Grandes películas: Hillbilly, una elegía rural

Grandes películas: Hillbilly, una elegía rural

No siempre las adaptaciones cinematográficas suelen estar tan bien apegadas a su novela original. En muchos casos escuchamos la típica frase «es mejor el libro». Sin embargo hay novelas cuya versión en pantalla nos marca ya sea por sus increíbles actuaciones como por su impecable producción.

Netflix el gigante de streaming es una de las mejores propuestas dentro de los mayores canales de TV streaming a los que podemos acceder hoy en día. Cuenta con muchas producciones originales destacadas y un amplio repertorio de entretenimiento. En el caso de Hillbilly es un largometraje en el que Netflix reúne gran material de trabajo, una producción basada en un buen libro, magníficos actores y un experimentado director. ¿En que para todo?

Sinopsis:

La película se centra en las vivencias de J. D. Vance un ex-marine del Sur de Ohio y estudiante de derecho de Yale quien está a punto de alcanzar el sueño americano al conseguir la propuesta de trabajo de su vida. No obstante recibe la noticia de que su problemática madre, Bev (Amy Adams) quien tiene problemas de drogadicción, sufrió una recaída.

La crisis familiar lo lleva devuelta a su hogar. Ese hogar donde tuvo que padecer difíciles interacciones familiares, además, de enfrentar la irrupción de los recuerdos de su abuela Mamaw (Glenn Close) una mujer fuerte que lo crió. De esta forma J. D. inicia un complicado y emotivo viaje personal en donde el pasado del que tanto huía y su futuro glorioso chocan y J. D. tendrá que encontrar la sanación personal para así poder seguir adelante.

Qué dice la crítica

“Hillbilly” enfatiza las memorias de una familia y una cultura en crisis. Crisis de las comunidades rurales de la américa profunda, quienes se ven afectados por la falta de oportunidades, entornos de intensa y cotidiana violencia, y el alto consumo de drogas.

Sin embargo, esta película está muy lejos de querer causar enfrentamientos políticos (los hillbillies son las personas con mayor apoyo a Donald Trump) cuyo desarrollo posee situaciones algo exacerbadas, un tanto trilladas, pero basadas en la realidad de muchos.

La palabra elegía que posee el título describe de gran manera este largometraje, pues su composición lírica transmite el lamento ante la desesperación de una persona o una desgracia similar. Y a lo largo del desarrollo el espectador no puede sentir nada menos que simpatía por el joven J. D. quien se ve amarrado por el amor y lealtad a su madre, a situaciones que le causan grandes heridas emocionales y las cuales ha dejado atrás solo marcando distancia con su familia.

El filme ha recibido malas opiniones por parte de los críticos norteamericanos, críticas que poseen verdades, pero no faltan las exageraciones. La película está muy lejos de ser un desastre total, aunque no es una obra maestra. Su mayor problema radica en las secuencias repetitivas del abuso que recibió J. D. por parte de su madre Bev y la poca profundización en su proceso de crecimiento como un buen muchacho, contra todo pronóstico y el desarrollo de su sanación.

Además, al enfocarse solo en la crisis familiar se dejó a un lado el conjunto político-social que engloba el contexto del drama y que el libro llegó a desarrollar de una mejor manera. Esta forma en la que está expuesta la trama puede llevar al espectador a tener baches de aburrimiento, pero que sin duda los mantendrán despiertos las buenas actuaciones de Amy Adams y Glenn Close.

Dirección

Ron Howard es un director con mucho recorrido y experiencia en varios territorios del mundo cinematográfico. Cuenta con películas extraordinarias como “Rush” y algunos tropiezos como “En el corazón del Mar”, que muestran su irregularidad. En el caso de “Hillbilly” aportó algunos detalles cinematográficos de calidad, pero no terminó de cuajar la forma y el enfoque que le dio a la trama. Aunque la película no es mala no le generará muchas glorias a su trabajo.

Actrices destacadas

Lo mejor y más sobresaliente de toda la película. Glenn Close y Amy Adams mostraron su pericia como las grandes actrices que son y ofrecieron actuaciones de alto calibre, cuyos personajes presentan grandes cambios físicos y un equilibrio entre los mismos.

Amy Adams, quien ofrece el mayor peso en la historia, retrata de gran forma su personaje como Bev, una mujer de duro pasado y serios problemas de conducta y drogadicción. Adams no se guardó nada en su repertorio actoral y entregó todo de sí, llegando al límite de rayar en la sobreactuación, pero dejando una digna actuación como nos tiene acostumbrados.

Por otro lado, Glenn Close simplemente es brillante, hizo lo que tenía que hacer, de los mejores momentos que tiene la película, aunque su participación es un poco breve. En resumen “Hillbilly” no es mala, pero sufrió por el peso de la expectativa que generó. Tiene aspectos favorables, pero nada que la lleve a ganar un Oscar.

  • Me encanta 0
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0



Es tendencia