Mary Shelley, la creadora de ‘Frankenstein’

Mary Shelley, la creadora de ‘Frankenstein’

Por YoSíLeo_Oficial | Mary Shelley escribió Frankenstein cuando contaba con tan solo 19 años, pero ella traía ya consigo un amplio bagaje literario, herencia de sus padres. Fue gracias a ese acervo familiar, a su ingenio y su imaginación que la autora pudo crear, a tan corta edad, la primera gran novela de ciencia ficción de la era moderna. Conoce más sobre la obra de Mary Shelley aquí.

Formación, romance y matrimonio

Oriunda de Londres, Mary Shelley (1797-1851) quedó huérfana de madre tan solo a nacer, por lo que ella y su media hermana mayor serían criadas en solitario por su padre.  Este, no obstante, las cuidó bien y encargó de proporcionarles a ambas una educación muy avanzada, que superaba con creces a la que podía recibir cualquier niña de esa época.

A los diecisiete años, Mary conoce a Percy Shelley, de veintidós, quien ya estaba casado y tenía las mismas ideas reformistas y liberales de sus padres. Pronto ella se enamora de Shelley y, ante el rechazo de su padre a la relación, ambos jóvenes deciden  escaparse secretamente a Francia, llevándose con ellos a la media hermana de Mary.

Tiempo después la esposa de Percy se suicidaría, lo que les dejaría el camino libre a ambos pudieron casarse.

Retrato de Mary Wollenstone Shelley – Imagen: Nueva Tribuna.-

¿Cómo nació la historia de Frankenstein?

En el verano de 1816, el poeta inglés Lord Byron invitó Percy, a Mary, y a la media hermana de esta a compartir con él una temporada en una de sus propiedades de Ginebra. Durante la estadía, en una de las muchas tertulias que el grupo compartiría, el anfitrión les propuso a sus invitados que cada uno escribiera una historia sobrenatural para matar el aburrimiento.

Con la ayuda de su esposo, Mary amplió la historia que se le ocurrió, hasta convertirla en su primera novela. Esta abordaba el relato de una criatura humanoide, de enorme estatura, creada con partes de diferentes cadáveres, a la que un joven científico, de nombre Víctor Frankenstein, le había insuflado vida por medio de un oscuro experimento.

Una vez culminado el proceso de escritura, la novela de Shelley sobre el doctor  Frankenstein y su criatura demostró poseer los atributos de una genial historia de terror, construida obedeciendo a las premisas del género epistolar, sin dejar a un lado una trama sólida. Aparte, con el tiempo este libro se convertiría en la primera gran novela de ciencia ficción de la era moderna.

Elementos de la vida real

Se sabe que para crear al personaje del doctor Frankenstein, Mary Shelley se inspiró en un médico escocés que realizaba experimentos con descargas eléctricas en animales. Ella, aunque nunca lo conoció personalmente, llegó a enterarse de sus experimentos, gracias a que el médico había sido tutor de su esposo Percy, cuando este se encontraba estudiando en Eton.

Cuando Mary Shelley finalmente publicó Frankenstein, lo hizo de forma anónima, pensando en su contenido poco común y en las restricciones que en ese tiempo tenían las mujeres en el mundo de la literatura.

Los críticos y lectores acogieron muy bien la obra y asumieron que Percy Shelley era el autor, debido a que el libro tenía su prólogo. No obstante, en apoyo al talento de su esposa, Percy se encargó de reconocer la autoría de Mary ante la sociedad.

Tragedias en la vida de Mary Shelley

Tiempo después de publicada la novela, la pareja decide abandonar Inglaterra y vivir en Italia, en donde se dedican a escribir, estudiar, leer y entablar nuevas amistades. Sin embargo, todas las aventuras en ese país quedarían eclipsadas para Mary Shelley por la muerte de sus hijos. Tres trágicas pérdidas que sumergieron  a la autora en una terrible depresión que solo logró superar con el nacimiento de un nuevo hijo.

Por su parte, Percy Shelley moriría víctima del naufragio de una embarcación en la que viajaba sin su pareja. Tras la muerte de su marido, Mary decidió vivir para sus obras y para su hijo. Posteriormente, y en atención a que su situación económica era precaria, Shelley decidió regresar a Inglaterra donde se mantuvo ocupada editando los poemas de su esposo.

El fin

Mary Shelley nunca volvió a casarse, y a pesar de todo su sufrimiento, llegó a tener una buena, apacible vida, junto a su hijo y su nuera.  La autora fallecería en Londres a los 53 años de edad.

En vida Mary Shelley fue tomada en serio como escritora. Sería recordada siempre a la par como la esposa de Percy Shelley y como la creadora de la formidable novela Frankenstein.

Con información de: Clarín /Wikipedia / Imagen de portada:

  • Me encanta 0
  • Me divierte 0
  • Me asombra 1
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0



Es tendencia