Mendeléyev, el brillante científico rechazado por sus ideales

Mendeléyev, el brillante científico rechazado por sus ideales

Dmitri Mendeléyev no es solo el científico que, en pocas palabras, reorganizó la tabla periódica tal como la conocemos en la actualidad. Su incansable inteligencia lo convirtió en un ávido investigador del petróleo, la agricultura y la ganadería; sin contar las dos décadas de desempeño como educador…

Aunque en la actualidad se reconoce su inmenso aporte a la química y la gran brillantez de su mente, Dmitri Ivánovich Mendeléyev (n. Imperio ruso, 27 de enero de 1834) no gozó de una gran popularidad durante su vida. Se conoce que el científico era el menor de, por lo menos, 17 hijos, y fruto de un matrimonio entre un director de escuela y una ama de casa. Su padre se quedó ciego cuando Dmitri estaba recién nacido, por lo que su madre se vio en la necesidad de trabajar en una fábrica de cristales que pertenecía a su familia.

Mendeléyev, por Iliá Repin – Imagen: Wikimedia.

Por desgracia, los Mendeléyev se vieron sumidos en penurias porque el padre murió y la fábrica de la familia se quemó. En medio de los problemas, Dmitri demostró tener desde temprana edad habilidades para los números y no mucha brillantez para las letras. Su madre notó su potencial y marchó con él a Moscú para que cursara estudios universitarios, ya que el resto de sus descendientes se habían independizado. 

Mendeléyev: primeros estudios y matrimonios

La Academia y Mendeléyev nunca tuvieron buenas relaciones. Desde el inicio, el todavía no científico fue rechazado por su condición de siberiano, lo que creó el primer resquemor entre la educación clásica y Dmitri. Sin ser aceptado en las universidades de las grandes ciudades, optó por formarse en el Instituto Pedagógico de San Petersburgo. Hacia 1862 se casa con Feozva Nikítchna, con quien tuvo tres hijos, de los cuales sobrevivieron solo dos. Infelices y sin nada que los uniese, comenzaron a vivir separados luego de diez años de matrimonio.

Con el tiempo, y con la demostración de su talento, se le encargaron las cátedras de tecnología y química en el Instituto Tecnológico de San Petersburgo, en 1864. La Universidad de San Petersburgo también se retractó y le encargó el área de química, en 1867, en donde puso especial estudio al análisis de los gases, el aire y el isomorfismo. El reconocimiento por parte de la Academia vino gracias a sus tesis Sobre volúmenes específicos y Sobre la estructura de las combinaciones silíceas, que presentó para ser admitido como profesor y catedrático.

Universidad de San Petersburgo – Imagen: Wikimedia.-

Mendeléyev se enamoró nuevamente de una muchacha llamada Anna Popova, quien era 26 años menor que él. La pareja no pudo vivir contenta hasta 1882, cuando Feozva por fin firmó el divorcio y la familia de la joven terminó por aceptar la unión. El científico y Popova tuvieron cuatro hijos.

Mendeléyev: actividad científica y la tabla periódica

Ya en la obra Principios de la química (1869) Mendeléyev había sentado las bases de la tabla periódica, incluso dejando espacios en blanco porque entendía que se irían descubriendo elementos con el paso del tiempo; aunque un poco ignorante sobre el impacto que tendría ese estudio en la clasificación definitiva de los elementos tal y como los seguimos conociendo ahora.

Una beca le permitió al químico viajar a Alemania, conocer a los científicos Robert Bunsen y Gustav Kirchhoff y estudiar la cohesión de líquidos en papel y las reacciones químicas de los cuerpos. En el país europeo también revisó los estudios de Stanislao Cannizzaro sobre los pesos de los elementos y, como resultado, escribió la obra Química orgánica. También viajó a París a estudiar la ebullición.

Renuncia a la docencia y otros trabajos

Mendeléyev estuvo dando clases durante 23 años, hasta que su postura liberalista y su apoyo a las reformas educativas le hicieron tener conflicto con el reinado del zar Alejandro III y, en especial, con el ministro de Instrucción Pública. Finalizó su período de docencia en 1890 y se dedicó a estudiar el uso de la química en los procesos de siembra, asentado en una granja que había comprado en 1865. Sus fructíferos experimentos le dieron fama en el pueblo y los agricultores acudían a su granja a pedirle consejos.

La barba de Mendeléyev era una característica muy importante de su físico, ya que se cuenta que solo se la cortaba una vez al año, y le empezó a crecer desde temprana edad – Imagen: Wikimedia.-

Desde 1860 había hecho valiosas contribuciones al área de la petroquímica y el traslado de combustible por tuberías, viajando en 1876 a Estados Unidos a estudiar la extracción del valioso fósil. Veía en el petróleo un elemento que podía sustentar la economía de Rusia. Sus estudios en esta área se sintetizan en el trabajo Estudio de las disoluciones acuosas según el peso específico, de 1887, año en el cual intentó hacer un viaje en globo aerostático para estudiar un eclipse solar, que no se pudo llevar a cabo por el mal tiempo.

Aunque se mantuvo al margen de la política, en 1890 el Ministerio de Guerra y Marina le encargó preparar una pólvora sin humo a la que llamó “pyrocollodion”, que no se terminó implementando por factores que se desconocen. En la última década de 1800 se reconoció su trabajo a través de varias distinciones. 

Últimos años y personalidad

El químico viajó a París a conocer a Marie y Pierre Curie en 1902. Estudió con ellos el sulfuro de zinc, pero se mostró reticente a la teoría de la radioactividad y a la concepción estructural del átomo. Hacia 1906, el Comité Nobel de Química deseaba darle el Premio Nobel a Mendeléyev, pero el científico Svante August Arrhenius convenció poco a poco al grupo de negarle el reconocimiento, debido a que el químico se había manifestado en contra de la teoría de disociación electrolítica de Arrhenius años antes. La distinción la obtuvo el químico Henri Moissan.

Dmitri Mendeléyev murió el 20 de enero de 1907, de una avanzada tuberculosis y casi ciego. Se había construido una fama de insoportable, irritable y adicto al trabajo. A menudo decía que su mal genio impedía que le saliese una úlcera. Aunque formó parte de distintas academias de ciencias en el mundo, su Rusia natal nunca le concedió la fama que merecía, bien por su postura liberal y su desligue con la Iglesia ortodoxa (en cierto punto de su vida se convirtió al deísmo).

Mendeléyev está considerado como un polímata, porque sus contribuciones no solo tienen que ver con la organización (casi completa) de la tabla periódica, sino con las áreas de ganadería, agricultura, petroquímica y ganadería.  

Con información de Wikipedia / La Vanguardia / Unesco / YouTube / Imagen: Wikimedia

  • Me encanta 0
  • Me divierte 0
  • Me asombra 1
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0



Es tendencia