Menú
La tenebrosa historia del Hotel Stanley

La tenebrosa historia del Hotel Stanley

Cosas Muy Importantes | «En nuestro Hotel, hasta los fantasmas son felices». En Estes Park, Colorado (Estados Unidos) se encuentra el Hotel Stanley. Quizás, las referencias de dicho hotel sean muy escasas –en una primera mención- al escuchar su nombre real, pero, gracias a la novela de Stephen King y a la película de Stanley Kubrick, sea más simple de ubicarlo en la memoria como el Hotel Overlook, del film de culto, El Resplandor.

El Hotel Stanley alberga historias escalofriantes desde su apertura en 1909, pero, sin duda, su notoriedad se debe a haber inspirado la novela de terror del famoso escritor estadounidense; quién pernoctó en el hotel con su familia y en el cuál una pesadilla impulsó las teclas de su máquina de escribir.

Contó King: “Esa noche soñé que mi hijo de tres años corría por los pasillos, mirando hacia atrás sobre su hombro, con los ojos dilatados, gritando. Estaba siendo perseguido por una manguera de incendio. Me desperté con un tremendo espasmo, transpirado entero, a una pulgada de caerme de la cama. Me levanté, encendí un cigarrillo, me senté en una silla mirando por la ventana, para el momento en que el cigarrillo se había deshecho, tuve el armazón del libro firmemente establecido en mi mente”

Entre las historia más resaltantes del Hotel se encuentra la de la habitación 217, donde en 1911 la ama de llaves, Elizabeth Wilson, perdió la vida en un accidente eléctrico. Los huéspedes han afirmado casos de muebles desplazados de sus sitios originales, maletas desempacadas y luces que se encienden y se apagan. Un esmero del espíritu de Elizabeth por mantener todo en el orden que le agradaba. Incluso, han comentado que al espíritu no le agrada que personas solteras duerman juntas en la misma cama, llegando a tener una cierta sensación helada entre estas cuando sucede.

La tenebrosa historia del Hotel Stanley
Hotel Stanley

En el cuarto piso es muy probable escuchar pisadas y risas de niños. En la habitación 428, se ha contado haber observado el perfil de un vaquero en la esquina de la cama. Al igual que, desde el Lobby es posible escuchar melodías de piano y una fiesta en la salón de baile sin que nadie se encuentre en el lugar. Se ha llegado a vincular el sonido de las notas de piano con el espíritu de la esposa del fundador de dicho alojamiento. Las cuevas subterráneas de la edificación son también un motivo de curiosidad y misterio.

En la época de su apertura, el hotel era muy reconocido por sus avances tecnológicos: agua corriente, instalaciones sanitarias, electricidad y líneas telefónicas. No contaba con calefacción, por lo que sólo abría en temporada de verano.

El hotel sigue abierto en la actualidad, y desde su página web pueden reservarse habitaciones con un mínimo de dos noches de alojamiento, con precios que van desde los 350$. Si se accede a la web, se podrá notar que las habitaciones “animadas” resaltan en su publicidad, con costos que van de los 600$ a los 800$.

El actual dueño del hotel afirma que: Es posible que durante su estancia el visitante viva una experiencia extrasensorial, pero no se preocupe, nunca ha ocurrido algo siniestro. En nuestro hotel hasta los fantasmas son felices.

Para conocer más sobre este y otros lugares embrujados escucha el episodio 45 de Cosas Muy Importantes, Historias de Fantasmas

Imagen portada: Shutterstock

--


Lo que más gusta

Lo más destacado