¿Trasladar a todos los judíos a una isla? Adolf Hitler y su plan Madagascar

¿Trasladar a todos los judíos a una isla? Adolf Hitler y su plan Madagascar

Un conjunto de antisemitas idearon un plan que alejaría de una vez por todas la población judía de las comunidades europeas ¿Cómo ejecutarían el plan? ¿Pudo haber sido una alternativa al holocausto? Aquí te contamos todo sobre el plan Madagascar.

El plan Madagascar, el traslado masivo de judíos

Propuesto en 1885 por el alemán antisemita Paul de Lagarde, fue un proyecto que pretendía trasladar 4.000.000 judíos a la isla de Madagascar en un lapso de 4 años, con el propósito de mantenerlos bajo control y vigilancia constante.

Una idea que comenzó totalmente alejada del gobierno nazi, nació como una posibilidad de aligerar la sobrepoblación de algunos países; los más interesados fueron Polonia y Japón.

¿Una nueva tierra? El interés de Polonia en Madagascar

Polonia tenía una población de más de 3.500.000 judíos, por lo que la posibilidad de que al menos un millón emigrara resultaba atractiva para el gobierno. En 1937 Polonia envió una comisión a Madagascar para determinar la viabilidad de obligar a los judíos a emigrar allí.

Los miembros de la comisión, terminaron con resultados completamente diferentes.

El líder de la comisión, el comandante Mieczyslaw Lepecki, creía que sería posible llegar a 40.000 y 60.000 personas en Madagascar. Dos miembros judíos de la comisión no estuvieron de acuerdo con esta evaluación. Leon Alter, el director de la Asociación de Emigración Judía (JEAS) en Varsovia, creía que solo 2.000 personas podrían establecerse allí.

Pese a las diferentes opiniones, el gobierno polaco siguió interesado en investigar más sobre esta posible solución y mantuvo conversaciones constantes con el gobierno francés. El gobierno polaco no quería oprimir al pueblo judío, únicamente buscar alternativas que los ayudaran a luchar con su sobrepoblación.

Todo esto ocurrió un par de años antes de que el gobierno alemán decidiera promover su “plan Madagascar”.

El gobierno nazi se apoderó de la idea

Hitler adoptó como propio el plan Madagascar y puso a su ejército a trabajar en pro de su ejecución, pero la idea original no fue de él ni de su equipo – Imagen: Wikipedia.-

La idea de Lagarde fascinó a Hitler, quien adoptó la idea como propia y comenzó investigaciones. El plan se comenzó a desarrollar entre 1938 y 1939.

El propósito inicial del plan Madagascar era crear un fuerte policial –una especie de gueto-, supervisado por soldados alemanes, que albergara a todos los judíos.

Los guetos eran áreas de las ciudades en los cuales los judíos se veían forzados a vivir, tras ser marginados por su religión y su cultura. Madagascar se convertiría en el gueto más grande y mejor vigilado.

¿Por qué eligieron la isla? Madagascar era el espacio ideal porque además de ser la isla más grande de África –y la cuarta más grande del mundo-, tenía un nivel muy bajo de población y sería fácil de controlar.

Una lista de favores, haría posible el plan ¿cómo iba a funcionar?

El plan Madagascar sería puesto en ejecución como una solución primaria y menos violenta, para evitar la aplicación de la “solución final” -que en términos nazis, representaba el aniquilamiento de todos los judíos-.

Sus intenciones eran tan certeras, que intentaron por todos los medios conseguir aprobación. En diciembre de 1939, Joachim von Ribbentrop, el ministro de Asuntos Exteriores alemán, incluyó la emigración de judíos a Madagascar como parte de una propuesta de paz al papa Pio XII.

La cuestión judía en el Tratado de Paz el 3 de julio de 1940, estableció las reglas que harían posible el plan:

Los 25.000 europeos en Madagascar, en su mayoría franceses, serían trasladados, es decir, Francia le cedería la isla a Hitler. Alemania podría colocar bases militares allí y los judíos serían forzadamente trasladados; económicamente los nazis se valdrían de los bienes confiscados a los judíos para pagar la emigración y colonización.

El plan no era descabellado para los alemanes, quienes en 1940 pensaron que la guerra se acabaría en pocos meses. Con Francia al borde de la renuncia, el próximo en rendirse sería Inglaterra. Los alemanes tendrían el océano Atlántico para organizar los barcos que llevarían a los 4 millones de judíos a Madagascar.

Los viajes se harían diarios, con aproximadamente 3.000 judíos por lote y más de 300 barcos llegarían a Madagascar transportando judíos al final de cada año. La meta era terminar con el traslado en 4 años.  

¿Madagascar sería la nueva tierra sagrada?

Un conjunto de grupos antisemitas habían considerado la opción de trasladar a todos los judíos a un mismo lugar, mucho tiempo antes de que el Führer diera su voto de aprobación para el plan Madagascar.

Henry Hamilton Beamish, una de las principales figuras del grupo antisemita y anti inmigración The Britons, fue el encargado de promover en el mundo la idea de trasladar a todos los judíos a un mismo lugar, desde 1920.

Con el propósito de tenerlos controlados y sometidos bajo las fuerzas de los gobiernos europeos, trasladarían a la fuerza a todos los judíos con la supuesta finalidad de “resolver el sionismo”.

El historiador alemán, Magnus Brechtken, explica que:

“Hamilton viajó a Alemania a hablar con Hitler, viajaba alrededor del mundo promoviendo su idea, pero en reuniones secretas. Los antisemitas que organizaban todos estos movimientos, pensaban que los judíos tenían una conspiración mundial secreta y por eso ellos, en forma de reacción, debían actuar en secreto”.

Madagascar para el momento seguía siendo una colonia francesa. Había alrededor de 3.500.000 habitantes de los cuales 20.000 eran franceses que se mantenían en la isla con propósitos administrativos – Imagen: Pixabay.-

¿Por qué se canceló el ‘plan Madagascar’?

Los nazis esperaban un rápido final de la guerra para poder transferir judíos europeos a Madagascar. Pero la Batalla de Inglaterra duró mucho más de lo planeado, y con la decisión de Hitler en el otoño de 1940 de invadir la Unión Soviética, el plan de Madagascar se canceló inmediatamente.

Con una superficie de 587.041 km², resultaba ser el lugar ideal para el traslado, por la cantidad enorme de espacio, pero es válido recordar que era prácticamente inhabitable, puesto que no contaba con las condiciones mínimas de civilización – Imagen: Pixabay.-

¿El plan Madagascar pudo haber funcionado?

Tras estudiar el plan inicial del ejército alemán, hay quienes indican que pudo ser una solución para evitar la masacre ocurrida durante la Segunda Guerra Mundial. El historiador Brechtken posee una opinión distinta:

“Madagascar era completamente inadecuada para la supervivencia y el asentamiento europeo. Si el plan Madagascar se hubiera llevado a cabo, todos los enviados a la isla –judíos o no-, hubieran muerto en manada”.

Una receta para el desastre. “No puedes enviar 3.000 personas diarias a una isla en la que básicamente no hay nada. No hay comida, no hay viviendas. No hay estructura, no hay lugares para vivir. No hay opciones para sobrevivir”, señaló Brechtken. Así pues, económicamente el plan resultaba insostenible.

Con información de Playbuzz / ThoughtCo / abc.es / Imagen: Shutterstock

  • Me encanta 2
  • Me divierte 0
  • Me asombra 5
  • Me entristece 0
  • Me enoja 1



Es tendencia