‘Salvator Mundi’: el polémico lienzo de Leonardo da Vinci

‘Salvator Mundi’: el polémico lienzo de Leonardo da Vinci

Esta pintura ha tenido un recorrido icónico en la historia desde su creación. Desde polémicas con la autoría, grandes sumas de dinero, anonimato y posesiones remotas, esta obra contiene tantos mitos y leyendas como hechos reales… ¿Quieres conocer más sobre ‘Salvator Mundi’ de Leonardo da Vinci?

Leonardo da Vinci fue, probablemente, el polímata más famoso y prolífico del Renacimiento. Aunque manejaba múltiples disciplinas, es conocido por la gran cantidad de dibujos que realizó y sus conocidas pinturas. Pasando por La última cena hasta La Mona Lisa, las obras pictóricas de Leonardo han sido estudiadas, discutidas y conocidas por todo el mundo, bien por su composición o por las historias que hay detrás de ellas. Una de las obras más polémicas de Da Vinci es Salvator Mundi, una composición pictórica religiosa que muestra a Cristo dando la bendición con su mano derecha.

No extraño que Da Vinci pintase a Jesús y, en general, escenas religiosas, ya que el uso de la religión en las artes siempre ha estado presente. Sin embargo, la pintura Salvator Mundi se hizo famosa en todo el mundo porque existen muchas polémicas en torno a ella: su historia, su autoría y -descubierta recientemente-, su ubicación.

Leonardo da Vinci – Imagen: Wikimedia.-

Creación de Salvator Mundi

Se cree que Da Vinci creó la pintura alrededor del año 1500. Mide 45.4 centímetros de ancho por 65.5 centímetros de largo y la técnica que utilizó el pintor fue la del óleo sobre el nogal.

La pintura muestra a Jesucristo como comúnmente se conoce: de piel blanca, barba y cabellos marrones, mientras viste una bata azul con dorado. Mantiene su mano derecha a la altura de su hombro y sus dedos sugieren que está dando la bendición (ya que el dedo índice y medio están semi-cruzados y el meñique y el anular se encuentran flexionados); mientras que la mano izquierda sostiene una bola de cristal. La bola representa “la esfera celeste”, que es una estructura que explica el modelo cosmológico del cielo (en este caso).

La Royal Collection de Reino Unido tiene los bocetos y dibujos que hizo Leonardo para preparar el cuadro, a base de tinta y tiza.

Parte de la Queen’s Gallery de la Royal Gallery Collection, en el palacio de Buckingham, en donde se puede apreciar el cuadro ‘Pitágoras prohíbe comer animales y habas’, de Pedro Rubens – Imagen: Wikimedia.

En el inventario de la colección privada de Carlos I de Inglaterra aparece el nombre de la pintura. Sin embargo, el rey fue ejecutado en 1649 y, posteriormente, los registros de la obra desaparecieron.

Adquisidores

Con el tiempo, la obra ha pasado por distintos estatus. Luego de ser registrada en el inventario de Carlos I, la obra reapareció en la colección privada de un británico y su autoría fue atribuida a uno de los alumnos del mismo Da Vinci. Posteriormente, la primera vez que se ofreció en una subasta fue en 1958, en la ciudad de Londres.

Pasado el siglo XX, un grupo de compradores de arte lo encontró durante una subasta que se realizaba en Nueva Orleans, Estados Unidos. Los compradores que compraron el cuadro se lo llevaron a una experta restauradora en Nueva York, llamada Dianne Modestini. Debido a su desgaste cuadro y a los excesos de pintura que tenía, las personas creyeron que el cuadro podría ser el original de Leonardo.

Entre 2011 y 2012 se mostró en la National Gallery de Londres, para luego ser adquirida por el suizo Yves Bouvier en 2013. A su vez, Bouvier se lo vendió al millonario ruso Dmitri Rybolóvlev, por 127.5 millones de dólares.

Rybolóvlev en Mónaco – Imagen: Wikimedia.-

Una de las personas más enigmáticas en tener el cuadro fue el príncipe de Arabia Saudita Mohammad bin Salmán. El magnate ruso Yuri Sheffler le vendió un yate de lujo al príncipe, llamado Serene. En dicho barco se encontraba la pintura, que luego Bin Salmán subastó en 2017. 

Polémica en torno a su autoría

Se ha discutido en múltiples ocasiones si el verdadero autor fue Da Vinci o no. Sin embargo, la pintura fue estudiada por expertos entre 2010 y 2011. Durante el proceso, la obra fue comparada con otras versiones que habían aparecido con los años y, por supuesto, con otras obras del pintor. Al final del análisis, se confirmó que Leonardo fue el verdadero autor, por decisión unánime de todo el equipo de estudio.

Técnicas como el esfumado, las composiciones de las formas, los dibujos del cabello, los dedos y el uso de los colores fueron elementos que indicaron que la obra pertenecía a la técnica de Da Vinci.

Detalle de la mano – Imagen: Wikimedia.-

Estado actual de Salvator Mundi

Luego de ser expuesta en varias ciudades, Mohammad bin Salmán vendió la obra a Christie’s, en 2017. Ese mismo año y mediante una estrategia que reunió a un grupo específico de subastadores, la obra se vendió por un precio récord de 450 millones de dólares. Es el precio más alto que se ha dado por una obra pictórica en la historia.

El poseedor actual es desconocido. Sin embargo, la obra fue expuesta por una última vez, al mismo tiempo que la casa de subastas Christie’s documentó tanto el proceso de compra como la última exposición.

Muchos expertos de arte consideran una pena que la obra permanezca en la sombra, debido a la importancia histórica que tiene cualquier cosa que haya hecho Da Vinci. Otras personas opinan que la cantidad de dinero que se pagó por la pintura es exorbitante, ya que el fin del arte se ha visto deformado por la implementación excesiva del marketing.

De una manera u otra, la pintura reposa en los aposentos de un desconocido y los amantes del arte esperan, como mínimo, que dicha creación esté siendo cuidada con todas las atenciones debidas.

Con información de: Wikipedia / La Razón / El Magnet / BBC / YouTube / Foto: Shutterstock

  • Me encanta 4
  • Me divierte 0
  • Me asombra 1
  • Me entristece 0
  • Me enoja 1



Es tendencia