Conoce a Esma Redžepova, “la reina de los gitanos”

Conoce a Esma Redžepova, “la reina de los gitanos”

Los romaníes (llamados comúnmente “gitanos”) provienen originalmente del Punyab en India, pero a través de la historia se han expandido por todo el mundo, sin tener un Estado particular al cual reclamar como suyo, lo que ha ocasionado que sean enormemente maltratados… Aun así, Esma Redžepova logró a darse a conocer a través de su música…

Antes de empezar, es importante destacar que aunque la palabra «gitano» es el término más utilizado en español, y es aprobado por la Real Academia Española, la forma más correcta para referirse a esta etnia es «romaní», ya que el primer término puede tener connotaciones peyorativas.

Esma Redžepova nació el 8 de agosto de 1943 en Skopje, y creció en un barrio romaní de la actual capital de Macedonia del Norte. Desde muy joven se interesó en la música, algo que causaría la furia de su familia porque ser cantante y una mujer sin casarse significaba una “deshonra” para la comunidad. Pero esto no sería lo único en lo que Esma demostraría su carácter y convicción, ya que cuando quisieron casarla a la fuerza, la futura estrella amenazó con suicidarse.

Más adelante asistió a escondidas a una audición de un concurso en Radio Skopje, acto por el que sufrió una cachetada de su padre, pero que en realidad daría paso a su nacimiento como una estrella…

«Romano Horo» fue una de las primeras canciones de Esma en convertirse en un éxito.-

En su audición, la intérprete, que en ese momento tenía 17 años, cantó un tema tradicional romaní, lo que se convertiría en la primera vez que una canción de esta etnia se transmitía por esa radio. Su participación en el concurso atrajo la atención del reconocido productor Stevo Teodosievski, quien era macedonio étnicamente, pero veía en Esma la oportunidad de dar a conocer la música romaní en Yugoslavia y el mundo.

Stevo en realidad no estaba muy complacido con la voz de Esma al inicio, pero la presionó a mejorar y posteriormente pidió permiso a los padres de Esma, para que ella pudiese unirse al conjunto musical que él dirigía.

El comienzo de su carrera fue muy difícil debido a la fuerte discriminación que sufría su etnia en Macedonia y el resto de Yugoslavia; incluso, los mismos romaníes veían con mal ojo que una artista femenina estuviese teniendo semejante relevancia, tanto por el machismo de las comunidades como por el hecho de que la gran parte de los artistas romaníes escondían sus orígenes. Además, la cercanía entre Esma y Stevo también era mal vista, ya que él era un payo o gadjo (persona no romaní) y eso provocaba la desaprobación en las comunidades de esta etnia. Por el lado de Stevo, la liga comunista y la misma Radio Skopje, desaprobaban su apoyo a la sociedad y cultura romaní.

No obstante, a pesar de todo lo que tenían en contra, los artistas se fueron a Belgrado. Posteriormente se enamoraron y se casaron, pero lo más importante es que estaban logrando su cometido: Esma Redžepova ya era una estrella.

Su canción «Čaje Šukarije» es considerada como un himno para los romaníes de todo el mundo.-

En ese momento Yugoslavia estaba estrechando lazos con India (la región de donde provienen los romaníes), lo que permitió a Esma viajar varias a veces al país e incluso cantar en frente de la primera ministra Indira Gandhi. Además, se presentó en el festival “rey y reina de la música gitana” que se realizó en la ciudad de Chandigarh, India, donde ganó el título de “reina de la música romaní” o simplemente “reina de los romaníes”.

Con el pasar de los años, el éxito de Esma, a pesar de sus orígenes, solamente crecía, incluso alcanzando a presentarse en el legendario teatro Olimpia de París, (siendo la primera persona de Yugoslavia en hacerlo), hizo una gira por Estados Unidos y visitó múltiples países europeos durante su carrera; además, participó en varias películas y documentales mientras continuaba lanzando éxitos musicales.

También, además del macedonio o romaní, Esma era famosa por cantar en varios idiomas como el hindi, hebreo griego, entre otros y se presentó ante líderes controvertidos del siglo XX como el sah Mohammad Reza Pahleví o el dictador Muamar el Gadafi…

Igualmente, Esma no se quedó en el siglo pasado y continuó reinventándose: cantó duetos con artistas más jóvenes, como el fallecido ídolo macedonio Todor Proeski, para luego incursionar en géneros pop e incluso en el R&B.

Después de la muerte de su marido, por petición de él mismo, la artista continuó cantando sobre los escenarios. 

En 2013, a sus 69 años, representó a Macedonia en Eurovisión en compañía del cantante Lozano con el tema «Pred da se razdeni», convirtiéndose en una de las pocas personas de origen romaní en haber actuado en el festival – Imagen: Wikimedia.-

Una diva caritativa

Otra de las razones por las que Esma es tan recordada es por su humanitarismo y obras de caridad. Debido a que ella y Stevo no podían tener hijos, adoptaron seis niños, pero también se encargaron de criar a 47 niños huérfanos.

Esma realizó conciertos con motivos benéficos, ya sea en contexto general o para ayudar a su pueblo romaní. También fue nombrada presidenta honoraria de la Cruz Roja macedonia por sus esfuerzos en ayudar a romaníes después de la guerra de Kosovo y durante los años 90 creó una organización para ayudar a las mujeres romaníes llamada Esma.  

Un monumento para otro monumento

Aunque la intérprete continuó presentándose sobre los escenarios y perpetuando su trascendental legado, Esma, quien sufría de diabetes crónica, murió a los 73 años en Skopje en 2016.

La artista dejó sus bienes en manos del Estado, lo que provocó la ira de sus sobrinos, quienes alegan que el documento está falsificado, y además se piensa que han entrado ilegalmente a robar pertenencias de su antigua casa, que ahora es un museo. Ha habido mucha especulación al respecto ya que Simeon Atanasov, uno de los chicos que Esma y su esposo criaron, fue detenido como sospechoso, pero él alegó que eso no ocurrió. La antigua mánager de la artista considera que el robo fue cometido por los sobrinos y que ellos mismos se encargaron de crear la falsa noticia sobre Simeon…

No obstante, volviendo al impacto de la artista, en la actualidad, a pesar del fuerte rechazo que sufrió al principio de su carrera y de que ya no se encuentre con nosotros, Esma es vista como un ícono musical y heroína nacional en su país por todas las etnias y no solo por los romaníes.

Afortunadamente, ya que los derechos musicales se los heredó a Simeon Atanasov, él, en compañía de Eleonora Mustafovska (otra de las chicas que adoptó), han decidido realizar una agrupación que busca realizar canciones con el estilo musical característico de Esma, llamada Esma’s Band Next Generation. Además, el Gobierno macedonio ha declarado que tiene planes de construir un monumento en su honor.

Esma era famosa por sus coloridos atuendos, pero especialmente por sus turbantes, teniendo alrededor de 300 ejemplares – Imagen: Wikimedia.-

Actualmente los romaníes continúan siendo uno de los grupos étnicos más maltratados de Europa y el mundo, pero Esma Redžepova, la reina de la música romaní, seguirá siendo su ícono y especialmente un ejemplo para ellos de que hay esperanza…

Con información de: Contexto y Acción / BBC / Wikipedia / Foto: Wikimedia

  • Me encanta 0
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0



Es tendencia