Menú
Turning Red de Pixar: el torbellino de la pubertad y el amor propio (+reseña)

Turning Red de Pixar: el torbellino de la pubertad y el amor propio (+reseña)

¿Qué ver? con Mavi Gangi | La nueva película de Pixar, ‘Turning Red’, toca temas relacionados con la adolescencia como la pubertad, la amistad y la relación entre padres e hijos. Conoce más sobre esta nueva divertida y necesaria historia de Disney Pixar.

Sinopsis de Turning Red

Turning Red de Disney y Pixar presenta a Mei Lee (voz de Rosalie Chiang), una confiada y over-achiever niña de 13 años que se debate entre seguir siendo la hija obediente de su madre y el caos de la adolescencia. Su madre protectora, aunque un poco autoritaria, Ming (voz de Sandra Oh), nunca está lejos de su hija, una realidad desafortunada para la adolescente. Y como si los cambios en sus intereses, relaciones y cuerpo no fueran suficientes, ahora cada vez que se emociona demasiado (que es prácticamente SIEMPRE), ¡se convierte en un panda rojo gigante!.

Dirigida por la ganadora del Premio de la Academia® Domee Shi (cortometraje de Pixar Bao) y producida por Lindsey Collins. Quienes son las cabezas de un equipo dirigido completamente por mujeres.

«… es parte de crecer, y es parte de que te conviertas en un adulto. Todos estos sentimientos extraños son realmente buenos, es un gran momento de crecimiento evolutivo en tu vida, y está realmente bien».

Lindsey Collins, productora de Turning Red.-

Reseña de Turning Red

Tradicionalmente las películas y producciones de Pixar Animation Studios nos llevan a reflexionar con una buena carga emotiva y cultural, Turning Red no es la excepción ya que nos presenta el torbellino de emociones de la pubertad metafóricamente representado con el panda rojo, el gran dilema de complacer a nuestros padres versus abrazar lo que somos y sentimos, vivirlo y expresarlo, y también la relación con nuestras amistades, las primeras que se hacen y que si son buenas nos dan la seguridad para ser nosotros mismos en ese circulo seguridad que nos dan.

Todo esto desde el punto de vista de una adolescente que creció en una familia de inmigrantes chinos, como inmigrantes tenemos una carga adicional cultural y la presión de nunca dejarla ir, representarla, pero a la vez ser nosotros mismos, sin miedos ni prejuicios. Tantos temas que son necesarios conversarlos con los hijos y que como padres podamos reconocer nuestras faltas a tiempo.

Esta película además termina con un mensaje reconfortante y lleno de esperanza para quienes, como yo, en algún momento de nuestras vidas hemos sentido la necesidad de complacer a otros y a nuestros padres, dejando a un lado lo que de verdad encierra nuestro corazón, que sin importar cómo sea debemos saber reconocerlo y dejarlo fluir de alguna manera para realmente poder sentirnos a gusto en nuestra piel, en pocas palabras dejando aflorar el amor propio.

Esta película realmente refleja en cada detalle del guion y visualmente con sus hermosas animaciones en 3D, el momento en el que se desarrolla, en el año 2002, con su tecnología, moda y tendencias. Hermosamente lograda con los colores en un sincronía que estallan en la pantalla dejando claro los humores y momentos, como si de una piedra de humor de una adolescente de 13 años se tratara.

Me encanta vivir en una época en la que este tipo de películas existen porque son realmente reflejo y son inspiración para los jóvenes, cuando yo tenía 13 años este tipo de producciones no existía, al menos yo no las vi, y me tocó aprender de manera diferente estos temas, que dicho sea de paso creo que nunca llegué a conversar con mis padres.

Turning Red está disponible para todas las familias en Disney+.

--


Lo que más gusta

Lo más destacado

x