‘Ofelia’: El magistral retrato shakesperiano de John Everett Millais

‘Ofelia’: El magistral retrato shakesperiano de John Everett Millais

Inspirado en uno de los episodios más importantes en la historia de la literatura inglesa, el pintor británico John Everett Millais concibe ‘Ofelia’, en 1852, bajo una perspectiva fascinante, romántica y naturalista. ¡Conoce los detalles!

De Shakespeare a Millais

Ofelia («Ophelia», en inglés) es una pintura prerrafaelita, realizada en óleo sobre lienzo, por el artista de origen británico John Everett Millais, y actualmente ubicada en el Museo Tate Britain de Londres, Reino Unido.

Corresponde a una representación de uno de los momentos más influyentes y trascendentales en la historia de la literatura universal: la muerte de Ofelia en Hamlet, del dramaturgo inglés William Shakespeare. La interpretación de Millais evocó un momento crucial para el desarrollo de la pintura prerrafaelita como corriente pictórica.

La pintura retrata el trágico final shakesperiano del personaje de Ofelia, la prometida de Hamlet, quien ha encontrado en la muerte un escape de las circunstancias que trascendían de su posición.

Por medio de un extraordinario tratamiento de las texturas, Millais presenta a una Ofelia absorta en la más profunda tristeza y desolación, pero que a su vez, ha sido acompañada por el fascinante colorido de la vitalidad que la rodea, armonioso, y a su vez envolvente, como si el cuerpo sin vida del personaje estuviese siendo acogido por la madre naturaleza.

John Everett Millais, un prodigio naturalista

Perteneciente a la corriente de los prerrafaelitas -movimiento juvenil victoriano-, John Everett Millais (1829-1896) exploraba en su pintura temáticas literarias y naturalistas, más cercanas al renacimiento temprano que al arte expuesto en la Royal Academy de Londres.

En 1852, y gracias a la colaboración de la modelo Elizabeth Siddal, Millais retrató al personaje shakesperiano entre flores y plantas magistralmente detalladas.

La minuciosidad de sus pinceladas en cada uno de los elementos de la composición, despertaron la admiración de varios artistas victorianos, interesados por el naturalismo, y la representación del ecosistema desde una perspectiva realista, que a su vez realzaba la belleza y la emoción contenida en la pintura.

Es importante señalar que, entre finales del siglo XVIII e inicios del siglo XIX, el Romanticismo, como movimiento cultural, nace como una reacción hacia la frialdad que evocaba la filosofía de la Ilustración, y perseguía el sentir desbocado de las pasiones, entre ellas la libertad y el culto a la imaginación.

Con información de: Historia – Arte! / Tate / Universidad Francisco Marroquín / Foto: Wikimedia

  • Me encanta 0
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0



Es tendencia