Menú
Escucha "E26 • Realeza chiflada • Cosas Muy Importantes • Culturizando" en Spreaker.

Las excentricidades de los reyes más chiflados de la historia

¿El poder es capaz de volver loco a quien lo posee? Muchos reyes han destacado a través de los años por sus heroicas historias… no obstante, muchos otros lo han hecho por sus locuras y excentricidades.

Desde actos como el de Calígula al nombrar cónsul a su caballo, o la conversación que Jorge III de Inglaterra mantuvo con un roble durante horas, existen anécdotas que nos hacen creer que el poder puede estar íntimamente ligado a la inestabilidad mental.

Te dejamos una lista de algunas de estas historias, unas curiosas, otras chistosas y algunas aterradoras, sobre los reyes más chiflados que ha tenido el mundo; pero, si quieres conocer más cosas sobre estos y otros miembros de la realeza, no olvides escuchar «Realeza Chiflada», el nuevo episodio de Cosas Muy Importantes. Daniela Ormazabal y Federico Capocci te contarán todo lo que tienes que saber y más sobre este tema.

Felipe V de España (1683-1746)

  • Fue rey de España desde el 16 de noviembre de 1700 hasta su muerte en 1746.
  • Se dice que sufría trastorno bipolar y que era maníaco-depresivo, por lo que lo llamaron «el Animoso».
  • Vivía obsesionado con la enfermedad y creía que se iba a morir en cualquier momento.
  • Llegó a pasar 15 días sin levantarse de su cama en el palacio del Buen Retiro, pidiendo a gritos a sus lacayos que lo enterraran pues estaba seguro de que se había muerto.
  • Se negaba a cortarse las uñas de los pies… las tenía tan largas que apenas podía caminar.
  • Un día, mientras montaba su caballo, sufrió un ataque de histeria al creer que el sol quería atacarlo.
  • Por muchos días llegó a pensar que no tenía ni piernas ni brazos.
  • Tras superar esta etapa comenzó a creer que era una rana y durante mucho tiempo actuó como tal en el palacio.
  • Una madrugada quiso montar uno de los caballos que aparecían dibujados en los tapices del palacio.
  • Cada vez que mantenía relaciones sexuales (algo que a veces hacía varias veces al día) iba a misa para que lo absolvieran porque lo aterraba morir en pecado.
  • Murió el 9 de julio de 1746 de un ataque cerebrovascular.

¿Por qué su locura, a pesar de ser tan evidente, no fue nunca de dominio público? “Por motivos políticos y dinásticos. Por ejemplo, en el caso de Juana I de Castilla, popularmente conocida como Juana la Loca, interesó que se la tomara por loca. Con Felipe, sin embargo, no convenía”, explicó el español Eduardo Juárez, doctor en Historia Moderna.

Rodolfo II de Habsburgo (1552 – 1612)

  • Fue Archiduque de Austria, rey de Hungría (1572-1608) y de Bohemia (1575-1611) y Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico (1576-1612).
  • Estaba dedicado por completo a sus entretenimientos y raras excentricidades.
  • Aunque no existen pruebas reales, se dice que coleccionaba monedas, piedras preciosas con “propiedades mágicas” y, lo más raro de todo: gigantes y enanos con los cuales formó un regimiento de soldados.
  • Estaba convencido de que poseía un cuerno de unicornio, que en realidad se trataba de un diente de narval, una especie de cetáceo que habita los mares del Ártico y el norte del océano Atlántico.
  • Su sueño era a crear un ejército de autómatas.
  • Le pagaba a una docena de científicos para que fabricaran oro de la nada.

¿Juana “la Loca”… estaba realmente loca?

  • Juana I de Castilla, llamada “la Loca” (1479- 1555), fue reina de Castilla de 1504 a 1555, y de Aragón y Navarra, desde 1516 hasta 1555.
  • En el siglo XVI fue retirada del trono por su incapacidad debida a una enfermedad mental…
  • Se ha escrito que pudo padecer un ​trastorno depresivo severo o esquizofrenia heredada​.
  • Sin embargo, se han hallado pruebas de que en realidad había sido víctima de una confabulación tramada por su padre, Fernando el Católico.
  • Se cree que, aunque sí era excéntrica como casi toda la realeza, estas excentricidades se agravaron por su confinamiento forzoso.
  • Entre las tantas excentricidades que tenía Juana la Loca se encontraba el miedo irracional a que su esposo la engañara.
  • Y, luego de que su esposo murió, dicen que su “amor” por él era tal que siguió abriendo su ataúd para verlo e incluso besarlo, aunque pasaran los años y estuviera descomponiéndose.

¿Quieres conocer todas historias a profundidad? ¡No te puedes perder «Realeza Chiflada»! El episodio 26 de Cosas Muy Importantes… Recuerda que puedes escucharlo en tu plataforma de podcast favorita, y no olvides darle ‘me gusta’, comentar, compartir y suscribirte a nuestro Patreon para sorpresas, además de contenido especial y exclusivo.


Lo que más gusta

Lo más destacado