La bonita historia tras los besos bajo el muérdago

La bonita historia tras los besos bajo el muérdago

Los muérdagos son conocidos por su peculiar aspecto y por la tradición que los rodea: Al ver uno, se debe dar un beso o un abrazo para mantener el amor, la felicidad y la prosperidad en las relaciones. Hoy en día es una de las costumbres más arraigadas en todo el mundo. Aquí te decimos la historia tras esa tradición:

¿Qué es un muérdago?

El muérdago es una planta parasitaria que crece en las ramas de los árboles y sirve de alimento para los pájaros. Por su característica pegajosa suele apoderarse de los troncos de los árboles por lo que algunos las consideran una “plaga”.

Existen actualmente aproximadamente 1300 especies de muérdago en todo el mundo, es una de las plantas con más significado espiritual para las tribus y de las que más leyendas tiene a su alrededor. Algunos las consideran “regalos de los dioses”.

¿Cómo se convirtió el beso en el epítome del romanticismo poético?

Los romanos y los muérdagos

En la antigua Roma, Plinio describió como los antiguos sacerdotes pensaban que los muérdagos eran una planta que los dioses les habían lanzado como regalo a los humanos, y por eso su posición en las ramas de los árboles era tan particular.  También creían que tenía propiedades curativas y que mejoraba la fertilidad.

La gratitud eterna de una madre transformada en amor

En Escandinavia tienen una versión distinta de la historia, las propiedades de la planta se las atribuyen al dios Baldr y su madre Frigg, la diosa del amor, del matrimonio y la fertilidad.

Frigg amaba tanto a su hijo que utilizó sus poderes para hechizar todas las plantas, animales y objetos inanimados para que nunca le pudieran hacer daño, pero ignoró –sin querer- al muérdago, convirtiéndolo en lo único en la tierra que podía herirlo.

El Dios Loki quien tenía una increíble rivalidad con Baldr, se dio cuenta del descuido de la Diosa y con una flecha hecha de muérdago le atravesó el pecho y lo mató.

La Diosa Frigg lloró tanto que sus lágrimas se transformaron en las bayas en forma de lágrima que tienen los muérdagos. Los otros dioses se sintieron tan mal por el sufrimiento de Frigg que decidieron resucitar a Baldr.

Al enterarse de la noticia, Frigg se emocionó tanto que declaró a los muérdagos como plantas del amor, la dicha y la paz.

Frigg declaró que cada vez que se estuviera en presencia de un muérdago, toda batalla y pelea debía pausarse para rendirle honor con un beso o con un abrazo, para esparcir amor en todo el mundo.

En el siglo XVII los ingleses cuando conocieron el nuevo mundo, descubrieron que habían muchísimas clases distintas de muérdagos, por lo que la tradición comenzó a propagarse por todo el mundo.

Los muérdagos se convirtieron en una planta de amor, buena suerte, fertilidad y prosperidad y es considerado un símbolo navideño desde el siglo XVIII cuando los ingleses decidieron que formara parte de sus decoraciones.

Lo que no sabías sobre los besos

Los muérdagos en la naturaleza

Al ser plantas parasitarias, su relación con los árboles no es la mejor, puesto que para sobrevivir se adhieren a sus ramas extrayendo la salvia y los nutrientes y en muchos casos provocando la muerte del árbol. A pesar de su compleja relación con los árboles, los muérdagos son una fuente de alimentación de extrema importancia en el mundo animal, desde renos hasta puerco espines se aprovechan de sus bondades.

Sus extensas ramas cuando alcanzan la madurez se convierten en excelente refugios para pájaros y otros animales pequeños, por lo que ayudan al nacimiento de nuevos ecosistemas. No sólo unen personas bajo tradiciones, sino también mantienen todas las relaciones estables en la naturaleza.

Con información de: TedEd | Foto: Shutterstock

  • Me encanta14
  • Me divierte0
  • Me asombra3
  • Me entristece0
  • Me enoja1



Es tendencia