Los hermanos Lumière, los padres del cine

Dic 28, 2016 | Cine - Historia

Por Ricardo Alberto Calleja |

La cinematografía es considerada como el séptimo arte, pues consiste en proyectar fotogramas de manera sucesiva y con ello crear movimiento.  Esta forma de comunicación tiene sus comienzos  con los hermanos Lumière, fueron ellos quienes iniciaron el cine.

El Cine y los Lumière

Antoine Lumière era muy conocido por ser retratista francés, más tarde abandonó su actividad para dedicarse a la fotografía. En 1894, Antoine Lumière fue invitado a la demostración del kinetoscopio de Edison. Se trataba de un aparato en las que sus proyecciones sólo se podían observar a través de una ventanilla, posteriormente, el 13 de febrero de 1894 fue patentado el cinematógrafo, mejorado por los Lumière y que permitía filmar y proyectar imágenes en movimiento.

Fue en el invierno del 1895, cuando los Lumière hicieron la primera proyección de una película, La salida de la fábrica de Lumière (La Sortie des usines Lumière), el cortometraje mostraba a los obreros salir de la fábrica, después de cumplir con su jornada laboral y que había sido rodada tres días antes, es importante resaltar que junto a ese “corto” también se proyectaron una serie de “films” que los hermanos había filmado, mostraban el acontecer diario. Entonces, son ellos los que le dieron el toque encantador al mundo.

La llegada del tren a la estación (L’Arrivée d’un train à la Ciotat, 1895) fue un gran éxito, es una de las películas más conocidas. Con apenas 60 segundos de duración, trataba  simplemente la llegada de un tren a la estación de La Ciotat en el sur de Francia.

Con sus “cortos”, los hermanos Lumière, intentaron  crear un lenguaje narrativo en el cine. Sus primeras películas eran documentales de la época, pero también mostraban aspectos de la sociedad parisina de fines del siglo XIX y principios del XX.

Así comenzó la historia del cine, como testigo de la vida cotidiana.

 

Comercialización

Después de muchos intentos fallidos, Louis y Auguste Lumière, consiguieron presentar en público su invento, 28 de diciembre de 1895; la demostración de pago fue realizada Grand Café de París, organizada por Clément Maurice. La entrada valía un franco y asistieron 33 personas.

Para los pocos  espectadores de aquella  histórica noche de cine fue verdaderamente una. Entre el público había periodistas, los cuales se vieron sorprendidos por la técnica usada, uno de ellos escribió: “Este es uno de los momentos más extraordinarios de la historia de la humanidad”.

A partir de esa noche, el éxito que consiguieron los Lumière fue escandaloso, las película dieron la vuelta al mundo desde 1896.

Sin embargo, Georges Méliés, director del teatro Robert Houdin, ofrecieron grandes cantidades de dinero a los Lumière para comprar su patente; Auguste y Louis rechazaron las ofertas que en ese tiempo recibían para despojarlos de su “Cinematógrafo”.

En la primera década del siglo XX surgieron múltiples estudios fílmicos, tanto en Estados Unidos como en Europa, pues los realizadores de dieron cuenta de las grandes ganancias que traería explotar al máximo el invento.

Más tarde, Auguste falleció en Lyón, (1954) y Louis en Bandol, Francia, (1948), ambos  apoyaron proyectos de obras para bien social a través de aportes económicos.

Actualmente su cámara de fotografía color está en el museo de cine de Paris, con la de George Méliès.

Por  @RicardoAcalleja