Menú
Razones para sustituir el auto por la bici en ciudad

Razones para sustituir el auto por la bici en ciudad

Montar en bicicleta es una de las actividades más divertidas y saludables que podemos realizar. Ayuda a quemar calorías y a bajar de peso, mejora la circulación sanguínea y la coordinación y reduce el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares. Estos son algunos datos que no conocías sobre las bicicletas y su uso cotidiano.

La bici, el segundo medio de transporte más ecológico

La bicicleta es el medio de transporte del futuro. Así lo afirma la Unión Europea y multitud de organizaciones no gubernamentales comprometidas con el medio ambiente. Los motivos que justifican la sostenibilidad de las bicicletas son evidentes:

  • Emisiones solo en el momento de fabricación. Evidentemente, durante el proceso de producción de la bici, se generan emisiones. Pero una vez que se vende son nulas ya que el desplazamiento se realiza en base al movimiento del ciclista.
  • Alta durabilidad. Con el mantenimiento adecuado y la adquisición de recambios de bicicletas de calidad, una bici puede durar décadas en buen estado. Mucho más que un coche.
  • Muchos componentes reciclables. El aluminio del cuadro y de los radios de las llantas o el hierro del manillar, por ejemplo, son materiales que se pueden reutilizar sin problemas la vida útil de estos llega a su fin o cuando se deforman por un accidente.
  • No generan contaminación acústica. Fundamentalmente, porque dar pedales no hace ruido y no cuentan con un motor generando decibelios de forma constante.

La bicicleta es uno de los medios de transporte más ecológicos y sostenibles. Sobre todo, a la hora de realizar desplazamientos en ciudad.

Los beneficios para el medio ambiente de usar la bicicleta

Puede que te parezca difícil enfrentar el cambio de pasar del coche a la bicicleta como medio de transporte, pero si conoces los beneficios que generarás con este pequeño gesto, tal vez te cueste menos:

  • Adiós a los residuos. Los coches utilizan aceites, combustibles y baterías de difícil eliminación. Sus compuestos pueden llegar a contaminar el agua y el suelo, incluso, aunque se depositen en puntos limpios.
  • Aire más puro. Durante el confinamiento, la concentración de óxido de nitrógeno en el ambiente descendió un 44 % en España. Imagínate lo que se reducirían si dejásemos el coche solo para desplazamientos realmente necesarios.
  • Menos explotaciones en países subdesarrollados. A nadie se le escapa que los combustibles fósiles suelen proceder de países en vías de desarrollo. No utilizar el coche te permitirá no colaborar con las empresas que explotan esos yacimientos.

Sin duda, argumentos de peso a los que hay que sumar otro. Puede que montar en bici no sea una adicción, pero proporciona una sensación de bienestar que hace que quieras repetir.

Toma la decisión y prueba la diferencia

En definitiva, más allá del coche eléctrico y de otros sistemas de transporte más ecológicos que los actuales, la bicicleta es y será el medio más sostenible y responsable con el medio ambiente. También esta actividad física conlleva un enorme beneficio para nuestra salud.

Si empiezas a utilizarla, pronto descubrirás que no te ves a ti mismo volviendo a emplear otro medio de transporte. La bicicleta es, sin duda, la mejor manera de desplazarte sin generar contaminación y, de paso, cuidar tu salud y la de quienes te rodean.

--

¿Te gustó este artículo? Suscríbete GRATIS a nuestro WHATSAPP para que recibas directamente en tu teléfono lo mejor de Culturizando.


Lo que más gusta

Lo más destacado