Las 5 batallas más sangrientas de la historia de la humanidad

Las 5 batallas más sangrientas de la historia de la humanidad

Toda victoria tiene un precio, uno que se paga en el campo de guerra. ¿Alguna vez te has preguntado cuáles han sido los enfrentamientos más grandes y sangrientos de la historia? ¡Descubre 5 icónicas batallas que cambiaron el curso de la humanidad!

 

  1. La batalla de Waterloo (1815)

‘La batalla de Waterloo: Las plazas británicas que reciben la carga de los coraceros franceses’ es una pintura de Henri Félix Emmanuel Philippoteaux (1874).-

La batalla de Waterloo, llevada a cabo el 18 de junio de 1815, es considerada la última y más decisiva campaña de Napoleón para establecer un imperio europeo bajo su yugo militar. Sin embargo, a pesar de que las tropas aliadas al artífice francés invadieron Bélgica, no tardaron en ser confrontadas por la armada inglesa.

 

Finalmente, Napoleón fue vencido y exiliado a la isla de Santa Helena. Esto ocasionó que la paz se estableciera a lo largo y ancho de Europa, poniendo fin a las guerras napoleónicas.

 

  1. El sitio de Viena/ Batalla de Kahlenberg (1683)

Miniatura del sitio de Viena – Fuente: El Confidencial.-

Para el Imperio otomano, la conquista de Viena habría implicado una considerable ventaja, en vista de que permitiría no solo el dominio político y comercial desde el mar Danubio hasta el mar Negro, sino el control de toda Europa Occidental.

 

Tras dos meses de asedio, los 90 mil hombres que conformaban las tropas europeas lograron combatir en contra de los 140 mil correspondientes a las fuerzas otomanas, lo cual permitió separar al mundo cristiano del islámico.

 

  1. Batalla de Cannas (216 a. C)

La batalla ocurrió en Cannas, Apulia, al sureste de Italia.-

 

La batalla de Cannas es el conflicto más grande de la Antigüedad. Protagonizado por 87 mil soldados romanos, dirigidos por los cónsules Varrón y Paulo; y el mortífero ejército de Aníbal, el cual contaba con apenas 54 mil hombres, el enfrentamiento dio fin a las guerras púnicas.

La destrucción del ejército romano dio muerte a 48 mil soldados e hizo prisioneros a más de 20 mil hombres, que transformaron a Cannas en uno de los episodios más sangrientos; y fue una de las derrotas más decisivas en tan solo un día de combate.

 

  1. Invasión a Normandía (1944)

La invasión a Normandía también fue llamada «Operación Overlord», pues este era su nombre clave.-

También conocida como la «Operación Overlord», la batalla de Normandía fue una estrategia militar que tomó lugar el 6 de junio de 1944, y significó una de las mayores campañas de engaño que desplazó a los alemanes del panorama.

La estrategia transcurrió entre el 6 de junio y el 25 de agosto de 1944.-

Si bien no se trata de una de las batallas más sangrientas de la historia, sin lugar a dudas, sí se encuentra entre las más fascinantes. La invasión fue llevada a cabo por fuerzas estadounidenses, canadienses, británicas y francesas, bajo el liderazgo del general Dwight D. Eisenhower, quien años más tarde se convertiría en presidente de los Estados Unidos. El objetivo era dispersar a las fuerzas alemanas del mando del mariscal de campo Gerd von Rundstedt.

 

El objetivo sostenía la liberación de los territorios ocupados por la Alemania nazi en la Europa Occidental.-

La batalla implicó un resultado favorable para los aliados, y les permitió continuar hacia la frontera alemana. El régimen nazi tambaleaba, y pronto lo haría la guerra, cada vez más cercana a su fin.

 

  1. Batalla de Stalingrado (1942-1943)

La batalla de Stalingrado transcurrió entre el 23 de agosto de 1942 y el 2 de febrero de 1943.-

 

La batalla de Stalingrado fue uno de los enfrentamientos más largos y sangrientos llevados a cabo en el marco de la Segunda Guerra Mundial. El enfrentamiento se produjo durante el invierno transcurrido entre finales de 1942 y principios de 1943, entre las tropas alemanas pertenecientes al régimen nacionalsocialista y la Unión Soviética.

Actualmente, la ciudad lleva por nombre Volgogrado.-

Paradójicamente, aunque la victoria soviética fue decisiva para el decaimiento del poder que ostentaba Adolf Hitler, el Führer realmente no necesitaba invadir la ciudad rusa; los historiadores manifiestan que la invasión se debió al mero capricho de destrozar una ciudad nombrada bajo el nombre de Stalin.

 

Por: Gabriela Herrera | @gavahema | Culturizando

Con información de: Military History List 25 | El Confidencial| Mi Historia Universal| Archivos Historia|

  • Me encanta2
  • Me divierte0
  • Me asombra2
  • Me entristece0
  • Me enoja0



Es tendencia