escuchado y repetido por años que el cerebro deja de desarrollarse a cierta edad y que luego de eso lo que nos queda por delante es una irremediable decadencia debido a la muerte inexorable de las neuronas. Sin embargo, en la última década los investigadores y científicos nos deslumbran con nuevos e interesantes resultados que nos explican cómo funciona nuestro cerebro. La «neuroplasticidad» es la habilidad que tiene el cerebro de producir nuevas células cerebrales a través de toda nuestra vida, incluso si tenemos noventa años.

Ahora se sabe, gracias a una nueva ciencia llamada Epigenética, que ciertos genes que hacen nuestro cerebro más sano, resistente al daño y a las enfermedades, están bajo nuestro propio control. Los científicos están manejando la posibilidad de que si podemos controlar nuestros genes, también podremos diseñar nuestro destino.

La neuroplasticidad nos permite producir nuevas conexiones entre neuronas y hacer más sólidas las que ya están conectadas. Una parte del cerebro que maneja lo que nos hace humanos es llamada «prefrontal cortex», que nos permite sentir empatía, compasión y un planeamiento positivo para el futuro y se puede estimular esa neuroplasticidad a través de ciertos alimentos y estilos de vida que modifican los genes.

Los científicos creen que las personas que tomen las riendas de las ventajas que ofrece la neuroplasticidad para desarrollar nuestro cerebro con más potencial, pueden conquistar ese ansiado estado en el que experimentamos la vida como un evento positivo donde la esperanza en el futuro es un sentimiento más constante derivado de pensamientos positivos y promisorios. Y que promoverá un cerebro que durará más tiempo y que será más resistente a las enfermedades y dará la posibilidad de ser más funcional en la vejez.

¿Y cómo lo logro? Una de las herramientas confirmadas por los científicos quienes evidenciaron que con esta práctica el cerebro cambia físicamente produciendo nuevas neuronas y favoreciendo relaciones más sólidas entre ellas, es la meditación. Un programa de meditación durante ocho semanas puede provocar considerables cambios en las áreas del cerebro asociadas con la memoria, la autoconciencia, el estrés y la empatía. Tiene el efecto de una desfragmentación le hace a una computadora, con la ventaja que nuestro cerebro es mucho más maravilloso que la mejor computadora que exista.

No es novedad que hacer ejercicio beneficia nuestros músculos, huesos y corazón y que los vuelve más fuertes y resistentes; lo que sí es revelador es el efecto que tiene la práctica física en nuestro cerebro ya que enciende un gen particular llamado Brain-derived neurotrophic factor (BDNF) que es una proteína que mejora la neuroplasticidad y se descubrió que niveles bajos de este componente promueven un alto riesgo de desarrollo de Alzheimer.

En el área de la alimentación se descubrió que algunos alimentos específicos poseen un rol importante en el aumento de la funcionalidad del cerebro y la salud. Nuestro cerebro necesita energía para funcionar correctamente. Cuando la energía no llega continuamente al cerebro, las neuronas comienzan a morir y se manifiesta como una sensación de neblina mental, stress, cansancio mental o dolores de cabeza.

El aceite de coco es el alimento que nos puede suplir de esa gasolina que minimizará hasta hacer desaparecer los síntomas que, si no son cuidados y monitoreados, se pueden convertir en enfermedades neurodegenerativas. Otro ingrediente muy poderoso es la cúrcuma, una hierba que junto al brócoli y al té verde, potentes desintoxicantes que tiene un rol muy importante y crítico en términos de longevidad y de resistencia a las enfermedades como el cáncer, debido a que trata la inflamación, que está probado que es el origen de la mayoría de las enfermedades. Será por eso que en la India, donde estos ingredientes son parte del día a día de su dieta, el porcentaje de la enfermedad de Alzheimer es de un 25% comparado con el de los Estados Unidos.

Una colaboración de Sergio Papatolios papatolios@mac.com para @Culturizando
Fuente: Estos datos fueron tomados de «Power up your brain. The neuroscience of Enligthment» del Dr. David Perlmutter y Alberto Villoldo (médico y chamán).

Culturizando no se hace responsable por las afirmaciones y comentarios expresados por sus columnistas, anunciantes o foristas; y no reflejan necesariamente la opinión de la misma.
Culturizando se reserva el derecho a eliminar aquellos comentarios que por su naturaleza sean considerados ofensivos, injuriantes, fuera de la ley o no acordes a la temática tratada.
En ningún momento la publicación de un artículo suministrado por un colaborador, representará algún tipo de relación laboral con Culturizando.


  • Me encanta
    0

  • Me divierte
    0

  • Me asombra
    0

  • Me entristece
    0

  • Me enoja
    0



Es tendencia