¿Conoces el origen pagano de la Cruz de Mayo?

¿Conoces el origen pagano de la Cruz de Mayo?

¿Es realmente la celebración de la Cruz de Mayo un culto de origen cristiano? Lo que está claro es que, antes del cristianismo, los pueblos tenían múltiples dioses… ¡Te lo explicamos!

La versión más extendida del origen de la Cruz de Mayo es la adoración a la cruz de Cristo. Eso quiere decir que la celebración está ligada con la Iglesia católica y un rito romano. Según el catolicismo, el culto a la cruz data de los tiempos del emperador Constantino.

Constantino I se encontraba en guerra junto con sus tropas. Ante la magnitud del ejército enemigo, consideraban su victoria imposible. Por la noche, el emperador tuvo una revelación divina en donde vio la cruz de Cristo en el cielo, con la frase “con esta señal vencerás”. Al día siguiente, el emperador mandó a construir una gran cruz y la colocaron al frente de todo el batallón al comienzo del combate, que ganaron airosos. Posteriormente, Constantino mandó a su madre a buscar la verdadera cruz santa en Jerusalén. Además, el emperador mandó a construir iglesias y se bautizó como cristiano.

Aunque esta sea la historia más extendida que le da origen al culto de la cruz, hay otras versiones que dan comienzo a la festividad. Versiones que datan de tiempos anteriores a Constantino y, que debido al catolicismo, han sido eclipsadas por ser paganas. Incluso la propia celebración ha perdido importancia con el pasar de los años, debido a las reformas del papa Juan XXIII a la liturgia romana.

Ahora bien, ¿cuáles son los orígenes paganos más célebres de la Cruz de Mayo?

Las versiones paganas del origen de la celebración

Cibeles y Atis

Moneda conocida como tetradracma, con la cara de la diosa Cibeles – Fuente: Wikimedia.-

Aunque esta versión no explica el culto a la cruz como tal, muchos historiadores consideran esta historia como el comienzo de este tipo de celebraciones. Esta es la versión de la diosa Cibeles y Atis. Cibeles era la diosa de la madre naturaleza, adorada a partir del Neolítico. Dicha diosa un día vio a Atis, un hermoso joven que habitaba en el bosque. Lo llevó con ella y le ofreció vivir a su lado, con la condición de que se mantuviese virgen. Sin embargo, Atis sucumbió al placer con la ninfa Sagaritis y esto enfureció a Cibeles, que mató a la ninfa. Atis se castró y, con esa condición, volvió al palacio de la diosa.

Según la leyenda, Atis se convirtió en un pino; por lo que su conmemoración se celebraba en el equinoccio de primavera con un pino fresco, que era decorado con flores y guirnaldas. De esta historia surge la decoración a un elemento que represente a una persona, en este caso el pino representa a Atis y la decoración del pino su conmemoración.

La versión de Polidoro Virgilio

Jesús entre los doctores (1506), del pintor renacentista Alberto DureroImagen: Wikimedia.-

Según el escritor Polidoro Virgilio (1470-1555), el origen de la adoración a la cruz puede provenir del culto a la diosa Flora. Flora es una diosa de la mitología romana, asociada al florecimiento y la vegetación. Su presencia en el espectro mitológico no era muy considerada, pero se le tenía especial fe en los comienzos de la primavera, ya que la diosa representaba el renacer de las plantas y de la vegetación. Se le daba culto con adornos que emularan estos elementos, entre el 28 de abril y el 3 de mayo.

También se relaciona a la Cruz de Mayo con la celebración de la cosecha en la Antigua Roma y la procesión que se hacía para celebrarla. Las diosas Maia y Ops también son mencionadas, ya que ambas tenían cualidades de fertilidad, y relación con la vegetación y la tierra.

Escultura de la diosa Flora (1688), por Marc Arcis – Imagen: Wikimedia.-

La promulgación de la Cruz de Mayo y su relación con el cristianismo fue inevitable. Después de Constantino I, el cristianismo tomó fuerza de maneras desproporcionadas. Durante la conquista española, los misioneros se encargaron de poner cruces decoradas en todo lugar que pisaran, con el fin de promover la religión. Los pueblos americanos, ya bajo el yugo español, adoptaron distintos tipos de costumbres, entre las que se incluye la religión. En consecuencia, al final se terminó entendiendo dicha celebración como parte de la religión.

Sin embargo, antes del cristianismo existía una amplia gama de cultos, y es que incluso, en los orígenes de la civilización, los pueblos eran politeístas. Lo que sí se podría concluir es que existe una relación entre mayo como mes de florecimiento vegetal y mayo como mes para conmemorar un hecho religioso. Aunque la relación entre estos cultos no está comprobada, podría deducirse que, con la reducción de dioses que implicó el paso del politeísmo al monoteísmo, ciertas costumbres se fueron adaptando a la masa cristiana; es decir, del culto a Flora… al culto a Jesús; del culto a la vegetación al culto de un Dios.

Con información de: Wikipedia / El Tambor / Museo Histórico Nacional / Foto: Wikimedia

  • Me encanta 0
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0



Es tendencia