Máquinas tragamonedas: Conoce su fascinante historia

Máquinas tragamonedas: Conoce su fascinante historia

Actualmente conocidos como juegos de tragamonedas en algunos países latinoamericanos, y máquinas tragaperras en España, hablamos del pasatiempo con mayor popularidad en cualquier casino. Son juegos realmente avanzados; pero, que en sus inicios fueron bastante complicados.

Hoy en día aún podemos encontrar muchísima variedad de máquinas tragamonedas en todos los casinos existentes en el mundo, y esto no solo ocurre en casinos físicos, también ahora están presentes en la modalidad casino online sin depósito.

El nacimiento de la máquina tragamonedas

La historia de las tragamonedas, comenzó a finales del siglo XIX cuando una máquina de cinco carretes mostraba manos de póker; no obstante, debido a un gran número de potenciales combinaciones, ganar en este juego era implícitamente imposible.

Eran muy pocos los que corrían con la suerte de ganar premios que abarcaban desde cigarros, hasta cervezas o bebidas gratuitas, dependiendo del dueño de la máquina.

El mecánico automotriz Charles Fey, inventó una máquina nueva basada en la primera, la cual poseía tres carretes en vez de cinco tambores, y cinco símbolos en lugar de diez cartas. Fue capaz de idear pagos automáticos para cada combinación, ya que el número límite de combinaciones había sido reducido al máximo.

Uno de los cinco símbolos que se utilizaron fue la conocida «Campana de la Libertad», lo que le dio su nombre a la máquina; asimismo, otros símbolos son bastante conocidos, como el diamante, la herradura, los corazones y las picas.

Entonces, imitadores idearon sus máquinas guiándose en la «Campana de la Libertad», pero con distintos premios y símbolos. Y es en este instante cuando, las máquinas tragamonedas que podemos ver con símbolos de frutas se abren paso, con la inclusión de la popular cereza, y el melón que aún podemos ver en la actualidad.

Los chicles fueron los primeros premios

La primera línea de máquinas tragamonedas que dio como premio chicles, en vez de premios monetarios, fue La Bell-Fruit Gum Company, lo que quizás fue un esfuerzo por vender su goma de mascar. El símbolo de «Bar» que todavía observamos hoy en día, proviene del logo de la Bell-Fruit Gum Company.

En el año 1972, la primera máquina tragamonedas en modalidad videojuego nació en una comunidad ubicada en el oriente de San Diego, California, llamada Kearny Mesa. La responsable de esta concepción fue la compañía de software Fortune Coin Co. que desplegó el primer video slot, probado en el Hotel Hilton de Las Vegas, Nevada.

A partir de ese momento, todas las máquinas estaban hechas con píxeles, por lo que el límite era el cielo en cuanto a sonido y efectos visuales. Más tarde, en 1994, WMS Industries inventó las rondas de bonos, desarrollando la primera máquina tragamonedas de video con una ronda de bono (Reel ‘Em).

En la actualidad, aún podemos encontrar muchísima variedad de máquinas tragamonedas en todos los casinos existentes en el mundo, y esto no solo ocurre en casinos físicos, también ahora están presentes en la modalidad casino online sin depósito, por si no dispones de tiempo para ir en persona a un casino.

Los casinos online funcionan de igual manera que los casinos físicos… en unos solo realizas tu deposito y juegas con dinero real; pero, las tragamonedas gratis son lo que su mismo nombre muestra: slots que brindan la oportunidad de disfrutar sin apostar tu dinero. Así como lo lees, no tendrás que depositar absolutamente nada, ni un céntimo. Magnífico, ¿verdad?

Existen diferentes opciones de las cuales tendrás la oportunidad de disfrutar. Podrás realizarlo por medio de los bonos que reparten los casinos virtuales; en sitios web conocidos, con máquinas totalmente gratuitas, o probando las máquinas tragamonedas en diferentes sitios web de casinos.

Lo que debes saber sobre Las Vegas

Curiosidades de las máquinas tragamonedas

Las máquinas tragamonedas poseen una historia realmente curiosa e interesante, que todos los amantes de estas divertidas máquinas deberían conocer, ¿estás preparado para saber algunos datos curiosos?

¿Todo es al azar o está programado?

Esto dependerá del tipo de máquina. Con las programadas el premio funciona por medio de un programa interno, es decir, luego de varias jugadas en una secuencia, la máquina por sí misma devolverá una cantidad establecida de lo que ha sido apostado en ella; las podemos hallar en cafeterías, bares y salones de juego.

En las de azar, a diferencia de las máquinas programadas, los premios se basan propiamente en el azar, sin ninguna secuencia de jugada. Estas máquinas son bastante tradicionales en los salones de casino.

¿De dónde proviene el nombre de “tragaperras”?

Las máquinas tragaperras son conocidas en España, y este curioso nombre surge porque antiguamente solo eran aceptadas monedas, las cuales eran conocidas en este país como “perras”.

Aunque para muchos este término es bastante vulgar, aún suelen llamarle así, y son conocidas en toda España por este nombre.

Funcionamiento y diseño perfecto

Estas máquinas tragamonedas conservan un mecanismo interno exacto. Su diseño se encuentra fabricado para que el premio surja cada cierto tiempo, aunque en sus primeros años, el premio era entregado de manera mecánica. Hoy en día existen algoritmos para que este azar se lleve a cabo con precisión.

¿Cuál es el premio más grande de la historia?

Registrado en el libro Guinness de los récords, el 21 de marzo de 2003, en el Hotel Casino Excalibur de Las Vegas, un informático ganó 39 millones de dólares, un premio que hasta hoy en día nadie ha superado.

Leyendas y mitos

Uno de los mitos más populares de todos los tiempos sobre las tragaperras es el de la “máquina caliente”, que sostiene que un patrón se repite a través de muchos de sus jugadores, porque al haber pasado un tiempo sin que la máquina haya entregado el premio, se cree que está por caer.

Pero como muchos, este mito es falso. Las máquinas tragaperras poseen un Generador de Números Aleatorios (RNG, por sus siglas en inglés), que se encarga de asegurar en cada partida el mismo porcentaje de probabilidades de premio; en este sentido, no existen intenciones de predecir cuándo el premio aparecerá.

Imagen: Shutterstock

  • Me encanta 0
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0



Es tendencia