El amor medieval según el pincel de Edmund Blair Leighton

El amor medieval según el pincel de Edmund Blair Leighton

A veces en el arte se dan casos de autores que ignorando los motivos de su tiempo, prefieren retrotraerse a épocas pasadas, para hallar allí la verdadera fuente de su inspiración. Así ocurrió con Edmund Blair Leighton, un pintor inglés nacido en 1852, que se concentró en representar lo mejor posible el amor medieval.

Lo primero que hay que saber sobre Blair Leighton, al momento de conocer su obra, es que el artista formó parte de la Hermandad Prerrafaelita, un movimiento estético (integrado por pintores y poetas) surgido a mediados del siglo XIX en Inglaterra. El prerrafaelismo se dio de manera simultánea al realismo en Francia.

Esta escuela adoptó varios de los preceptos más importantes del Romanticismo. Como sus antecesores, los prerrafaelitas pretendían preservar la libertad creativa. No obstante dentro de esta libertad, al grupo le interesaba lograr reproducir un estado anímico equilibrado y no un brote desmedido de la emoción.

Los prerrafaelitas se sintieron además particularmente atraídos por la Edad Media, ya que consideraban que durante este período de la historia las artes reflejaron una fortaleza anímica y una suntuosidad en el estilo dignos de admiración.

Así, los pintores de este movimiento se dedicaron a recuperar lo que consideraban los grandes logros de la pintura anterior al Renacimiento (de ahí su nombre). Una de estas virtudes era, por ejemplo, el detallismo pictórico.

El amor cortés como motivo

Pero dentro de los motivos medievales, Blair Leighton se fijó especialmente en las escenas del amor cortés, retratadas con frecuencia en canciones y libros de caballería.

El amor medieval o cortés establece en lo fundamental una relación de carácter idealista, entre un caballero y una doncella noble, que casi siempre permanece confinada en un espacio físico cerrado (un castillo o un burgo).

El distanciamiento de su objeto del deseo provocará en el caballero un sufrimiento gozoso que habrá de traducirse en un refinamiento espiritual.

Tal refinamiento espiritual se da incluso cuando las parejas se encuentran cerca, ya que por lo común los amantes se limitan a demostrar su amor mediante gestos de delicadeza. Al actuar de esta manera, muy a pesar de la tensión que aflora en sus corazones, caballero y princesa reflejan la templanza de alma que poseen.

God Speed!’ de Edmund Blair Leighton (1900) – Wikipedia.-

Estas emociones se pueden ver perfectamente bien sintetizadas en una pintura como God Speed! (traducible como ¡Dios apura!), realizada por Blair Leighton en el año 1900. En esta obra una doncella, retratada con un hermoso vestido dorado y una delicada diadema de cabello rojizo en su cabeza, amarra su pañuelo en el brazo de un caballero que está a punto de partir en una misión peligrosa.

Aunque ella intuye los riesgos a los que él habrá de enfrentarse, el rostro de la doncella, cuidadosamente delineado, no refleja pesadumbre sino estoicismo. Lo mismo ocurre en el caso del caballero, cuyo rostro, a la vez fino y masculino, rezuma solo valor y entereza.

¿Un artista poco conocido?

A pesar de sus grandes aptitudes como pintor, el nombre de Blair Leighton no se encuentra entre los más frecuentemente citados al momento de hablar de la pintura moderna ¿a qué se debe esto? Probablemente a la convulsión por la que las artes pictóricas atravesaron hacia finales de la segunda década del siglo XIX.

Con la llegada del impresionismo (cuyo objetivo era, tal como lo indica su nombre, estudiar la manera en que la luz se imprimía en los objetos), la pintura figurativa fue quedando paulatinamente relegada a un segundo plano.

Las proezas artísticas de Cézanne, Guaguin y Van Gogh pronto atraerían sobre sí toda la atención y dejarían sentadas las bases para los estilos que irán apareciendo en las primeras décadas del siglo XX. Estilos que tenderán cada vez más hacia la abstracción y la no representación.

No obstante sus reveses en la fama, lo cierto es que el talento de Blair Leighton tenía para retratar escenas de amores medievales y sentimientos elevados resulta del todo innegable.

Con información de: Amor Cortés / Art Renewal / Wikipedia / Imagen de portada:

  • Me encanta 5
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0



Es tendencia