La curiosa vida del creador de la Mujer Maravilla, William M. Marston

La curiosa vida del creador de la Mujer Maravilla, William M. Marston

William M. Marston fue un importante académico, cuyo aporte a la psicología es valioso hasta nuestros días; sin embargo, su vida amorosa y su creatividad es lo que lo sitúa en la cultura popular: tuvo una relación poliamorosa y fue el creador de la Mujer Maravilla… ¡Conoce más sobre él!

William Moulton Marston (Saugus, Massachusetts, 1893), conocido también bajo el pseudónimo Charles Moulton, estudió en Harvard y se graduó en leyes en 1918. Luego anexó a sus estudios un doctorado en psicología, una rama científica naciente para el momento, en 1921. Graduado como doctor, WMM centró sus investigaciones en la voluntad y el poder en la conducta humana, así como en la conciencia y sus vertientes. Aquellos análisis fueron pioneros en el estudio del comportamiento humano.

En sus años universitarios conoce a su colega y, posteriormente, esposa Elizabeth “Sadie” Holloway, casándose en 1915. 

Marston, en 1916. En años posteriores sería el responsable de crear el personaje de la Mujer Maravilla – Imagen: Wikimedia.-

Se dedicó a la enseñanza en la Universidad Americana (Washington) y en la Universidad de Tufts (Massachusetts), para luego viajar a California y trabajar como director de servicios públicos en los Estudios Universal, en 1929. Marston construyó, junto con su esposa y varios colaboradores, un aparato que medía la presión sanguínea y demás cambios corporales. Esta invención se considera el modelo primario de lo que sería luego el polígrafo.

Modelo DISC

A pesar del gran interés que tenían los psicólogos de la época en evaluar el comportamiento de personas con trastornos mentales, WMM se interesó en las personas cotidianas y comunes, con vidas ordinarias. Desarrolla entonces un modelo que pretendía “medir” la energía mental, basándose en cuatro “direcciones”: dominio, influencia, sumisión y conformidad a normas. Sumaría más adelante un quinto elemento denominado autocontrol emocional, que es lo que hoy se conoce como inteligencia emocional.

Formalizó la teoría en el libro ‘Emociones de las personas normales’ (1928) y luego la expandió en una segunda publicación titulada ‘Psicología integrativa’ (1931).

Marston y otro investigador, llamado Walter V. Clark, siguieron desarrollando el modelo, pero Clark terminaría convirtiendo la teoría en la práctica con el Vector Analizador de Actividad (AVA en sus siglas en inglés), un cuestionario que sería usado en el campo laboral. El formulario volvió a sufrir intervenciones, cuando en los años 60 el doctor John Geier lo convirtió en, finalmente, el modelo de estilos de personalidad DISC, basado en los estudios Marston/Clark y en el modelo AVA.

Marston, en 1938 – Imagen: Wikimedia.-

Relación poliamorosa y escándalo

La vida de WMM estuvo rodeada de escándalos. Era un ferviente feminista y consideraba que las mujeres eran mucho más funcionales que los hombres: eran más rápidas y eficaces para trabajar, además de ser más confiables. También defendía que el sexo masculino era, por naturaleza, anárquico y violento, mientras que la noción femenina era sumisa. Con esto no buscaba debilitar el espíritu femenino, ya que creía que debido a la condición amorosa de la mujer, estas debían regir el mundo para llevarlo a un lugar mejor. Apoyó activamente distintas causas a favor de los derechos de las mujeres.  

Mientras trabajaba como profesor, Marston conoció a una joven llamada Olive “Dotsie” Byrne (quien era sobrina de la defensora de los anticonceptivos, Margaret Sanger), con quien inicia una relación bajo la aprobación de su mujer. De hecho, los tres formaron lo que hoy en día se conoce como una relación poliamorosa. La chica se fue a vivir con la pareja y, para acallar los rumores, Marston y Holloway decían que ella era la niñera de sus hijos, Peter y Olive.

WMM y Dotsie procrearon dos hijos, Donn y Fredericka. Marston y Sadie (su esposa) adoptaron a los niños, que, hasta 1963, creían que el psicólogo era su padre adoptivo y no biológico. A pesar de los esfuerzos por apaciguar los cotilleos, Marston fue despedido de la universidad cuando los directivos conocieron la condición de su vida privada.

El matrimonio Marston-Holloway, en 1918 – Imagen: Wikimedia.-

El creador de la Mujer Maravilla

Inspirado por sus dos amantes, WMM crea, bajo el seudónimo Charles Moulton, el cómic de la Mujer Maravilla (1941), ilustrado por H. G. Peter. Según la autora Jill Lepore en el libro La historia secreta de la Mujer Maravilla, Byrne serviría de referencia física para la superheroína, mientras que Holloway serviría para las características psicológicas y personales.

El bondage, según algunas investigaciones, era una de las pasiones de Marston; por ello, en las primeras historias la Mujer Maravilla se ve sujetada por cadenas y cuerdas, aunque también dichos elementos tienen un significado simbólico, asimismo, su arma es el Lazo de la Verdad. Aquella heroína, nativa del pueblo matriarcal Amazonas, luchaba en contra de la delincuencia y los nazis, tratando de establecer un equilibrio en un mundo de desproporciones.   

Después de la muerte de Marston, el cómic fue obligado a permanecer en la oscuridad, hasta su resurgimiento con la popular serie de televisión La Mujer Maravilla (1975-1979), protagonizada por Lynda Carter.

Lynda Carter como la Mujer Maravilla – Imagen: Wikimedia.-

Muerte

William Moulton Marston murió de cáncer de piel, a la temprana edad de 53 años, en 1947. Sus mujeres, Olive y Elizabeth, permanecieron juntas criando a los niños y trabajando, hasta que la primera muere en 1985.

Marston fue un hombre muy adelantado a su época. Su heroína, la Mujer Maravilla, ha tardado en consolidarse como una igual dentro del mundo de los superhumanos; sin embargo, es considerada un ícono feminista y un avance importante dentro de la cultura popular. En 2017, DC Films realizó la primera película de la Mujer Maravilla como personaje principal en Wonder Woman, protagonizada por la actriz israelí Gal Gadot y dirigida por Patty Jenkins. 

La vida de WMM y las peculiaridades de su vida privada y académica se llevaron el cine con la cinta El profesor Marston y la Mujer Maravilla (2017), protagonizada por Luke Evans y dirigida por Angela Robinson. 

Citas

“La Mujer Maravilla es una propaganda psicológica para el nuevo tipo de mujer que debería ser, en mi opinión, para gobernar el mundo”.

Ni siquiera las niñas quieren ser mujeres con nuestro arquetipo de femineidad que carece de fuerza y poder. No quieren ser chicas, no quieren que se las vea sensibles, sumisas, como buenas mujeres amantes de la paz. Las cualidades fuertes de las mujeres se han convertido en algo despreciable debido a su debilidad. El remedio obvio era crear un personaje femenino con toda la fuerza de Superman, además de todo el encanto de una mujer buena y hermosa.

Con información de Wikipedia / El Periódico / Youtube / ONBarcelona / El País

  • Me encanta 1
  • Me divierte 0
  • Me asombra 1
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0



Es tendencia