La sueca Ewy Rosqvist, campeona histórica de rally

La sueca Ewy Rosqvist, campeona histórica de rally

Ewy Rosqvist no solo se conformó con ganar una de las competencias de rallys más importantes del mundo, como lo es el Gran Turismo de Argentina, sino que además rompió récord de velocidad y, los años siguientes, siguió coronándose como reina entre los primeros tres puestos…

Ewy Jonsson (Suecia, 31 de agosto de 1929) se entusiasmó por los coches desde muy joven, cuando su padre le compró un Mercedes 170 S. Nadie esperaba que ella se apasionase por un deporte masculino como lo eran los rallys, siendo la única hembra en una familia granjera de cinco hermanos. A pesar de su amor por las carreras, no se lo planteó de forma profesional hasta que, curiosamente, se formó en la universidad para ser asistente veterinaria, por lo que debía recorrer varias granjas al día por trabajo.

La adrenalina que le generaba desplazarse por su pueblo, levantando polvo en el camino, despertó en ella un interés que nunca más se apagarían y en 1954 asistió al Rally de Suecia con su marido, Yngve Rosqvist, en donde pudo correr durante los intermedios de la competición. 

Ystad, la ciudad de nacimiento de Ewy – Imagen: Wikimedia.-

Carrera de rally y retirada

Yngve era un apasionado del deporte en ruedas y apoyó la carrera de Ewy desde un principio. Ya para inicios de 1960, la corredora se había unido al equipo de la marca Volvo. Mercedes-Benz apoyó su talento y dos años más tarde de su primer contrato pasaba casi todo el año viajando para participar en competencias internacionales.

Luego de ganar el Campeonato Europeo por tres años consecutivos (1959, 1960 y 1961) y el Rally de Suecia Femenino desde 1959 a 1962, adquirió fama definitiva al ser la primera mujer en participar en el Gran Turismo de Argentina, en 1962, siendo acompañada por Ursula Wirth, quien sirvió de copiloto. El dúo ganó todas las etapas y rompió un nuevo récord, al superar el máximo de 121 kilómetros por hora hasta llegar a 127. Rosqvist asistió al Gran Premio otras dos veces y quedó entre los primeros tres puestos en ambas ocasiones.

Wirth en la izquierda y Rosqvist en la derecha, en la carrera en Argentina en 1962 – Imagen: Wikimedia.-

Su fama y su talento la llevaron por los rallys más exitosos de la época, como el de Montecarlo, Acrópolis, Nurburgring y Spa-Sofia-Liege. En 1965, el equipo de pilotos de Mercedes-Benz quedó oficialmente desmantelado, cuando las marcas competidoras comenzaron a elaborar autos cada vez más livianos. Aunque recibió una oferta para colaborar con Audi, Ewy decidió retirarse de las carreras de alto nivel.  

Vida posterior

Para 1964 Ewy se había divorciado de su primer marido, Yngve Rosqvist, y se casó por segunda vez con el jefe de la división de Mercedes, Alexander von Korff, quien falleció en 1977. Dejó de correr formalmente en 1967, después de una carrera impecable y cero accidentes ni choques. A partir de su segundo matrimonio comenzó a hacerse conocida como Ewy Rosqvist-von Korff.

Su colección de trofeos se exhibe en el Museo Mercedes-Benz en la ciudad de Stuttgart (Alemania), en donde ella misma trabajó como guía. También siguió colaborando con la marca probando nuevos diseños de automóviles. Ewy vivió entre Alemania y Suecia, pero regresó a su país natal luego de la muerte de su segundo esposo y allí conoció a su tercera pareja, Karl Gustav Svedberg, el director de la compañía Philipson Bil AB, quien también trabajaba importando coches de Mercedes.

Svedberg y Ewy se mantuvieron juntos hasta que él murió en 2009. Ewy Rosqvist-von Korff tiene más de 90 años y vive retirada en Suecia.

Con información de Periodismo del Motor / Wikipedia / Autoproyecto / YouTube

  • Me encanta 0
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0



Es tendencia