La impotencia o disfunción eréctil se sufre en soledad

El siglo XXI no ha cambiado la mentalidad de los hombres respecto a los problemas de impotencia o disfunción eréctil. Siguen siendo un tabú en pareja o incluso en la consulta del médico.

El 67% de los españoles afronta el problema de la disfunción eréctil sin su pareja, según un estudio de Asociación Española de Andrología, Medicina Sexual y Reproductiva (ASESA).

Los hombres suelen acudir al médico solos y las parejas no participan en el tratamiento. Según este mismo estudio, el tratamiento para la impotencia tiene mayor viabilidad cuando se afronta el problema en pareja.

En cuanto a las causas de la impotencia pueden ser físicas o psicológicas. En la clínica online 121doc.net afirman que los motivos psicológicos más relacionados con las disfunciones eréctiles pueden ser: el estrés, la presión en el trabajo, la fatiga, el miedo a decepcionar o la presión social.
Es precisamente el miedo a decepcionar a la pareja lo que hace que los hombres rehúyan del problema en una primera fase y traten de ocultarlo. Según la Asociación Española para la Salud Sexual (AESS) los hombres en principio se sienten avergonzados y manipulan las situaciones para evitar toda posibilidad de comenzar alguna actividad sexual.

El problema de la impotencia es mucho más generalizado de lo que los varones españoles piensan ya que lo sufren el 18,9% de hombres entre 25 y 70 años. Todos ellos suelen compartir los mismos síntomas: la disfunción eréctil les causa estrés, sufren una importante pérdida de seguridad en sí mismos con lo que se vuelven más reservados y no quieran hablar o acudir al médico, algo que, es un tremendo error ya que la impotencia o los primeros episodios de disfunciones eréctiles puedes estar relacionados con otras enfermedades cardiovasculares o patologías de tipo metabólico.

A pesar del tabú, parece que sí hay signos de que los hombres comienzan a concienciarse, según la doctora Ana Puigvert, del Instituto de Andrología y Medicina Sexual de Barcelona, mientras que antes el promedio de tiempo que tardaban los varones en acudir a la consulta era de cinco o seis años, ahora se ha reducido y acuden al año o año y medio de comenzar a tener problemas.

Actualmente, hay muchos hombres que prefieren acudir a una clínica online, las cuales ofrecen consultas médicas online, servicio médico y tratamientos originales, siempre asegurando el anonimato del paciente. Las clínicas online se convierten en una alternativa para aquellos que quieren mantener su anonimato, ser discretos en el proceso del tratamiento o simplemente no tienen tiempo para ir al médico.

Por Carla López 
121doc.net