La trágica y romántica historia detrás de las grandiosas estatuas móviles de Batumi

La trágica y romántica historia detrás de las grandiosas estatuas móviles de Batumi

Las estatuas previamente conocidas como ‘Hombre y mujer’ son dos altas esculturas ubicadas en la ciudad de Batumi, Georgia. Las construcciones son móviles y en algún momento del día se encuentran para luego separarse… En 2010 su nombre fue cambiado por ‘Alí y Nino’, los protagonistas de una trágica pero romántica historia del Cáucaso…

En 1937 fue publicado el libro Alí y Nino, escrito bajo el seudónimo de Kurban Said. Aquí se narra la historia de un joven azerí musulmán que se enamora de una chica georgiana de fe cristiana. Si bien en la actualidad hay muchísimas familias que mezclan ambas etnias, en la época en la que está ambientado el libro (comienzos del siglo pasado) la religión jugaba un papel mucho más importante en la vida de las personas, entonces, podríamos decir que este tipo de amor era algo un poco tabú

Alí y Nino

La historia es narrada desde la perspectiva protagónica del joven de Azerbaiyán, Alí Khan Shirvanshir, viviendo en Bakú, la capital de Azerbaiyán, durante los últimos años de la Rusia zarista. El libro comienza con Alí contando sobre su vida, diciéndonos que pertenece a una importante familia noble de Persia, y que aunque su sangre se sienta más cercana a Asia, su corazón está en Europa junto con Nino Kipiani, quien también proviene de una familia noble, pero cristiana.

Portada del libro en su idioma original (azerí) – Imagen: Wikimedia.-

A pesar de que el padre de Alí es un hombre más tradicional en cuanto a la fe musulmana, y los padres de Nino son profundamente cristianos, ambas familias terminan aceptando el amor entre sus hijos y dan su aprobación al matrimonio.

Sin embargo, todo se sale de control cuando un hombre armenio Melik Nachararyan, quien en realidad era amigo de la pareja, decide secuestrar a Nino para impedir su unión con Alí. Nuestro protagonista, junto con otros de sus amigos, lo persiguen a caballo y posteriormente lo asesinan.

Aunque la tradición dictaba que Nino también debía morir, Alí lo impide, pero decide autoexiliarse a las montañas de Daguestán y olvidarla

Un día Nino lo visita y tras varios momentos de tensión, finalmente ambos se reconcilian y deciden tener una vida juntos nuevamente. En el resto del libro se narra las aventuras y desventuras de la pareja una vez consolidada, y aunque la actitud de Alí a veces no era la más correcta para los estándares actuales, no quedaba duda de lo mucho que él amaba a la princesa georgiana.

Eventualmente la pareja tiene una hija, llamada Tamar (en honor a la legendaria reina georgiana) y aunque a veces había momentos de choque cultural entre ambos, Alí y Nino se amaban… Sin embargo, eran tiempos muy difíciles en el mundo, sobre todo en Europa y especialmente en las tierras del Imperio ruso. Eran los años de la Primera Guerra Mundial y se acercaba la Revolución Rusa, así que Alí debe dejar a Nino y a Tamar para poder ir al campo de batalla.

Alí escribe el último capítulo de su diario profesando amor por su hija y por su esposa, pero al terminar, el autor nos revela que lamentablemente Alí murió en la guerra “en su puesto tras la ametralladora”, dejando huérfana a Tamar y a Nino viuda

Póster de ‘Alí & Nino’ (2015) con Adam Bakri como Alí y la española María Valverde como Nino – Imagen: Wikimedia.-

Este libro se ha convertido en una de las historias más populares en Georgia y Azerbaiyán, especialmente en este último país, donde podríamos decir que el libro es como Don Quijote de la Mancha para España y América Latina, o Romeo y Julieta para el mundo en general.

El texto es tan importante en la cultura azerí que una de las mayores franquicias de librería del país llevan el nombre Alí y Nino. Además se realizó una película internacional en 2015 y una en Azerbaiyán en 2016.

Sin embargo, aunque es en Azerbaiyán donde el libro es básicamente intrínseco a la identidad nacional, fue en Georgia donde se ha realizado el mayor homenaje a la trágica historia…

Las estatuas de Batumi

Las estructuras de Batumi durante el día – Imagen: Pinterest.-

Basadas en el diseño de la escultora Tamara Kvesitadze se construyeron dos increíbles estatuas móviles en el 2010, que inicialmente serían llamadas Hombre y mujer, solo que después fueron bautizadas como Alí y Nino. Su diseño de aros de metal les permite fusionarse y “atravesarse” como si fueran fantasmas, y por las noches brillan con vistosas luces de colores cambiantes, haciendo del monumento una verdadera atracción turística de la ciudad.

Ubicadas en la ciudad de Batumi, en Georgia, las dos estatuas miden más de 8 metros de altura y representan a Alí y a Nino, pero lo más relevante es que se mueven, y resumen la trágica historia de amor del libro que inspiró su creación. Cada día, a las siete de la noche, las figuras comienzan su movimiento, en el que se acercan hasta que parece que se besan, pero no se detienen, y se aproximan entre sí más y más, hasta fusionarse en una sola.

Sin embargo, minutos después se separan, terminando con cada escultura viendo en direcciones distintas, lo que podría simbolizar que la pareja no puede permanecer unida.

Las estatuas fusionándose y posteriormente separándose.-

Aunque las esculturas deben separarse la mayor parte del tiempo, al menos en Batumi, una vez al día, Alí y Nino pueden volver a encontrarse y retomar su trágica pero romántica historia de amor…

Con información de ‘Alí y Nino’ de Kurban Said. Editorial: Debate. Año: 2000 /  Recreo Viral

  • Me encanta 1
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0



Es tendencia