¿De dónde proviene la expresión «cine de autor»?

¿De dónde proviene la expresión «cine de autor»?

Seguramente, en más de una ocasión, nos hemos topado con el término «cine de autor», para hacer referencia a algún filme que no corresponde al típico blockbuster, o que simplemente se aleja de los parámetros de los estudios comerciales, pero… ¿Eso es todo? ¡Conoce los detalles!

La “teoría del autor”, el origen del nuevo cine

Al pensar sobre la realización cinematográfica, surge una pregunta esencial: ¿Quién es el verdadero responsable de una película?

Ante esta disyuntiva, François Truffaut (1932-1984), crítico y posteriormente cineasta, escribió en 1954, un artículo titulado Una cierta tendencia del cine francés o «Une Certaine Tendance of Cinema Française», para la emblemática revista Cahiers Du Cinema. En él, criticaba la carencia de una voz propia, y un desprendimiento de la obra cinematográfica como una expresión artística, en función del monopolio de grandes producciones comerciales.

François Truffaut, conocido por filmes como ‘Les 400 coups’ (1959), fue uno de los iniciadores del movimiento conocido como la «nouvelle vague» – Fotografía cerca de 1960 – Fuente: IMDb.-

Quien no tardaría en convertirse en una icónica figura para la Nueva Ola Francesa, solo contaba con 21 años cuando decidió publicar aquella suerte de manifiesto. En él, señalaba cómo numerosos y exitosos cineastas de Francia se limitaban a caer, reiterativamente, en lugares comunes, desplazando definitivamente la creatividad y la vida de las obras del séptimo arte.

En este sentido, Truffaut señaló que, para él, la figura del director debía conservar un control absoluto, pues su creación aludía a su personalidad y a su creación, como autor, en todos los sentidos.

Para el ícono de la «nouvelle vague», las adaptaciones literarias carecían de sentido, y aludía a que el verdadero reto del realizador cinematográfico, consistía en plasmar las historias del día a día, desde una perspectiva personal e identificable. No obstante, el mismo Truffaut sería el encargado de llevar a la gran pantalla Fahrenheit 451 (1966), bajo una interpretación bastante única.

De acuerdo con el joven y entusiasta François Truffaut, la visión del cineasta era íntima, subjetiva, y muchas veces en referencia a aquello que el autor considerase interesante sobre sí mismo, o sobre su forma de percibir la vida. Por ello, no es de extrañarse que en el auge de su carrera, llevara a cabo numerosas historias sobre Antoine Doinel, un personaje ficticio que funcionaba como una representación de su álter ego, concebido como un ser autobiográfico.

Esta perspectiva sobre cómo debía ser construido el nuevo cine francés, y aunado a ello, cuáles debían ser las responsabilidades creativas del director, fue sustentada y apoyada por los críticos franceses André Bazin -quien habría sido el fundador de la revista para la que trabajaba Truffaut-, en compañía de Alexander Astruc.

Fotografía de Jean-Luc Godard y François Truffaut – Fuente: Lorber Films (IMDb).-

Finalmente, el término fue acuñado y popularizado por el crítico norteamericano Andrew Sarris, amigo de Truffaut y de otra de las grandes figuras de la época: Jean-Luc Godard.

La influencia del cine de autor en Hollywood

Luego de 1962, cuando Andrew Sarris publicó su ensayo Notes on the Auteur Theory, la idea se popularizó entre otros críticos, dada su influencia, y la visión del realizador como autor irrefutable de su obra comenzaba a ser cada vez más común.

No obstante, esta teoría se vio refutada por muchas otras figuras dentro de la industria del cine, apuntando a que el autor de una película, fundamentalmente, es el guionista, por encima del director.

Fue precisamente Truffaut, quien retornó a la figura del director británico Alfred Hitchcock, argumentando que directores como él, por medio de una estética, un estilo visual, ciertos movimientos de cámara y una visión tan fascinante como individual, le imprimían su personalidad a todas sus películas, generando, en conclusión, un verdadero cine de autor.

Fotografía de François Truffaut y Alfred Hitchcock – El cineasta francés entrevistaría al «maestro del suspense» en 1962, para lo que posteriormente se transformaría en el famoso libro ‘El cine según Hitchcock’- Fuente: IMDb.-

Pero, más allá de la disputa, lo cierto es que gracias a Truffaut, Godard, Agnès Varda, Alain Resnais, Éric Rohmer,  entre otras figuras de la «nouvelle vague» incorporaron al cine una gran variedad de temáticas que, hasta el momento, habían permanecido inexploradas, y que permitieron que, años más tarde, surgieran movimientos como el «New Hollywood» (1967-69), o incluso el mítico cine de Woody Allen.

Con información de: New Wave Film / Britannica / Tomatazos / Sector Cine / Foto: Shutterstock

  • Me encanta1
  • Me divierte0
  • Me asombra0
  • Me entristece0
  • Me enoja0



Es tendencia