Menú
¿Alguna vez te has preguntado de dónde vienen las ideas? Aquí, todas las respuestas

¿Alguna vez te has preguntado de dónde vienen las ideas? Aquí, todas las respuestas

Por Daniel Colombo / Todos hemos estado allí, sentados frente a una pantalla en blanco o en una reunión de lluvia de ideas con una mente completo desconcierto.

INTERESANTE

Lo cierto es que parece que sentarse a crear y pensar es tarea sencilla, sin embargo, aquí te explico en lenguaje simple…

El proceso mental que se activa en el cerebro

Para empezar, cuando estamos siendo creativos, el cerebro se activa de una manera particular. La creatividad se produce cuando diferentes partes del cerebro se conectan y trabajan juntas en nuevas formas, lo que puede producir ideas y soluciones originales.

En términos de las funciones cerebrales específicas que se activan, la creatividad está asociada con la activación de la corteza prefrontal, que es responsable del pensamiento abstracto y la toma de decisiones complejas.

También se ha encontrado que la amígdala, que es la parte del cerebro que procesa las emociones, se activa durante la creatividad. Además, la actividad en la corteza cingulada anterior se ha relacionado con la generación de nuevas ideas y la resolución de problemas creativos.

10 técnicas que siempre funcionan, y conviene tener a mano

1 – Lluvia de ideas: Es la técnica más común y consiste en escribir todas las ideas que se te ocurran sobre un tema en particular, sin juzgar su valor o importancia. Luego, revisa la lista y elige las mejores.

2 – Escucha música: La música puede inspirarte y ayudarte a concentrarte en un estado creativo. Pon música que te guste mientras trabajas en un proyecto y podrás encontrar ideas en tu mente, y también en palabras que escuches, o en el clima que se crea.

3 – Conversa con los demás: Hablar con otras personas puede darte una perspectiva diferente y nuevas ideas. A veces, una simple conversación puede llevarte por un camino completamente diferente.

4 – Observa tu entorno: Presta atención a las cosas que te rodean, los problemas que surgen en tu comunidad y el mundo en general. Puedes encontrar soluciones innovadoras a problemas comunes.

5 – Haz una pausa: Si estás con un bloqueo, a veces es mejor tomar un descanso y alejarte del trabajo. Haz algo diferente, como leer, hacer ejercicio, 🚶 ♂️ salir a caminar, o simplemente relajarte. Al regresar, podrías tener una nueva perspectiva.

6 – Ver imágenes: Las imágenes pueden ser una gran fuente de inspiración. Busca imágenes Internet, libros o en revistas relacionadas con el tema en el que estás trabajando y observa cómo te afectan emocionalmente. ¿Puedes inspirarte a partir de eso?

7 – Relajar tu mente: Cuando estás estresado, ansioso o cansado, es más complejo generar ideas creativas. Tómate un tiempo para relajar tu mente, ya sea a través de la meditación, mindfulness, yoga 🧘 ♀️, la respiración profunda o simplemente descansando en un lugar tranquilo.

8 – La técnica de la incubación: Esta técnica implica dejar un problema durante un período de tiempo para permitir que la mente inconsciente trabaje en él. Un estudio realizado por la Universidad de Ámsterdam encontró que la incubación es efectiva para mejorar la creatividad y encontrar soluciones innovadoras a problemas complejos.

9 – Practicar el pensamiento divergente: El pensamiento divergente implica encontrar múltiples soluciones para un problema en lugar de una sola. Esto significa que estimularás a tu mente para sortear los sesgos automáticos habituales, para de alguna forma “forzarla” a generar otras alternativas.

De esta forma no te quedarás con una sola idea, sino con varias. Un estudio publicado en la revista Creativity Research Journal encontró que la práctica del pensamiento divergente puede mejorar la creatividad en niños y adultos.

10 – Piensa bajo la ducha: Y sí, es cierto que algunas de las mejores ideas pueden aparecer bajo la ducha. Esto se debe a que la ducha es un momento en el que estamos solos con nuestros pensamientos y nuestro subconsciente puede trabajar en segundo plano sin distracciones.

Entonces, además de saber de todos somos creativos por naturaleza, podemos entrenar esta función practicando, relacionando conceptos y abriéndonos a nuevas visiones de lo común y corriente.

--

--


Lo que más gusta

Lo más destacado