El Efecto Werther ¿suicidios inducidos?

El Efecto Werther ¿suicidios inducidos?

Después de la implementación del sistema de metro en Viena en 1978 se volvió bastante recurrente usarlo para suicidarse, produciéndose un aumento de la tasa de suicidios. La cobertura realizada por los medios se centraba en los aspectos más dramáticos de cada historia, lo que llevó a la aparición de un grupo de estudio, la Asociación austriaca para la prevención del suicidio. Esta asociación lanzó una campaña dirigida a modificar las pautas de tratamiento dadas por los medios a estos sucesos a mediados de 1987. Y se produjo una reducción de más del 80% entre la primera y la segunda mitad de ese mismo año. La relación entre el tratamiento dado a estos casos y el número de suicidios parece real.

Aunque este no es el primer caso, ni el más llamativo. Steven Stack, profesor de psiquiatría y justicia criminal en Wayne State University ha estudiado sucesos semejantes en Estados Unidos y ha puesto de manifiesto la existencia de el efecto Werther o copycat.

Este efecto fue observado por primera vez en 1912, cuando un criminólogo relacionó la gran cobertura dada por los medios a los asesinatos de Jack el Destripador y el aumento del número de violaciones y asesinatos en toda Inglaterra. Desde entonces se han hecho muchos estudios, estudios no concluyentes, pero que parecen señalar que existe una mayor relación para el caso de los suicidios.

Aunque la mayor relación se ha encontrado en el caso de suicidios de personajes populares, teniendo estos casos 5.2 veces más posibilidades de inducir suicidio que el resto. Durante el mes posterior a la muerte de Marilyn Monroe, por ejemplo, el número de suicidios en Estados Unidos aumentó en un 12%. Y después de la muerte de Kurt Cobain también se produjo un aumento de la muerte de adolescentes, en varios casos con notas que hacían referencia al artista.

A este efecto también se le conoce como efecto Werther en honor al personaje de la obra de Johann Wolfgang von Goethe de hace más de doscientos años. El protagonista se viste con unas botas, un abrigo azul y un chaleco amarillo, se sienta en su escritorio con un libro abierto y se dispara. Tras la publicación de esta obra muchos jóvenes se vistieron del mismo modo, se sentaron en un escritorio con un libro abierto y se dispararon. Esto condujo a la prohibición de la obra en varios países.

En cualquier caso hay que tener en cuenta que la cobertura de los medios no es el único factor que puede aumentar el porcentaje de suicidios, sino no que habría que tener otros muy en cuenta, como el la estación del año, la tasa de desempleo, la economía o la disponibilidad de armas. Aunque no sean concluyentes estos estudios hacen pensar que es necesaria una gran precaución al hablar de estos asuntos, ¿tú que opinas?


  • Me encanta
    0

  • Me divierte
    0

  • Me asombra
    1

  • Me entristece
    0

  • Me enoja
    0



Es tendencia