La increíble historia de Ismael e Isaac

La increíble historia de Ismael e Isaac

Es muy probable que conozcas que ambos son personajes importantes en la Biblia y para las religiones abrahámicas, pero es la historia de ellos con respecto a su padre lo que todavía puede considerarse como vigente en el mundo… ¡Te contamos la historia de Ismael e Isaac!

Abraham es uno de los patriarcas y profetas más importantes para el judaísmo, cristianismo e islam, conocidas como “religiones abrahámicas” en su honor. Era el elegido de Dios para preparar o guiar a su pueblo para la llegada del esperado mesías.

Agar e Ismael vagando por el desierto en una pintura de Grigory Ugryumov – Imagen: Wikimedia.-

Abraham llegó a Canaán (lo que actualmente sería Israel y Palestina) con la misión de poblar al mundo… tarea encargada por Dios, quien le prometió que tendría un hijo. Sin embargo, el profeta era muy viejo, al igual que su esposa Sara y todavía no habían podido tener descendencia. Entonces Sara, quien sabía la misión de su marido, le entregó a Agar, su esclava egipcia, para que Abraham pudiese fecundarla, naciendo así Ismael

Sin embargo, tiempo después (varios años según cada religión) inesperadamente y contra todo pronóstico, nació Isaac, hijo de Abraham también, pero esta vez la madre era Sara…

Isaac ilustrado en una tarjeta de la Biblia – Imagen: Wikimedia.-

Es en este momento que la historia comienza a tener diferentes variaciones: el relato judeocristiano y la versión islámica…

Abraham debía sacrificar a su hijo por orden de Dios, “toma a tu hijo, a tu único hijo” y el profeta, aunque no quería, accedió a asesinarlo. Sin embargo, justo cuando lo iba a hacer, se le apareció un ángel que lo impidió, diciéndole que ya había comprobado que Abraham realmente temía a Dios y que entonces era digno. En el escrito original se menciona explícitamente que se trataba de su hijo Isaac, pero el Corán narra una historia diferente: en los textos islámicos se menciona que el hijo que debía ser sacrificado era Ismael y utiliza versículos del Génesis para corroborar su versión de la historia. Los musulmanes argumentan que Isaac todavía no había nacido para el momento en que Dios le ordena el sacrificio, así que debía tratarse de Ismael, según el islam. Además, el islam también alega que Ismael es ancestro del profeta Mahoma.

El cristianismo reafirma la conceptualización original de la historia hebrea y considera a Isaac como el hijo de la promesa, pero además agrega que Jesús desciende de él.

Abraham a punto de sacrificar a Isaac en una pintura de Matthias Stomer /  Abraham a punto de sacrificar a Ismael en un manuscrito otomano  – Imagen: Wikimedia.-

En el Talmud se dice que Ismael fue desterrado junto a su madre por decisión de Sara, por tener una actitud “burlona” hacia a su hermano Isaac, pero en el Corán se hace más énfasis en que Abraham e Ismael se mantuvieron unidos e incluso construyeron juntos La Meca.

No obstante, aunque en la historia original cuentan que Ismael es echado a vagar por el desierto, se sostiene además que Dios lo recompensa a él y su madre, salvándolos del desierto: «También del hijo de la sirvienta haré una gran nación, porque es tu simiente» así que Ismael tendría mucha descendencia, al igual que Isaac.

Si todavía te preguntas por qué es relevante quién es el hijo de Abraham, ese que tenía la misión de poblar el mundo de descendientes, es precisamente porque los judíos (y posteriormente los cristianos) vendrían siendo los descendientes de Isaac, mientras que los ismaelitas (los árabes musulmanes) serían descendientes de Ismael, lo que desata la controversial duda sobre quiénes son realmente los hijos de la promesa.

La influencia de la historia

Académicos y religiosos concuerdan en que este relato puede ser uno de los factores principales para entender el conflicto árabe-israelí que persiste en la actualidad; sin embargo, aunque no puede negarse la influencia de la historia, judíos y árabes vivieron como vecinos por siglos y en términos generales tenían relaciones positivas entre ellos. Por supuesto, hay notorias excepciones, ya que hubo algunos conflictos específicos en la época previa a la creación de Israel, pero definitivamente no había una guerra como la que conocemos en la actualidad.

En 2012 fue estrenado el filme Le fils de l’autre (El hijo del otro) dirigido por Lorraine Levy, donde se cuenta la historia de un joven israelí y un palestino que fueron intercambiados accidentalmente al nacer y muestra sus respectivos problemas al enterarse que provienen del bando enemigo. Aunque obviamente los dos chicos no tenían una relación sanguínea, la película francesa hace constante alusión a la historia de Ismael e Isaac y al dilema que la historia religiosa representa.

El detalle más interesante de la película, es que el actor de origen judío interpreta al chico palestino que creció como israelí, y el actor árabe interpreta al judío que fue criado por palestinos musulmanes, lo que podría ser un mensaje de que la procedencia étnica no debería ser tan importante.

Póster en inglés de ‘Le fils de l’autre’ – Imagen : IMDb.-

Aunque no es necesariamente una de las causas de la guerra, la historia de Ismael e Isaac puede considerarse, hasta cierto punto, como un antecedente ontológico para entender uno de los conflictos más prolongados en la historia del Medio Oriente y de la humanidad…

Con información de: Definición ABC / Bible Gateway / NY Times / Let The Quran Speak / Urgente 24 / Foto portada: Wikimedia

  • Me encanta 3
  • Me divierte 0
  • Me asombra 1
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0



Es tendencia