Menú
Escucha "E30 • Libros para leer en Navidad • Culturizando" en Spreaker.

Libros para leer en Navidad

Pónganse a Leer | “Atención muchachos mira que viene, se ve por encima la mar serena, así, como la sombra de la sirena, dándole un colazo a la Nochebuena, así, como la sombra de la sirena, dándole un colazo a la Nochebuena”. Hemos llegado al corte de Navidad, y hoy vamos a conversar ustedes y yo, acerca de libros para leer en estas fiestas.

La Navidad en los libros

La Navidad es un acontecimiento histórico que hemos convertido en una fiesta mundial, se supone que los cristianos estamos celebrando el nacimiento de Jesús.

El primer registro de la Navidad lo tenemos en la Biblia, en los Evangelios, especialmente en Mateo y Lucas.

Como dos testigos que informan un mismo hecho desde puntos de vista independientes, Mateo y Lucas coinciden entre sí en puntos fundamentales, y difieren en los detalles.

Aunque Mateo y Lucas tienen algunas diferencias que no son trascedentes, ambos coinciden en lo importante: La madre de Jesús era una virgen llamada María; Estaba prometida con José, un varón descendiente de David; Antes de hacer vida en común, la joven se encontró embarazada de Jesús; El niño nació en Belén, siendo Herodes el gobernante de Judea; La familia se estableció finalmente en Nazaret de Galilea.

Luego solo Lucas habla de la visita de María a su prima Isabel, un episodio precioso que da origen a una de las oraciones más repetidas por los católicos, el Ave María, y Mateo es el que menciona la estrella de navidad y la visita de los reyes magos.

A mí me gusta más Lucas, creo que lo mencione en el episodio 1 de esta segunda temporada, me parece más cercano.

Hay un sin fin de cuentos navideños como el expreso polar de Chris Van Allsburg, que nos embarca en un tren con destino el polo norte, con un grupo de niños para conocer a San Nicolás.

Trata sobre las aventuras de un grupo de niños a bordo del tren mágico El Expreso Polar para conocer a Papá Noel en el Polo norte durante Nochebuena.

San Nicolás, o Papa Noel, o Santa Claus, o el viejito pascuero o como lo llamen ustedes, es otro personaje de la navidad, en este caso el señor Tolkien, el mismísimo autor de “El señor de los anillos” o “El hobit”, escribió una serie de cartas entre los años 1920 a 1943, Tolkien tenía por tradición escribirle una carta a sus hijos por navidad, haciéndose pasar por San Nicolás o alguno de sus ayudantes, los duendecillos, pero que manía tenia este hombre con los enanos por Dios.

Bueno muchos años después de su muerte, la nuera de Tolkien recogió las cartas, las compiló y las publicó.

Hay historias que transcurren en Navidad o cerca de las fiestas, como las brujas de Roald Dahl, que tiene su momento cumbre en navidad, pero de las brujas ya hablamos en el episodio de los abuelos, que si no lo han escuchado, cuando terminen este vayan corriendo a escucharlo por favor.

En «El guardián entre el centeno» de Salinger, la fecha también es importante, ya que Holden Caulfield, ese jovencito insatisfecho e inquieto, es expulsado de la escuela días antes de la navidad.

Un día vamos a hablar de este libro que se ha convertido en un clásico que cautiva a todas las generaciones, uno de esos libros que uno debería leer en el liceo.

Hay libros que le debemos a la Navidad, a un regalo de Navidad particularmente, resulta que a Harper Lee un amigo le ofreció como regalo de Navidad un año se salario, pero le puso como condición que tenía que dejar su trabajo para escribir 24×7, el resultado es «Matar a un ruiseñor», del que hablamos en el episodio de los buenos padres.

La Navidad está retratada también en la poesía, el ganador del Premio Nobel de Literatura, T. S. Elliot, escribió un poema en el que relata la visita de los Reyes Magos al niño Jesús, resulta que un editor le pidió un poema para incluirlo en una selección de postales navideñas y el Elliot escribió esta joya en una tarde, un crack.

Ahora si nos vamos al teatro, les voy a echar un cuento buenísimo, la primera obra de teatro escrita por el existencialista y marxista Jean Paul Sartre fue «Barioná, el hijo del trueno», en la que aborda el nacimiento de Jesús y para más sorpresa, Sartre logra conmover por la forma cariñosa como retrata a la Virgen María, la sensibilidad en el personaje de San José y la esperanza que imprime en la aparición de los Reyes Magos y los pastores cuando se acercan a adorar al niño Dios. Sartre por cierto escribió esta obra cuando estaba recluido en un campo de prisioneros de guerra, en Tréveris, durante la segunda guerra mundial. Hay quien asegura que le liberaron del campo debido al éxito de la obra.

Top 5 de libros para leer en Navidad

Los que estamos por aquí sabemos que leer es un acto que genera una sensaciones maravillosa y un gran placer en el lector, estamos convencidos de eso, al punto que nos encontramos aquí periódicamente para hacer apología de la lectura.

Los niños y los adultos disfrutan por igual de un buen libro, de manera que en estas navidades, que entramos en un receso corto de nuestras actividades cotidianas yo que soy el rey de las litas arbitrarias me arme una de 5 libros para leer en Navidad y se las voy a compartir ahora mismo.

El primero es el gran clásico navideño, “Cuento de Navidad” de Charles Dickens, seguro que ustedes ya lo leyeron, pero es que no se pueden recomendar libros de Navidad y dejar esta maravilla por fuera, Dickens fue el máximo exponente de la novela realista decimonónica en Inglaterra y fiel a su estilo escribió esta joya en 1843.

El cuento es que un anciano, Ebezener Scrooge, un hombre que lo que tenía de rico lo tenía de amargado, que una Navidad recibe la visita de tres espíritus que le muestran la Navidad en tres momentos, las navidades pasadas cuando era un tipo bueno, las navidad del presente y la futura donde nadie le espera ni recuerda porque ha sido un tipo pérfido perdido.

Scrooge ve el mundo después de su muerte y aquello le conmueve, entonces el hombre recapacita, y decide enmendar el su vida vil, en ese momento se despierta porque aquello era un sueño, entonces se va a comprar un ganso de navidad, decide ayudar al hijo enfermo de su secretario y esa criatura que se llama Tiny Tim y todos alegres celebran.

Esta es una novela gótica en toda regla, repleta de simbolismos y con una alta carga de crítica social, muestra los males del capitalismo industrial de la Inglaterra del siglo XIX.

El segundo libro que les voy a recomendar es «El ponche de los deseos» de Michael Ende, se acuerdan de la historia sin fin, pues el mismo autor, Ende fue uno de los autores alemanes más populares y famosos del siglo XX.

Este caballero escribió una joya llena de humor, ¿qué pasa en «El ponche de los deseos»?, pasa de todo, Belcebú Sarcasmo y Tirania Vampir, ya los nombres son una declaración, deciden preparar un ponche que tienen un nombre interminable que si en español que fue como yo lo leí era complicadísimo de pronunciar, no me imagino en el alemán original, para celebrar el año nuevo.

Esta gente se dedica a la brujería y viven en un lugar que se llama «Villa Pesadilla», y el brebaje este que preparan tiene un gran poder, todos los deseos que pidan antes de las doce de la noche se cumplirán pero al revés, por ejemplo que si piden que haya paz, habrá guerra. Todo esto sucede la noche de San Silvestre, y si ustedes recuerdan el episodio de Horacio Quiroga recordaran también que el día de San Silvestre es el último día del año, el 31 de diciembre.

Pero estos hechiceros encontraran oposición a su plan en el gato de Sarcasmo y el cuervo de Vampir, que escuchan lo que están tramando, y deciden interponerse para que sus amos no se salgan con la suya.

La tercera obra es “Una navidad diferente de John Grisham”, este es otro vacilón de libro según se mire, Grishman es uno de los más destacados exponentes de los relatos judiciales de suspenso, muchas de sus obras han sido llevadas a la gran pantalla, porque la verdad es que sus obras son altamente cinematográficas, ¿a ustedes no les ha pasado que están leyendo algo y se van imaginando en su mente como si fuera una película las escenas de lo que leen?, bueno eso pasa mucho con las obras de Grishman.

En este caso tenemos una pareja, los Krant, que están cansados de las celebraciones navideñas familiares y con su entorno, que les parece monótonos y fastidiosos, entonces Luther y Nora, que son nuestros protagonistas deciden irse de vacaciones al caribe, si Señores, porque una Navidad en la playa no tiene comparación.

Los Krant deciden irse de vacaciones cuando despiden a su hija que se va al Perú a ayudar a esa pobre gente, también están movidos porque se dan cuentan que gastaron un dineral en las fiestas navideñas y ah caramba, irse al caribe es más barato. La novela hace una crítica al consumismo propio de estas fechas. Esta gente quiere romper con la Navidad, y eso genera antipatía de parte de su entorno.

Pero hay un acontecimiento que cambia sus planes, la hija que estaba en Perú va a viajar a casa por las fiestas y aquí se pone la cosa peluda como dice la canción de Aterciopelados. Lo vamos a dejar hasta aquí para no seguir haciendo spoiler.

La cuarta recomendación es una que no tiene que ver con la Navidad propiamente dicha, pero está recogida en el mismo texto donde aparece el relato fundacional de la tradición.

Estos son dos libros que deben ser leídos en orden para entenderse y que encierran una de las celebraciones más importantes del pueblo hebreo, estoy hablando de Macabeos I y II.

La historia la encontramos en la Biblia, y constituyen uno de mis relatos favoritos de la Biblia, en Macabeos se narra la génesis de la festividad judía de Janucá o Fiesta de las Luces, que se celebra por estas fechas, bueno técnicamente se celebra el 25 de Kislev del calendario judío, que cae entre finales de noviembre y principios de diciembre del calendario gregoriano.

En el Janucá, se recuerda el milagro que obró el Señor cuando una vez recuperado el templo pudieron encender el candelabro por ocho días seguidos con un poquito de aceite que tenían.

Los Macabeos eran una familia sacerdotal, que bajo la dirección de Matatías inició una rebelión contra Antíoco IV Epífanes, rey de Siria, y lograron independizarse y constituir una dinastía que duro hasta su derrocamiento por Herodes el Grande.

En los dos libros de Macabeos, asistimos a la institución de la fiesta a través de una narración trepidante, aquí hay de todo, primero narra que durante ocho días celebraron la dedicación del altar, Judas Macabeo y sus hermanos que eran hijos de Matatías, y gracias al milagro pueden consagrar el nuevo altar del templo, esta gente llena de alegría, pero también hay tragedia, porque es la Biblia, ya lo saben ustedes, y aquí también encontramos el martirio de Hannah y sus siete hijos que fueron torturados y ejecutados por Antíoco por negarse a comer cerdo, los judíos no comen cerdo por mandato de su ley, yo no podría convertirme a judío… el cerdo es mi animal favorito vivo o muerto.

Para conmemorar la fecha, los judíos alrededor del mundo encienden las ocho velitas, una cada noche, las familias se reúnen y bendicen la luz con una oración preciosa que dice algo así como “Bendito eres tu Adonai, Dios nuestro, Rey del universo, que nos mantuvo con vida, y nos sostuvo, y nos hizo llegar a este momento”, comen juntos y se intercambian presentes. Yo creo que leer Macabeos en esta fecha es una buena idea, abre la mente y enriquece el espíritu.

Ahora llegamos al final, mi última recomendación para leer en Navidad está a cargo de la reina del crimen, la gata Christie.

Nos vamos a los años 30 del siglo pasado de la mano de Hércules Poirot, el gran detective creado por Agatha Christie que en esta oportunidad lo acompañamos en “Navidades Trágicas”, estamos frente a una novela policiaca llena de suspenso.

La novela nos cuenta el asesinato en vísperas de Navidad del Sr. Lee, que era un tipo de la misma calaña que el papá de Eugenia Grandet y Ebezener Scrooge pero sin oportunidad de enmendar el capote.

Este caballero había invitado a sus cinco hijos a pasar la Navidad en su casa, en medio de la noche, escuchan un estruendo y un grito desgarrador desde la de un grito que proviene la habitación del Simeon Lee, todos acuden al grito y descubren el cuerpo del patriarca en un charco de sangre.

Poirot se encontraba cerca y decide investigar el crimen, entre un clima de desconfianza y sospechas mutuas entre los familiares se da cuenta que todos en la casa tenían un motivo para odiar al Simeon.

Despedida

Gente, leer es una acción que tiene múltiples ventajas, pero lamentablemente yo escucho con frecuencia que no tenemos tiempo para leer, así que en estas fechas que todos seamos cristianos o no nos vamos de vacaciones por Navidad, podríamos aprovechar de leer algo, mucho, poquito, ensayos, novelas, cuentos, poesías, biografías, no importa el género, la cosa es leer.

Yo aquí les recomendé solo algunas obras que me vinieron a la mente, pero fíjate tú, justo en este momento estoy recordando que yo en unas vacaciones navideñas leí Justine del marqués de Sade, y eso no es muy navideño que digamos jajajaja, pero como me divertí con aquello.

Yo espero que después de escucharme, ustedes picados por la curiosidad se vayan a seleccionar sus lecturas para estos días, escojan algo que les guste, que les apasione, escojan un autor que quieran leer, no pierdan chance de estos días libres.

Gente nos agarró el sereno, así que nos vamos, coméntenme sus impresiones, nos escuchamos en enero cuando volvamos con un libro… digamos que interesante para dar continuidad al último episodio de temporada de Cosas muy importantes, el podcast de Daniela y Federico acerca de exorcismo, en enero les voy a descubrir al Padre Amorth.

Chau… que pasen una feliz navidad, que coman todas las hallacas del mundo o lo que sea que ustedes coman en estas fechas y no engorden un gramo, nos vamos pero antes les recuerdo la consigna… ya la saben ustedes, Pónganse a Leer .

--


Lo que más gusta

Lo más destacado