El misterioso caso de Elisa Lam y su aterradora muerte

El misterioso caso de Elisa Lam y su aterradora muerte

Elisa Lam era una joven estadounidenses de 21 años de ascendencia china. Durante un tiempo Elisa sufrió de episodios depresivos y decidió emprenden un viaje a través de todos los Estados Unidos de América. Una vez en Los Ángeles decidió hospedarse en el famoso Hotel Cecil, un hotel que escondía una serie de horrores humanos, suicidios y una oscura historia criminal. El 31 de enero de 2013 Elisa Lam desapareció y tres semanas después fue hallada muerta en las instalaciones del hotel.

Elisa llamaba a diario sus padres, pero el día que iba a visitar la ciudad de Santa Cruz, sus padres no recibieron la llamada esto originó que iniciara la investigación policíaca. Comenzaron las indagaciones hacia el personal del hotel y se colocaron imágenes de la joven en todos los alrededores.

Dos semanas más tarde, tras revisar los videos de vigilancia del hotel, se encontraron unas grabaciones que pusieron a todo el país con los pelos de punta. Las imágenes mostraban a Elisa, pocos días antes, actuando de forma extraña en uno de los ascensores del Cecil. Se limitaba a pisar los botones del ascensor y a entrar y salir del elevador. Además, daba la sensación de que hablaba con alguien, aunque nunca se llegó a saber si había otra persona al otro lado. Poco rato después, Elisa salió del ascensor y este cerró sus puertas.

Las cadenas de televisión como CNN y CBS hicieron eco del caso de Elisa rápidamente. La información fue viral y luego de tres semanas de investigación encontraron el cuerpo. El cadáver se hallaba en el tanque que suministraba agua al hotel, estaba en descomposición pero sin ningún tipo de agresión sexual, trauma o señales de suicidio.

Los investigadores descubrieron el cuerpo en ese lugar gracias a los otros residentes del hotel que se quejaban del sabor y el color del agua que salía por los grifos de sus habitaciones.

La policía asombrada aseguró que era imposible que la joven tuviera acceso a ese lugar. Los recepcionistas del hotel aseguraron que “el tanque no tenía fácil acceso y estaba cerrado con llave. Además la tapa pesa considerablemente”. Estaban en lo cierto. De hecho, los bomberos tuvieron que acabar haciendo un orificio al tanque para sacar el cadáver.

Existen muchas versiones sobre este caso, algunos afirman que fue un suicidio, otros aseguran versiones paranormales y otros lo consideran el crimen perfecto. Debido a las falta de datos concretos el caso fue archivado y todavía hoy en día no existe una respuesta.

Por María Gabriela Roa | @gabyroab | culturizando

Con información de: Lavanguardia.com Excelsior.com.mx


  • Me encanta
    6

  • Me divierte
    3

  • Me asombra
    20

  • Me entristece
    9

  • Me enoja
    5



Es tendencia