Crímenes sin resolver

La mañana del 15 de enero de 1947 Betty Bersinger caminaba con su hija pequeña por un terreno baldío en una zona de construcción del vecindario de Leimert Park en California, EE. UU., cuando vio lo que ella pensaba que eran las dos mitades de un maniquí roto. En realidad se trataba del espantoso crimen de la Dalia Negra

La noche del 3 de mayo de 2007, Kate McCann llegó corriendo al bar ubicado dentro del resort Ocean Blue en Praia da Luz (Portugal). Visiblemente asustada, alertó a todos que su hija Madeleine, de casi 4 años, había desaparecido de su habitación…

El 16 de agosto de 2010 el cuerpo desnudo y en descomposición de Gareth Wyn Williams, un agente del Servicio de Inteligencia Secreto de Reino Unido (MI6), fue encontrado en una bolsa de viaje cerrada con llave en el baño de su apartamento en el centro de Londres. Lo más curioso es que la llave, se encontraba dentro del bolso junto al cuerpo de Wyn…

En este nuevo episodio de Cosas Muy Importantes te contamos sobre tres crímenes que al día de hoy siguen sin resolverse.

La Dalia Negra

El 15 de enero de 1947 fue encontrado el cuerpo, brutalmente mutilado, de Elizabeth Short en un terreno baldío entre las calles Coliseum y West 39th del vecindario de Leimert Park, en California.

Betty Bersinger, la mujer que lo descubrió mientras paseaba con su hija aquella mañana, creyó que lo que estaba en el suelo eran las dos mitades de un maniquí roto… No obstante, no era un maniquí, era el cuerpo de Elizabeth cortado a la mitad y drenado completamente de sangre. Además, como si ya esto no fuera suficientemente perturbador, sus ojos azules miraban sin vida al cielo mientras lucía una sonrisa aterradora, producto de una laceración desde la comisura de los labios hasta las orejas.

Los órganos internos de la joven también habían sido extirpados y, adicionalmente, su pezón izquierdo fue mutilado, su vientre estaba abierto y sus genitales habían sido amputados… La autopsia reveló que muchos de estos monstruosos actos fueron realizados mientras ella estaba con vida, pues se calcula que el asesino la mantuvo cautiva durante tres días hasta que su cuerpo no pudo soportarlo más.

El crimen de la joven Short se convirtió pronto en uno de los más perturbadores en la historia del país norteamericano y aún hoy no se conoce quien fue el asesino. No obstante, por la forma en la que aquel terrible ser se ensañó con ella y la forma tan perfecta en la que los cortes y extirpaciones fueron llevados a cabo, existe un sospechoso: George Hodel, un reconocido e importante cirujano de Hollywood que, además, fue amante de Short hasta que ella decidió romper la relación.

Sin embargo, una de las razones por las que este caso sigue abierto es porque el asesinato se convirtió en un show mediático casi desde el descubrimiento del cuerpo. Lamentablemente el crimen de Short despertó un morbo en la prensa y en la sociedad que fue completamente desconcertante. La joven era hermosa, quería ser actriz y había sido brutalmente asesinada… era la noticia perfecta para los despiadados medios.

Como una referencia a la película recién estrenada de ‘La Dalia Azul’, y por la costumbre de la joven Elizabeth de vestir de negro, la joven que lamentablemente protagonizó el crimen sin resolver más perturbador de la historia de Estados Unidos fue apodada la Dalia Negra. Comenzaron a inventar y mentir sobre la vida de Elizabeth y así, por ejemplo, Los Angeles Herald-Express y The Examiner convirtieron el traje en el que fue vista por última vez se transformó en “una falda corta y una blusa vulgar”, intentando justificar el crimen como si ella “lo hubiera pedido”.

La situación pronto se salió de control y miles de personas comenzaron a adjudicarse el crimen solo para ganar fama… intentando lucrar con la muerte de Short, algo que sigue ocurriendo hoy en día: más de 500 personas han confesado el crimen actualmente, y muchas de ellas ni siquiera habían nacido en el momento en el que Short fue asesinada.

La misteriosa desaparición de Madeleine McCann

La noche del 3 de mayo de 2007, Kate McCann llegó corriendo al bar ubicado dentro del resort Ocean Blue en Praia da Luz (Portugal): su hija Madeleine, de tan solo cuatro años de edad, había desaparecido de su cama en medio de la noche mientras ella y su esposo cenaban con sus amigos en el bar.

El grupo de amigos de inmediato comenzó a buscar a la pequeña por todo el lugar sin encontrar absolutamente nada, por lo que decidieron informar a la seguridad del resort y a la policía local; no obstante, Madeleine había desaparecido del lugar y todo era bastante sospechoso…

La búsqueda de la pequeña niña fue bastante incompetente desde el inicio, con negligencias cometidas por parte de la policía y, sorprendentemente, de la propia familia McCann que parecía estar saboteando la investigación.

El primer error cometido por las fuerzas del orden fue que en ningún momento dieron la orden de revisar el resto del complejo vacacional y tampoco de cerrar las fronteras de la ciudad hasta pasadas 10 horas de la desaparición; por otro lado la escena del crimen tampoco fue asegurada, por lo que todas las pistas que pudieran haber habido en la habitación fueron contaminadas.

No obstante, ni siquiera estos graves errores de la policía se comparan a los que cometieron los padres mientras se desarrollaba la investigación… de hecho, las acciones que tomaron fueron tan sospechosas que muchas personas, incluyendo a miembros de la policía, aseguran que fueron los mismos padres quienes asesinaron a Madeleine y luego fingieron su desaparición.

Lo más sorprendente de este caso sin resolver es que hay «pruebas reales» —como rastros de sangre y de ADN en lugares del apartamento, el auto de sus padres y sus objetos personales— de que la pequeña McCann murió y que su cuerpo…

La extraña muerte del espía Gareth Wyn Williams

El 16 de agosto de 2010 el cuerpo desnudo y en descomposición de Gareth Wyn Williams, un agente del Servicio de Inteligencia Secreto de Reino Unido (MI6), fue encontrado por la policía en una bolsa de viaje cerrada con llave en el baño de su apartamento en el centro de Londres, justo una semana después de que fue visto con vida por última vez

Los cierres del bolso estaban cerrados con candado en la parte exterior y la llave estaba dentro con el cuerpo del agente… ¿Qué fue lo que ocurrió con él? Aunque este es uno de los casos sin resolver más extraños del continente europeo, la policía cree que se trató de un accidente mientras Williams disfrutaba de ciertas actividades fetichistas en soledad, o en compañía.

Gareth, de 31 años, estaba disfrutando de su último día de vacaciones anuales en agosto de 2010, antes de regresar a la sede del MI6. La última imagen que se tiene de él fue tomada por la CCTV de su edificio a las 3:05 p. m., cuando regresaba a su apartamento en Alderney Street. Además, se sabe que su última actividad registrada en línea fue a la una de la madrugada, cuando Williams navegó por un sitio web de ciclismo en su computadora.

Aunque al principio se creyó que se trató de un asesinato y, de hecho, su propia familia directa lo sigue creyendo, pronto comenzaron a surgir indicios de que quizás había sido algo más accidental y relacionado a su vida… privada.

Por ejemplo, algunos miembros de su familia declararon que cuando Williams se estaba quedando con ellos en Cheltenham (Inglaterra) mientras trabajaba en los Government Communications Headquarters, lo encontraron en calzoncillos con las manos atadas a la cabecera a la 1:30 a. m. una noche después de escuchar sus gritos pidiendo ayuda.

Cuando le preguntaron que qué había ocurrido, él simplemente les contestó que «que quería ver si podía liberarse». Además, dentro de su apartamento, la policía encontró pelucas, maquillaje, 26 pares de zapatos de mujer de alta gama y ropa de diseñador para mujer y, en un teléfono en la oficina de Williams, hallaron un video en el que salía bailando desnudo —a excepción de unas botas de cuero negro—.

Todas estas pruebas los llevaron a pensar que, en efecto, se trató de un accidente mientras disfrutaba de alguna actividad fetichista relacionada con el BDSM; no obstante… lo cierto es que en la escena de la muerte encontraron ADN de otro individuo que no ha podido der identificado. ¿Sería posible que se tratara de un asesinato?

  • Me encanta 0
  • Me divierte 0
  • Me asombra 3
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0



Es tendencia