La macabra historia de Enriqueta Martí, la vampira que aterrorizó a Barcelona

La macabra historia de Enriqueta Martí, la vampira que aterrorizó a Barcelona

Un terrible relato paralizó a Barcelona, cuando con la desaparición de una niña se descubrió una casa llena de cadáveres, sangre y rituales de brujería. Esta es la historia de Enriqueta Martí, una mujer que acusaron de bruja, proxeneta y asesina.

Un personaje muy peculiar ¿Quién fue Enriqueta Martí?

Enriqueta Martí era una mujer española con una vida bastante extraña. Por las mañanas, salía al pueblo zarrapastrosa, vestida con las peores fachas, sucia y maloliente, podía pasar por una mendiga cualquiera. Pero en las noches, la historia cambiaba, salía perfumada, en tacones y con elegantes prendas llenas de perlas y plumas.

El pequeño pueblo en el que vivía pronto comenzó a sospechar de la peculiar mujer, que vivía sola con su padre de 80 años. Muchos rumoreaban que vendía ungüentos y jarabes con propiedades casi mágicas, que prometían mantener la piel luciendo joven y lozana.

Una niña perdida atrajo la atención hacia Enriqueta

Un 10 de febrero de 1912, se desapareció Teresita Guitart, miembro de una de las familias más ricas e importantes de Barcelona. Caminaba de la mano con su mamá cuando de un momento a otro se distrajo y no la volvieron a ver. La familia desesperada comenzó a buscarla sin parar, ofrecían importantes recompensas al que la consiguiera.

Pasaron 15 días y nadie sabía nada, muchos pensaban que ya estaba muerta, hasta que una vecina descubrió algo muy extraño; en el solitario apartamento de Enriqueta con su padre, había una pequeña niña de unos 5 años, sola en el jardín con el cabello rapado: Era Teresita.

Junto a Teresita se encontraba otra pequeña llamada «Angelita», nadie sabe exactamente la procedencia de la niña, pero fue raptada por Enriqueta desde muy pequeña y la hacía llamarla «Mamá». La niña en una de las declaraciones que dio a la policía, explicó que vio como su «mamá» destripó a un niño llamado «Pepito».

¿Qué hacía Enriqueta con los niños?

Enriqueta sufría de cáncer de útero por lo que tener hijos era muy complicado. Solo lo logró una vez, tuvo un pequeño niño que se murió a los 10 meses por desnutrición. Muchos alegan que esta es la causa por la que Enriqueta secuestraba menores.

El secuestro de menores de por sí es aterrador, pero lo que se rumoreaba que hacía Enriqueta con los niños parece un cuento inventado para una película de terror. Salvador Jiménez explica en su libro Vampirismo Ibérico la versión espeluznante que se manejaba en el pueblo:

«Enriqueta Martí robaba niños en los mercados para prostituirlos, violarlos y después los mataba para elaborar con su sangre, grasa y órganos pócimas y ungüentos extraños que vendía bajo la mesa en el mercado. Con sus misteriosos remedios caseros, prometía curar la tuberculosis y aseguraba la eterna juventud».

¿Cuál fue el destino de «La Vampira»?

En la fotografía se encuentran Enriqueta de fondo y las dos niñas que rescataron: Teresita y Angelita – Imagen: Wikipedia.-

Le decían «La Vampira» porque se creía que tomaba la sangre de sus víctimas como elixir de la juventud.

La noticia se regó rápidamente por todas partes del mundo, pero los más afectados eran los cabezas de familia catalanes que eran criticados por consumir los productos que vendía Enriqueta.

Enriqueta se había convertido en una casa de fortuna para la prensa, todos los días sacaban titulares distintos sobre supuestos «descubrimientos» nuevos de sus terribles casos. La mujer fue llevada a juicio y condenada a cadena perpetua.

Su muerte, poco después de su llegada a la cárcel, también es un misterio. Algunos periódicos dicen que la envenenó la burguesía española, para evitar que divulgara sus secretos, y otros que murió de cáncer de útero, pero la versión más repetida es que la lincharon en la cárcel -como suele pasar comúnmente cuando los crímenes involucran niños-.

¿Será Enriqueta una víctima del amarillismo de la Prensa?

Alrededor de la historia de Enriqueta existen muchas versiones, los análisis forenses que se hicieron en su apartamento trajeron más dudas que respuestas, si bien se comprobó que secuestraba niños, en su apartamento no había pruebas suficientes para determinar si los mataba.

En su apartamento tenía múltiples huesos, pero los investigadores al final comprobaron que estos eran de un adulto de 25 años. Se presume que los coleccionaba debido a una superstición de curanderos, poseer algunos huesos daba buena suerte.

Según algunos investigadores contemporáneos -como Jordi Corominas o Elsa Plaza- la creencia de que Enriqueta Martí asesinaba niños para descuartizarlos es solo una leyenda negra.

Lo cierto tras esta historia, es que Enriqueta se convirtió en una celebridad comparable con «Jack el Destripador». Ha llegado a aparecer en múltiples series de televisión (Cuarto Milenio) y películas (Enriqueta Martí: La vampira de Barcelona).

 

Con información de: Playbuzz / NatGeo / El país / García Jiménez, Salvador. Vampirismo Ibérico

  • Me encanta 10
  • Me divierte 1
  • Me asombra 93
  • Me entristece 13
  • Me enoja 16



Es tendencia