Menú
¿Conocías estas curiosidades de la decoración y el diseño?

¿Conocías estas curiosidades de la decoración y el diseño?

Puede parecer que las empresas dedicadas al diseño de interiores o la decoración trabajan solo basándose en el buen gusto. Sin embargo, se trata de una evolución de estilos que lleva existiendo miles años. Desde la distribución de los espacios hasta la colocación de los muebles, todo es resultado de años de historia.

Lo que tiene en común la decoración actual con la más antigua desde que se considera como tal es que se busca la armonía. Es por ello que Divinity Muebles y otras compañías similares trabajan en pro de ofrecer productos que queden bien en un espacio, independientemente de su estilo de decoración.

La decoración de interiores a lo largo de la historia

Lo que más lejos se ha llegado a conocer de la decoración es el paleolítico, cuando el hombre ya pintaba las paredes de las cuevas en las que vivía. Pinturas rupestres de animales como bisontes y búfalos en manada están plasmados desde hace miles de años y nos han dado indicios de cómo vivían en esa época.

Por otro lado, también utilizaban las pieles de los animales más grandes que cazaban como alfombras. Se podría presumir que esto lo hacían como una forma de conservar el calor en las épocas más frías, pero también se sabe que muchas veces eran colocados como una forma de exponer los logros de los cazadores.

Esto fue el inicio de lo que sería la decoración en los años venideros. Si bien pintar las paredes fue una forma de conservar la historia para varios imperios (los egipcios y mesopotámicos son algunos ejemplos), eventualmente se transformó en algo decorativo. Tener pinturas y muebles hechos por artistas famosos eran un símbolo de una clase social alta.

Sin embargo, pronto las decoraciones comenzaron a tener un carácter psicológico: el espacio y sus formas influye en el comportamiento de las personas. El Imperio Romano se caracterizó por las grandes construcciones que hizo, desde estatuas de sus más fuertes guerreros y generales hasta edificios que causaban fuertes sensaciones en los visitantes.

Así llegamos al siglo XVII, con una decoración bastante más detallada. Techos, suelos y paredes eran decorados con mimo. A esto se le sumaban muebles, ventanas y cuadros perfectamente escogidos para combinar. Ningún detalle se escapaba, ni siquiera las telas bordadas que se usaban como servilletas o los papeles pintados a mano que cubrían las paredes.

Hoy en día, existe una inmensa gran cantidad de modas en el diseño de interiores. Pueden ser desde los más sofisticados y sencillos como el modernismo, e incluso tendencias que pretenden traer los estilos de la antigüedad.

--


Lo que más gusta

Lo más destacado