Menú
Larry Flynt: la vida de “el último rey del porno”

Larry Flynt: la vida de “el último rey del porno”

Larry Flynt fue uno de los nombres más sonados en la lucha por la libertad de expresión en Estados Unidos. Debajo de su imperio, su gran fortuna y su discurso a favor de la osadía sexual hay una vida llena de tragedias, drogas y escándalos…

En la conservadora Kentucky de finales de la Segunda Guerra Mundial nació Larry Claxton Flynt, Jr. (1942 – 2021), en medio de una familia con escasos recursos económicos. Su madre se divorcia de su padre, un hombre alcohólico, por lo que deciden mudarse a Indiana.

Prácticamente obligado por las circunstancias, se alista para servir en el Ejército de Estados Unidos en 1958, para luego formar parte de la Marina. Apenas tenía 15 años cuando sirvió para las fuerzas de su país, haciendo uso de un certificado falso, para retirarse luego de un año de servicio.

Club de striptease

Con unos mil dólares que había logrado ahorrar abre, a principios de 1960, un bar llamado Hustler, en Ohio. El local de mala muerte fue reestructurado y acondicionado para recibir a los alienados, hippies y libertarios, como adictos a la metanfetaminas y alcohólicos de dinero, en pleno nacimiento de la revolución sexual. Cinco años después, Flynt había abierto locales en todo el país.

Larry Flynt: la vida de “el último rey del porno”
Uno de los locales de Flynt, en California – Imagen: Wikimedia.-

Con la expansión, sus clubs se volvieron cada vez más atrevidos. En un principio solo tenían buena música, un ambiente alternativo y mujeres con poca ropa. Poco a poco, fueron llegando las estríperes y con ellas servicios de prostitución.

Larry Flynt: apertura de Hustler (1978 – 1983)

Para promocionar los servicios de los clubes, Flynt ideó un boletín llamado Hustler Newsletter, que evolucionó hasta convertirse en una revista pornográfica. Comenzó poniendo desnudos sublimes, pero para 1974 ya tenía contenido gráfico explícito.

Flynt se enemistó aún más con la prensa y la opinión pública cuando lanzó en la revista unas fotos tomadas por paparazis de Jacqueline Onassis, en donde aparecía desnuda en una piscina en la isla Skorpios. El propio marido de Jackie, Aristóteles Onassis, apoyó la difusión de las fotos, dejando a los fotógrafos acceder al espacio privado de su mujer, en un intento de humillarla por las tensiones que vivía el matrimonio.

Larry Flynt: Problemas legales e intento de asesinato

La década de los 70 resultó infernal para el magnate, que libraba batallas legales por la libertad de su contenido sexual. Pero la gota que rebasó el vaso fue un intento de asesinato que sufrió en manos de un supremacista blanco llamado Joseph Paul Franklin, en 1978. Flynt salía de un juicio cuando recibió un impacto de bala que lo dejó inhabilitado de sus extremidades inferiores.

El millonario no quería que Franklin fuera sentenciado a muerte, pero la justicia lo sentenció por varios crímenes raciales. Se le aplicó la inyección letal, en 2013.

Larry Flynt: la vida de “el último rey del porno”
Flynt utilizó sillas de ruedas de oro luego de su atentado – Imagen: Wikimedia.-

Las denuncias por el material pornográfico fueron defendidas por Flynt amparándose en la Primera Enmienda de los Estados Unidos, que defiende la libertad de expresión. En ese punto, el empresario no solo defendía su revista, sino la oportunidad de hacer sátira y comedia de personalidades mediáticas y políticas. Luego de una ardua defensa, y en contra del pensamiento generalizado, el tribunal falló en 1988 a favor de Flynt y le permitió seguir reproduciendo su material. Al respecto, el opulento jefe manifestó que “estuvimos 200 años sin que la parodia y la sátira estuvieran protegidas por la libertad de expresión”.

Su tormentosa vida personal

Larry sufrió de trastorno bipolar y estuvo adicto durante un tiempo a las metanfetaminas luego de recibir el disparo. Se casó cinco veces y la más célebre de sus mujeres fue Althea, quien murió de una sobredosis de heroína en 1987 y que además padecía de sida desde 1983. Althea tenía un pasado oscuro: su padre había matado a su madre y a otras dos personas, para posteriormente cometer suicidio, por lo que creció con sus hermanas en un orfanato. Conoció a Flynt a los 17 años, cuando trabajaba como bailarina para un club en Ohio. Luego de que ella le confesara su bisexualidad, se enamoraron y se casaron algún tiempo después. Althea murió ahogada en una bañera, en la mansión que compartía con el magnate.

Larry Flynt: la vida de “el último rey del porno”
Althea Flynt – Imagen: Wikimedia.-

Su última esposa se llama Elizabeth Berrios, con quien contrajo nupcias en 1998, y con quien estuvo hasta el final de su vida. Tiene cinco hijos. Su primogénita, Tonya, manifestó en un libro haber sido abusada por su padre. Todas estas acusaciones fueron negadas por el empresario, quien finalmente la desheredó.  

Larry nunca fue un hombre religioso, hasta que en 1977 se convirtió a evangélico luego de haber tenido “una revelación”. Se definió como un demócrata, y se lanzó a la presidencia y a varios cargo políticos en varias oportunidades. Sus guerras en contra del presidente Bill Clinton (1998) y Donald Trump (2017) han sido de gran cobertura mediática, ya que durante sus respectivas candidaturas ha ofrecido grandes sumas de dinero por información bochornosa que los relaciona con escándalos sexuales.

Fue adicto al póker y comentó en entrevistas que su primera experiencia sexual fue con una gallina, a la que luego mató por miedo a cualquier sospecha.

Su vida fue llevada al cine por el director Milos Forman, en la cinta Larry Flint: el nombre del escándalo (1996), protagonizada por Woody Harrelson y Courtney Love.

Larry Flynt murió el 10 de febrero de 2021 a causa de una insuficiencia cardíaca.

Con información de Wikipedia / El País / BBC / El Mundo / YouTube

Imagen Portada: Shutterstock


Lo que más gusta

Lo más destacado