Julio 09, 2019

La espeluznante historia de la psicópata que inspiró ‘La huérfana’

La espeluznante historia de la psicópata que inspiró ‘La huérfana’

La película de terror ‘La huérfana’, estrenada en 2009, arrasó en las carteleras de todo el mundo gracias a su inquietante historia… Lo que muchos no se imaginaban es que el filme está inspirado en varios hechos reales que superan con creces la ficción. Si Isabelle Fuhrman consiguió asustarte con su interpretación, espera a conocer a Barbora Škrlová.

Producida por Joel Silver, Susan Downey, Leonardo DiCaprio y Jennifer Davisson Killoran, La huérfana cuenta la historia de un matrimonio que decide adoptar a una niña de 8 años llamada Esther.

Tras varios macabros episodios, se descubre que Esther no era una menor de edad sino una mujer de 33 años con trastornos mentales y una enfermedad llamada hipopituitarismo que la hacía lucir como una niña pequeña.

La cinta tuvo una gran repercusión, pero lo que pocos sabían es que el filme fue inspirado en una historia real ocurrida en República Checa en 2007. Su protagonista: una mujer llamada Barbora Škrlová.

Škrlová nació en República Checa y, al igual que Esther, sufría de hipopituitarismo, una condición donde se presenta una disminución anormal de las hormonas secretadas por la glándula hipófisis, lo que le permitía verse como una niña de 13 años.

De sus padres e infancia no se sabe nada, excepto que fue encerrada en un centro psiquiátrico siendo una adolescente, pues además de la condición hormonal, Barbora poseía rasgos psicopáticos, violentos y esquizofrénicos a la vez que tenía trastorno de identidad disociativo, también conocido como desorden de personalidad múltiple; además, de un increíble poder de manipulación.

Škrlová decidió utilizar la enfermedad a su favor y, durante casi toda su vida, se hizo pasar por una niña. Pasó de hogar en hogar contando la historia de que era huérfana y que la maltrataban en el reclusorio en el que estaba, engañando a decenas de personas para que la adoptaran y manipulando a las autoridades para evitar que fuera juzgada por sus engaños.

El plan perfecto

Así pasaron los años y Barbora llegó a manos de Klara y Katerina Mauerova, dos hermanas nacidas en República Checa con una vida compleja pues, se enfrentaban a constantes episodios esquizofrénicos y, pese a los numerosos intentos de su familia por ayudarlas, nunca lograron desprenderse de los daños de su enfermedad.

Klara estaba divorciada y vivía con sus dos hijos (Jakub y Ondrej) y su hermana cuando conoció en la universidad a Barbora, quien se estaba haciendo pasar por una pequeña niña de 13 años, que no tenía a dónde ir, pues se había escapado de un centro de menores por los malos tratos.

Durante días conversaron, desarrollando una amistad bastante fuerte y Klara, muy conmovida con la historia de Barbora, no dudó ni un segundo en llevársela a vivir a su casa.

Las dos hermanas se llevaban muy bien con la “pequeña”, tenían muchas cosas en común y empezaron a tenerle cariño; así pues, tiempo después se supo que la llegaron a adoptar legalmente.

Una secta religiosa de incesto, maltrato y canibalismo

La “pequeña niña” se adaptó rápidamente a la familia y las hermanas estaban tan encantadas con el comportamiento de Barbora que aceptaron formar parte de la “religión” que ella profesaba: El Movimiento Grial, una agrupación que practicaba libremente las enseñanzas de la obra En la luz de la verdad – Mensaje del Grial de Abd-ru-shin, y que ofrece vías claras para el propio conocimiento, así como de Dios y del mundo, como también respuestas a las grandes interrogantes de la vida, ¿quiénes somos?, ¿de dónde venimos?, y ¿hacia dónde vamos?

Este movimiento era dirigido por un ente llamado “El Doctor” que se comunicaba con sus seguidores vía mensaje de texto. Esta figura les hacía extrañas peticiones y sacrificios que las hermanas llevaban a cabo sin ningún tipo de duda, pues ellas confiaban ciegamente en Barbora, considerándola incluso un milagro del destino.

Horrores Humanos: Klara Mauerova, la madre que se comía a sus propios hijos

Entre las primeras peticiones que les hacía “El Doctor” estaba el mantener constantes relaciones sexuales con los miembros de su familia para mantener su energía “pura”, lo que Klara, Katherine y Barbora cumplían sin cuestionar.

Al poco tiempo de estar en la casa, Škrlová comenzó a sentir celos de los hijos de Klara –en aquel entonces Ondrej tenía 8 años y Jakub 10-, así que comenzó a manipular sutilmente a las hermanas, contándoles cientos de mentiras sobre sus niños e incluso haciendo ella misma miles de travesuras para inculparlos.

Además, Barbora se hacía la víctima y decía que ellos la maltrataban, asegurándose así de que los castigos de su madre fueran severos. También le insistía a Klara en que los niños eran los culpables de que su esposo la hubiera dejado y que no merecían más que sufrir.

Al poco tiempo “El Doctor” y Barbora sugirieron una idea para evitar que los niños siguieran siendo un “problema”: construir una jaula de hierro para tenerlos encerrados en el sótano; lo que a Klara le pareció una idea maravillosa.

Ese fue solo el comienzo de una cadena terrible de torturas: los obligaban a dormir encima de sus propios desechos completamente desnudos, los tenían al borde de la inanición, los quemaban con cigarrillos y, más tarde, guiadas por el culto y las interpretaciones de Barbora, llegaron a cortar piel de uno de los niños para luego consumirlas en un ritual.

El descubrimiento del crimen

Por supuesto, todas las torturas eran dirigidas por Barbora que era la “profeta” del doctor; aparte, para su disfrute instaló una cámara de vigilancia en el sótano con el propósito de observar día y noche el comportamiento de sus víctimas.

Las torturas a Ondrej y Jakub continuaron hasta que el 10 de mayo de 2007 ocurrió un milagro: uno de los vecinos del pueblo donde vivía la peculiar familia instaló un monitor de vigilancia en su casa para su bebé, dispositivo que pudo captar también la imagen que recogía la cámara instalada por Barbora.

Ondrej Mauerova. Imagen real captada por el monitor del vecino.-

Ondrej Mauerova. Imagen real captada por el monitor del vecino.-

El vecino pudo observar cómo los niños, encadenados en el sótano, eran maltratados, e inmediatamente llamó a la policía que no tardó en llegar y descubrir la dantesca escena de los cuerpos infantiles: estaban quemados, deshidratados, golpeados; y en algunas partes, carcomidos hasta los huesos.

Encontraron a uno de los niños desmayado en el piso, a otro en una esquina sumido en un estado de shock total y a una pequeña niña, con expresión aterrada mientras sujetaba un osito de peluche, parada al lado de la jaula.

La niña corrió hacia la policía, con lágrimas en los ojos, para pedirles que la salvaran pues había sido torturada junto a sus hermanos por su madre y su tía. La aterrada niña les dijo que se llamaba Anika y que había sido adoptada por Klara hacía unos meses; los agentes no dudaron ni un segundo su historia y la sacaron de aquel horror, sin sospechar que se trataba de Barbora…

La breve huida de Barbora

Las hermanas Mauerova fueron detenidas y Barbora llevada a un centro de menores del que escapó.

La protagonista del horror escapó de República Checa y viajó hasta Noruega, donde cambió espectacularmente su imagen al engordar y cortarse el pelo. Entonces adoptó la personalidad de un niño, Adam.

“Adam” era un niño superdotado al que sus padres adoptivos inscribieron en una prestigiosa escuela primaria; no obstante, su extraña conducta comenzó a levantar sospechas y unos meses más tarde la policía descubrió el engaño de Barbora, extraditándola a República Checa donde finalmente fue enjuiciada por sus crímenes…

¿Dónde está Barbora?

Barbora Skrlová encarnando distintos personajes que se ha inventado a lo largo de su vida.-

Barbora Skrlová encarnando distintos personajes que se ha inventado a lo largo de su vida.-

El veredicto se hizo público en el año 2009 y las condenas, ridículas e injustamente cortas salieron a la luz…

El Tribunal Superior de Olomouc condenó a Klara Mauerova a 9 años de prisión; su hermana Katerina Mauerova a 10 años y Barbora Škrlová fue condenada a solo 5 años de prisión que no cumplió pues, en el 2011 solicitó la libertad condicional, que le fue concedida por buen comportamiento el 11 de febrero de 2012…

Desde aquel momento se encuentra en paradero desconocido.

Con información de: Antena3 / BioChile / Like Mag

  • Me encanta 3
  • Me divierte 1
  • Me asombra 30
  • Me entristece 2
  • Me enoja 12