La historia de Sarah Hegazi y la complicada situación LGBT+ en el Oriente Próximo

La historia de Sarah Hegazi y la complicada situación LGBT+ en el Oriente Próximo

Recientemente salió a la luz la noticia de la lamentable noticia acerca de la activista egipcia por los derechos LGBT+, Sarah Hegazi, que se quitó la vida en Canadá. ¿Por qué lo hizo? ¿Qué significa ser miembro de una minoría sexual en Egipto? Te contamos su historia y todo lo que sucede realmente con la comunidad LGBT+ en el Oriente Próximo.

En 2017 el mundo puso los ojos sobre la activista egipcia Sarah Hegazi, después de que fuera arrestada por ondear una bandera LGBT+ en un concierto. Irónicamente, la homosexualidad no está del todo penalizada en Egipto, pero sí lo está el realizar actividades que “atenten contra la moralidad o cultura” del país; por lo que Hegazi fue encontrada culpable de promover la “desviación sexual” en la nación norafricana.

Según Business Insider, las autoridades la golpearon y estuvo a punto de sufrir una larga condena de años en prisión por haber utilizado una bandera LGBT+ en un lugar público. Sin embargo, aunque parezca increíble después de leer la historia de Sarah, hay países en la misma zona donde la situación es peor…

Homosexualidad en el Oriente Próximo

Las prácticas asociadas a la homosexualidad son un enorme tabú social (y generalmente penal) en la gran mayoría de países que conforman el Oriente Próximo. Y si bien se le puede asociar directamente a que estas naciones suelen ser de religión islámica, la cultura también juega un papel muy importante.

Por ejemplo, aunque no son países particularmente abiertos en cuanto a los derechos LGBT+, Albania, Bosnia y Herzegovina (y antes Turquía) son países de mayoría musulmana donde la homosexualidad está, hasta cierto punto, “tolerada»; por supuesto faltan muchísimos avances en el área, pero al menos no es ilegal y se han celebrado desfiles del Orgullo LGBT+ en algunas ocasiones.

Así que en realidad, donde las minorías sexuales corren más peligro, es en la mayoría de los países árabes e Irán.

Aunque no existe el matrimonio igualitario en el país, el desfile del Orgullo LGBT+ en Israel es el más grande de la zona (debido a que es uno de los pocos que pueden ser celebrados), pero también uno de los más grandes del mundo – Imagen: Wikimedia.-

En 10 de los 18 países que conforman lo que conocemos como el Oriente Próximo, la homosexualidad es ilegal, y aunque definitivamente es en Israel donde las minorías sexuales tienen mayor libertad, hay otros países como Jordania o Turquía donde no está criminalizada.

Además, en los territorios palestinos -controlados por la Autoridad Palestina (ANP)-, debido a que se rigen por el código penal de Jordania, la homosexualidad entre individuos adultos tampoco es penalizada.

Sin embargo, en todas estas naciones la homosexualidad continúa siendo un tabú extremo y puede conllevar a crímenes de odio, ya que aunque la ley no castigue la actividad homosexual, en realidad no suele haber decretos que protejan a las minorías sexuales.

Es importante destacar el caso del Líbano, que es un país considerado árabe y uno de los más “abiertos” en cuanto a la homosexualidad (la juventud especialmente). Sin embargo, se estipula legalmente que los actos sexuales “en contra de la naturaleza” están penados con prisión… pero no se suele aplicar en la mayoría de los casos. De hecho, existen libaneses famosos que han declarado abiertamente ser gays o lesbianas, pero aun así queda mucho por hacer en la nación levantina.

Hamed Sino, integrante de la famosa banda libanesa Mashrou’ Leila, es abiertamente homosexual y suele utilizar las banderas LGBT+ en sus presentaciones. Fue precisamente en su concierto donde Sarah Hegazi ondeó la bandera del arcoíris – Imagen: Wikimedia.-

Aunque puedan existir naciones en el Oriente Próximo que son relativamente tolerantes (aunque no demasiado) en cuanto a las preferencias sexuales, existen países como Arabia Saudita o Irán, donde la homosexualidad es penada con la muerte, incluso en este último se sabe que las personas homosexuales son manipuladas (o forzadas) a hacerse una operación de reasignación de sexo.

Sin embargo, es importante destacar que existen otras naciones musulmanas, fuera del Oriente Próximo, con una fuerte aversión a las minorías sexuales como es el caso de Afganistán o Pakistán. También ocurre una fuerte discriminación en países profundamente cristianos, como Uganda, donde la homosexualidad es penada con la muerte; o Rusia, donde si bien es legal, las personas LGBT+ sufren una enorme discriminación social y estatal. También en este país europeo, aunque específicamente en Chechenia -una república mayormente musulmana-, se conoce la existencia de campos de concentración para homosexuales.

Marruecos no siempre es considerado como un país del Oriente Próximo,  pero es una nación cercana de mayoría musulmana, y un pequeño porcentaje de la sociedad (alrededor del 25%) alegó que no discrimina a las personas gays – Imagen: Wikimedia.-

Aunque es el Oriente Próximo o África donde las minorías sexuales son mayormente oprimidas, todavía falta mucho por avanzar en el mundo para que se respeten las libertades individuales de las personas…

Sarah Hegazi

Volviendo al caso de Sarah y Egipto, se recuerda que la nación no criminaliza expresamente la homosexualidad, pero frecuentemente las personas gays enfrentan cargos por “inmoralidad” o “blasfemia” para así poder encerrarlos en prisión, como fue el caso de Sarah y Ahmed Alaa, quien fue arrestado junto con ella y otro grupo de personas.

Sarah logró salir de prisión en tres meses, logrando que poco después ella y Ahmed recibieran asilo en Canadá, donde vivieron los últimos tres años; sin embargo, Sarah ya había pasado por un intento de suicidio y sufría de trastorno de estrés postraumático.

Así pues, el 14 de junio de 2020, la activista LGBT+ fue encontrada sin vida en su departamento en Canadá, con una nota suicida donde decía que el mundo fue cruel a “gran extensión” pero que ella lo perdonaba. También allí dejaba un mensaje a sus amigos, diciéndoles que la experiencia fue dura y que ella era muy débil para resistir…

Algunas figuras presentaron sus condolencias, especialmente Hamed Sinno, quien publicó una foto de Sarah que decía “descansa en poder”.

Muchos usuarios en línea comentaron acerca de la lamentable ironía de que Sarah se quitase la vida (por esas razones) en el mes de junio, la época del año en que se celebra el Orgullo.

https://www.instagram.com/p/CBWCAMiBnhq/
“El cielo es más dulce que la tierra. Quiero el cielo, no la tierra”, decía Sarah en una de sus últimas fotos en Instagram.-

Aunque en el mes de junio se conmemora el Orgullo en casi todo el mundo, es importante recordar que se celebra debido a los disturbios de Stonewall, donde las minorías sexuales pelearon por sus derechos por primera vez, así que nunca se puede olvidar que existen personas como Sarah, que en pleno siglo XXI, se ven forzadas a quitarse la vida por la terrible discriminación que todavía existe en muchos lugares del mundo…

Que en paz descanses, Sarah.

Con información de: Egypt Today / Business Insider / Egyptian Streets / Wikipedia

  • Me encanta 0
  • Me divierte 0
  • Me asombra 1
  • Me entristece 3
  • Me enoja 0



Es tendencia