Conoce los 10 mejores álbumes de 2020

Conoce los 10 mejores álbumes de 2020

No es secreto para nadie que el 2020 fue un año particularmente difícil en varios ámbitos, pero precisamente por el aislamiento, muchas de las más grandes estrellas (de todos los géneros posibles) nos sorprendieron con increíble música… ¡Conoce 10 de los mejores álbumes del año!

Un canto por México Vol. 1 – Natalia Lafourcade

En 2015 la Natalia conoció a la banda Los Cojolites, fundadores del Centro de Documentación del Son Jarocho, organización cultural que busca preservar el son jarocho, un baile tradicional mexicano. La artista comenzó a colaborar con ellos, pero después del terremoto en Puebla de 2017, el centro quedó sumamente devastado, por lo que la cantante realizó dos conciertos llamados Un canto por México, con el fin de recaudar fondos para la organización… Es así como la artista rompió su período sabático y se inspiró para crear un disco con el mismo nombre, uno de los mejores álbumes del año.

En Un canto por México Vol. 1 la artista recurre a clásicos de la música mexicana como «Cucurrucucú paloma», al igual que canciones originales como  «Una vida» o «Veracruz», todo con un retumbante sonido folklórico mexicano. Con este álbum, al igual que en proyectos anteriores, la intérprete demuestra su amor por las tradiciones de su país, trabajo discográfico que le generó los elogios de la crítica y del público, siendo considerado uno de los mejores álbumes en español del 2020.

KiCk i – Arca

La venezolana Alejandra Ghersi, mejor conocida como Arca, es famosa en los círculos de amantes de la música por haber compuesto y producido para aclamados artistas Bjork, FKA twigs o Kanye West. Este año lanzó un álbum que no suena como nada más que hayas oído antes.

La talentosa compositora combina el sonido del bubblegum bass, (el inquietante sonido electrónico que quiere emular el futuro), con los ritmos latinos del reggaetón, mientras se inspira en las gaitas venezolanas… Pero no se limita allí. Arca y Bjork nos sorprenden con una celestial balada, en «Afterwards», donde la islandesa canta en español; o en «KLK», donde la venezolana se trae a la talentosa Rosalía para alardear de su éxito, con melodías que no saldrán de tu cabeza. Es un álbum donde Arca no esconde su sexualidad, ni mucho menos su sensualidad, mientras canta en «Nonbinary» sobre cómo ve el espectro de géneros, o en «Machote», una balada electrónica que no deja nada a la imaginación debido a su contenido explícito, cuya letra y música es una adaptación del hit caribeño «Quiero una chica» de la banda colombiana Latin Dreams.

KiCk i es  tan solo la primera parte de una serie de cuatro álbumes. También es considerado como uno de sus álbumes más accesibles y como su proyecto de deconstrucción de la electrónica,  así que sin duda alguna, la venezolana nos deja con ganas de escuchar los tres que están por venir…

Future Nostalgia – Dua Lipa

Este es un caso donde los críticos y el público han coincidido en gustos, debido a que Dua Lipa nos da música bailable muy comercial, pero a la vez nos entrega, a través de una producción increíble, un álbum cohesivo y bien planificado.

El disco comienza con el tema homónimo «Future Nostalgia» (Nostalgia futura), y si piensas que es un título contradictorio, no estás del todo equivocado, pero es el nombre perfecto para este proyecto. Aquí la cantante británica-kosovar, recurre a elementos del pop de los 70, 80 y 90, pero en ningún momento suena anticuado, logrando producir canciones retro, pero a la vez actuales.

Entre los temas más resaltantes tenemos a «Don’t Stop Now», canción que fue un hit masivo en el mundo, o a «Physical», que nos recuerda a la canción del mismo nombre de la legendaria Olivia Newton John. También nos encontramos con «Levitating», famoso por poseer una gran cantidad de remixes, incluyendo uno con los íconos Madonna y Missy Elliott.

Finalmente, el álbum da un giro inesperado con el tema final, «Boys Will Be Boys». El resto del disco es bailable y con inteligentes letras sobre relaciones sexuales o amor, pero este último es un himno feminista, uno donde la intérprete pide que se juzgue a los hombres con la misma vara que se reprende a las mujeres… Sin duda uno de los álbumes más recomendados…

Future Nostalgia nos muestra que se puede hacer música inspirada en los clásicos sin sonar anticuado, pero también que lo comercial y movido puede ser apreciado por la quisquillosa crítica si está bien hecho.

After Hours – The Weeknd

A finales de 2019, el Abel Tefasye, mejor conocido como The Weeknd sorprendió a la industria musical con el lanzamiento de su sencillo «Blinding Lights», que además de recordar claramente al sonido synth pop de los años 80, contaba con la producción del icónico músico sueco Max Martin. Varios meses después, ya en un mundo radicalmente distinto debido a la pandemia, The Weeknd publicó su álbum After Hours, que además de contar con la producción de la leyenda sueca, también cuenta con el talento de Kevin Parker de Tame Impala. En el álbum podemos encontrar otros éxitos ochenteros en pleno 2020 como «Save Your Tears» o «In Your Eyes», haciendo a The Weeknd merecedor de incontables elogios por parte de la crítica y del público.

Además, cada video musical que lanzó hacía alusión a alguna película como el de «Blinding Lights», inspirado en The Joker o «After Hours», basado en Uncut Gems, dándonos una verdadera experiencia cinematográfica a través de su música.

What’s Your Pleasure? – Jessie Ware

La cantante británica Jessie Ware lanzó su cuarto disco este año What’s Your Pleasure? (¿Cuál es tu placer?). El disco no solo se ganó el corazón de la exigente crítica, sino que fue uno de los principales responsables de la gran relevancia que tuvo el género disco de los 70, en pleno 2020. El álbum fue apreciado por su sensualidad y minimalismo, tanto así que puede recordar a leyendas del género como la mismísima Donna Summer. Aunque no se puede negar que su producción es grandiosa y no pasará desapercibida, también podemos escuchar claramente el minimalismo del proyecto.

El álbum comienza con el tema «Spotlight», que aunque es notoriamente parte de este estilo retro, también podría sonar perfecto en una película de James Bond. Otra pieza aclamada por los fans ha sido el tema homónimo del álbum, pero también «Ooh La La» o «Read My Lips». Sin embargo, el disco cierra con broche de oro con «Remember Where You Are», canción que aunque combina perfectamente con el resto, nos permite escuchar a la cantante acompañada de coros góspel, dándonos un final emotivo y completamente a la altura de tan placentero proyecto musical.

Sawayama – Rina Sawayama

En 2020 fue lanzado el álbum debut de la artista independiente Rina Sawayama. La intérprete británica de origen japonés, se había convertido en una favorita por parte del público desde su EP titulado Rina en 2017, pero ahora fue el turno del disco Sawayama, el cual ha dejado boquiabiertos a los críticos.

El álbum abre con «Dynasty», tema donde habla de problemas familiares, contándonos que aunque el sonido sea comercial, sus letras van más allá. Luego, siempre acompañada de una impecable producción pop-rock, Rina toca otros conflictos personales, como su incapacidad para tener buenas relaciones como amiga en «Bad Friend» o del racismo que sufren las mujeres asiáticas en «STFU». También entona en el pop más pegajoso que podríamos escuchar una crítica al machismo en «Comme des Garçons (Like the Boys)».

Rina regresa a los problemas culturales en «Tokyo Love Hotel», «Tokyo Takeover» o «Akasaka Sad», que además de su moderno sonido j-pop, es allí donde nos confiesa sus verdaderos pensamientos sobre la constante romantización que existe en Occidente hacia Japón, aunado también a los problemas de los inmigrantes nipones en el extranjero.

El álbum culmina con «Snakeskin», donde Rina hace una retrospectiva y explica por qué utilizó el pop comercial de las radios para confesar sus más profundas frustraciones; sin embargo, además de la reveladora letra, la pieza resalta por interpolar la victoriosa música del videojuego Final Fantasy; asimismo, allí samplea directamente la Sonata para piano n.º 8 del mismísimo Beethoven… Cerrando así su primer disco por todo lo alto, para convertirse en uno de los álbumes más interesantes del año.

The Ascension – Sufjan Stevens

El cantante indie Sufjan Stevens lanzó Carrie & Lowell en 2015, un devastador álbum folk donde cantaba sobre su fallecida madre y la dura relación que tuvo con ella. El disco es considerado como uno de los mejores del año, por lo que fue una sorpresa que en el siguiente disco, The Ascension, abandonara el sonido acústico para entrar de lleno en la electrónica.

Producido y escrito casi en su totalidad por él, The Ascension es una clase maestra musical: su voz entona sensibilidad, mientras melodías suaves vocalizan piezas sobre Dios, el amor, el sufrimiento y la vida misma. Pero no se puede dejar de lado su increíble producción electrónica, que en canciones como «Make Me an Offer I Cannot Refuse», explota en un clímax multicolor, o en «Landslide» le da un énfasis a su emoción a tal punto que lo sientes tú también. Si bien es un álbum indie, Sufjan buscó crear canciones pegadizas con estructura pop, como ocurre con «Sugar» o «Tell Me You Love Me».

Su sencillo principal, «America», un tema de 12 minutos, es una pieza sobre Dios y el sufrimiento; por su parte su B-Side «My Rajneesh», una impactante canción que le hace homenaje a sus eras pasadas, ha sido considerada por sus fans como incluso mejor que cualquier otra en el álbum.

Miss Colombia – Lido Pimienta

En el Miss Universo de 2015, justo antes de conocer a la reina de la belleza, el presentador anunció al mundo a la ganadora Miss Colombia… pero momentos después dijo que era un error. En uno de los fallos más atroces y famosos de la televisión en vivo, la cantante colombo-canadiense, Lido Pimienta se inspiró para nombrar su álbum, y por supuesto, en su natal Colombia.

Desde «Eso que tú haces», una balada cargada con su poderosa voz, podemos oír la influencia de los ritmos de su país: la cumbia, combinado con su encantador toque personal. En «Quiero que me salves» canta (junto con el Sexteto Cabalá) una canción folklórica tan pura que fácilmente podríamos haberla oído en las radios de Colombia en el siglo pasado.

Sus temas son el amor, la fuerza, y sutilmente, el racismo. «Pelo Cucu» habla sobre la discriminación casual aún presente en Latinoamérica en frases como “mejorar la raza”, dichas como si no fuesen ofensivas. Pero sin duda su voz es la principal protagonista, como se oye en «Para transcribir (LUNA)», una de las canciones más resaltantes, cantada casi a capela. Miss Colombia cautiva y recuerda que hay más del país latino que sus estereotipos.

Folklore – Taylor Swift

El 23 de julio nadie imaginó que encontrarían un mensaje de Taylor Swift que decía “mi octavo álbum, Folklore, saldrá a medianoche”. Fue una completa sorpresa, sin ningún antecedente, pues no había pasado ni un año desde Lover, su disco anterior. Pero lo que más impactó fue su calidad y encanto.

Me ha ido bien, he estado en nueva mierda, así comienza el álbum con «the 1», y no miente, pues lejos quedaron los sintetizadores para dar paso a guitarras, pianos y tambores acústicos. A Taylor ya no le importa hablar de su vida y su problemático ex, ahora inventa personajes, amores y desamores en canciones como «cardigan», el primer sencillo. Incluso, después de ver la película sobre un matrimonio roto, Marriage Story, Taylor compuso la desgarradora «my tears ricochet», uno de los puntos altos del álbum. También, el caso de «betty», un regreso al country que catapultó su carrera… pero Taylor no vuelve como una niña inocente, sino como una mujer que sabe que está en el tope de la industria musical

Taylor trabajó con Aaron Desner, miembro de la popular banda indie The National, para escribir, componer y producir sus canciones, y lograr un sonido calificado como “alternativo”, pero sin dejar de lado su sensibilidad pop, como se nota en «august» una increíble canción que roza en el dream pop y que ha sido muy adorada por los fans.

Menos de medio año después, Taylor volvió a sorprender con otro álbum, Evermore, el álbum “hermano” de Folklore, el cual también es merecedor de estar en esta lista, y donde vuelve a demostrar que ya no es la chica que canta sobre sus novios, sino una artista que va mucho más allá.

Fetch the Bolt Cutters – Fiona Apple

La cantante Fiona lleva desde los 90 creando álbumes, y cada vez que lo hace, viene con todo… Ella no tiene miedo de decir lo que piensa, quizás por eso relata que la pateen bajo la mesa para que cierre la boca, en «Under the Table», pues Fiona muestra con sus letras, melodías y composiciones por qué se merece ser oída… Y de hecho lo fue, pues Fetch the Bolt Cutters es considerado unánimemente por la crítica profesional como el mejor álbum del año por lejos.

“Parí a tu hija en la misma cama donde me violaste”, dice en «For Her», sin ningún tipo de anestesia. No es una experiencia literal, pero sí una alegoría sobre la violencia que sus compañeras en la música tienen que sufrir, además, Fiona usa los huesos de su perro muerto como percusión en la canción homónima del álbum… Quizás no tiene explicación o el significado va más allá de nuestra imaginación, pero este álbum tiene la intención de demostrar que ella es de todo menos común. Otro punto importante es la canción «Shameika» donde menciona a una chica de su niñez que le dijo a Fiona que tenía “potencial”; no obstante, Fiona también es romántica… En «I Want You to Love Me», clama sobre un piano su necesidad de amor, y en «Cosmonauts» relata su relación amor-odio con su amante, comparándose a dos astronautas que caen desde el espacio precipitados a la Tierra.

¿Folk? ¿Rock?… Sinceramente dudamos que a Fiona le importe mientras relata su frustración, pero sin duda Shameika tenía razón cuando le dijo que tenía potencial.  

Otros álbumes importantes

Aunque 2020 fue un año fuertemente marcado por la pandemia y las cuarentenas, la música también fue uno de los mayores sucesos del año. En cuanto al español pudimos escuchar tres álbumes distintos del puertorriqueño Bad Bunny, quien es adorado por la crítica; asimismo, la icónica banda española La Oreja de Van Gogh presentó su álbum Susurro en la tormenta.

Si escuchamos la música indie o alternativa tuvimos al increíble Punisher de Phoebe Bridgers, gran candidato para el Grammy como mejor álbum, o Set My Heart on Fire immediately de Perfume Genius, artista aclamado por su música experimental.

En cuanto a la música disco, Kylie Minogue grabó un álbum llamado literalmente Disco, para ganarse nuevamente el amor de los expertos y de los admiradores de la música. También Miley Cyrus sorprendió incursionando en el género, para luego dar un giro completo y lanzar un álbum rock, Plastic Hearts

Aunque es común oír que “el rock ha muerto” el 2020 nos comprobó que esto no es real, ya que pudimos escuchar distintos álbumes en este género, provenientes de leyendas como Alanis Morissette, AC/DC, Nightwish, etc. También este año, y en el mismo género, escuchamos a Bruce Springsteen y Bob Dylan, que gracias a sus álbumes Letter to You y  Rough and Rowdy Ways respectivamente, fueron protagonistas de los elogios para convertirse en unos de los álbumes más aclamados y valorados del año.

Aunque efectivamente el 2020 fue uno de los años más duros de los últimos tiempos, hubo increíbles lanzamientos discográficos que nos hicieron compañía, así que a pesar de todo, afortunadamente tuvimos la música

¡Te deseamos un próspero 2021!

Con información de AOTY / Genius / Pitchfork / Metacritic

  • Me encanta 0
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0



Es tendencia