Julio 17, 2018

¿Por qué comer gomitas?

¿Por qué comer gomitas?

Por Erika De Paz |

Las gomitas son deliciosas y adictivas. Difícilmente podremos destapar una bolsa llena de estas coloridas figuritas sin comerlas todas. Las hay de diferentes tamaños, texturas y sabores; la variedad es casi infinita. Pero a pesar de ser del agrado de muchos, existen quienes prefieren evitarlas. ¿La razón?, la “repugnante” materia prima que se utiliza para su elaboración.

Aunque muchos ya lo saben, todavía hay quienes desconocen que el origen de estos ricos caramelos masticables está en los mataderos. Y es que para fabricar los adorados “ositos” se utilizan huesos, piel, uñas y cartílagos de cerdo y vaca (más cerdo que vaca: 60 % de su composición corresponde a la corteza del cerdo, mientras que 40 % viene de la vaca). Todo esto se tritura (una vez haya sido esterilizado) y se convierte en polvo; un proceso considerado por algunos un tanto desagradable.

Las gomitas fueron desarrolladas en 1900 en Alemania. Sin embargo, no fue sino hasta 1980 que se expandieron; en la actualidad son una de las chucherías más populares en todo el mundo. Sabemos que en su mayoría no contienen valor nutritivo, y muchas tienen altas cantidades de azúcares y colorantes que resultan dañinos para la salud. Sin embargo, sería un total desperdicio descartarlas de nuestras vidas; si las consumimos con moderación pueden llegar a ser muy beneficiosas.

Muchas de las propiedades de estas golosinas las aporta la gelatina, un alimento que, cuando está puro, resulta maravilloso para la salud porque es rico en colágeno y no contiene grasa ni colesterol. La gelatina es colágeno puro, una proteína que, además de ser favorable para la elasticidad de la piel y la fortaleza de nuestras uñas, resulta necesaria para todo el cuerpo en general (se encuentra en casi 80 % del tejido conectivo).

Por otro lado, algunas gomitas que encontramos en el mercado están enriquecidas con vitaminas (A, C, D y E), lo que le da un punto a favor a esta golosina con respecto a otras. Y si a esto le sumamos que, de acuerdo con algunos especialistas, la cantidad de azúcar de esta chuchería es menor que la de otros caramelos, podemos considerar estas golosinas una estupenda opción para calmar la ansiedad por lo dulce.

Las gomitas siempre serán del agrado de casi todos; ¡no importa la edad que tengamos! ¿A quién no le gustan? Es difícil resistirse a una de esas bolsas multicolores llenas de distintas figuritas. Solo debemos comerlas de forma responsable, de esta manera podremos aprovechar todas sus maravillosas propiedades.

Erika De Paz | IG @ERIKADPS |

Foto: Gomitas / Shutterstock

  • Me encanta 30
  • Me divierte 2
  • Me asombra 18
  • Me entristece 7
  • Me enoja 10