Dioses peculiares: conoce 10 deidades extrañas de diferentes mitologías

Dioses peculiares: conoce 10 deidades extrañas de diferentes mitologías

Las mitologías, o incluso algunas creencias actuales, pueden tener divinidades un tanto extrañas, desde una diosa de las cloacas hasta un dios con un órgano reproductor gigante. ¡Hoy te contaremos acerca de estos dioses peculiares y figuras mitológicas que quizá no conocías!

Chhinnamasta (hinduismo)

Chinnamasta es una deidad hindú y es parte de las mahavidyas, que es un grupo de representaciones de la diosa Parvati. También simboliza el lado feroz de la diosa madre Devi, pero lo más importante y peculiar es su apariencia…

Chhinnamasta es representada desnuda y “autodecapitada”, mientras que de su cuello salen tres chorros de sangre: uno es bebido por la cabeza cortada, a la par que unos asistentes ingieren los dos restantes.

A pesar de su peculiar figura, en realidad es una diosa venerada en la secta del shaktismo (rama del hinduismo)… ¿Por qué? Chhinnamasta simboliza las contradicciones, pues puede ser la diosa tanto del control sexual como de la sexualidad misma, y también a la vez, tanto de la muerte como de la vida.

También se representa a Chhinnamasta de pie sobre una pareja teniendo sexo – Imagen: Wikimedia.-

No suele ser adorada en público como otros dioses, pero existen templos en su honor, y lógicamente muchos creyentes devotos a ella.

Tlazoltéotl (mitología azteca)

A diferencia de otros pueblos nativos americanos, los mexicas (también llamados aztecas) tenían un gigantesco panteón divino, por lo cual no es de extrañar que hayan existido íconos tan específicos como lo era Tlazoltéotl, quien era la diosa de la lujuria, el deseo carnal, entre otros atributos sexuales.

Esto puede ser algo común en distintas creencias nativas del mundo, pero la peculiaridad de Tlazoltéotl es cómo se le representaba: en los códices mexicas podemos verla dando a luz o defecando, pues esta civilización simbolizaba la lujuria como excrementos.

No obstante, debido a que está asociada a la purgación del cuerpo, la labor de esta diosa es limpiar el pecado de la humanidad.

Entre otros dioses peculiares de los aztecas te invitamos a leer nuestra nota sobre Xochipilli, el dios de la prostitución homosexual…

Príapo (mitología griega)

Si bien es considerado un dios menor en la mitología griega y por lo tanto no es común que se le referencie, Príapo es uno de los dioses peculiares que adoraron los antiguos helenistas.

Se dice que este dios es hijo de Hefesto y Afrodita, y tras una pelea, ella se va lejos de su amor, y recibe el castigo de Hera, madre de Hefesto. La reina de los dioses toca el vientre en embarazo de Afrodita provocando que ella dé a luz a un hijo muy “feo” y con un pene absurdamente grande, Príapo.

Es importante recordar que los antiguos griegos no consideraban que los penes grandes fuesen estéticos, lo que podría explicar este atributo tan particular y con semejantes connotaciones negativas; pero, volviendo a Príapo, a pesar de esta “malformación” fue adorado como un dios del vino, protector de los rebaños y también de las cosechas, pues su mayor característica es que era símbolo de la fertilidad, probablemente ligado a su titánico miembro.

Príapo era representado siempre con su miembro erecto – Imagen: Wikimedia.-

Ahora, yéndonos un poco más hacia Occidente dentro de la misma Europa, podemos encontrar a una divinidad con características similares…

Sheela na Gig (probablemente mitología celta)

Las Sheela na Gig son representaciones antiguas en piedra provenientes de Irlanda y Reino Unido. Algunos piensan que se trata de una antigua diosa que muchos estudiosos han buscado identificar con la mitología celta; pero, el hecho es que ver una imagen de ella no deja indiferente a nadie…

Esta deidad es representada con una gigantesca vulva, la cual abre con sus manos mientras tiene una particular sonrisa en su rostro.

Se piensa que puede haber sido una figura que representaba la fertilidad, pero a la vez, podría simbolizar una manera de prevenir la lujuria; no obstante, en la actualidad se considera que Sheela na Gig podría ser, en cambio, un ícono que empodera la sexualidad femenina, siendo utilizada como un símbolo feminista.

Una Sheela na Gig en una iglesia en Herefordshire, Inglaterra – Imagen: Wikimedia.-

Olokun (religión yoruba)

El atributo principal de este dios yoruba (religión tradicional proveniente de Nigeria y Benín), es algo común en muchas otras creencias, y es que este es el Orisha del océano; sin embargo, lo distintivo es que Olokun representa ese lado feroz y aterrador de los mares, y es dueño de todas las reliquias que allí se esconden mientras vive en su palacio, encadenado.

Pero, lo más particular es que es una deidad andrógina o hermafrodita, así que además de representar al mar, la vida y la muerte a la vez, lo más peculiar de este importante dios de África es que no tiene un género específico.

Yasy Yateré (mitología guaraní)

Las civilizaciones prehispánicas más recordadas son por lejos los mayas, los aztecas y los incas, pero no muy lejos de estos últimos, se encontraban los antiguos guaraníes en el actual Paraguay. La leyenda de Yasy Yateré cuenta que es el cuarto de los siete hijos malditos de Taú y Keraná, pero a diferencia de sus seis hermanos, Yasy Yateré es el único que no tiene una apariencia de monstruo, pues se considera que era un pequeño niño rubio, o simplemente un enano con cabellos dorados.

Además de sus rasgos físicos, lo que hace interesante a esta figura mitológica guaraní, es que además de ser el dios de la importante y cotidiana bebida conocida como mate, también es la deidad de las siestas.

Se dice que suele vagar por los campos asegurándose de que los niños estén durmiendo… Aquí las leyendas varían un poco: algunos creen que los pone a dormir, en otros casos sostienen que se lleva a los niños para darles miel y frutas, pero otras versiones un poco más drásticas cuentan que se los lleva a Ao Ao, su hermano caníbal para que los devore. Sí, probablemente Yasy Yateré era utilizado para espantar a los niños y así forzarlos a tomar una siesta…

Matshishkapeu (mitología inuit)

En la mitología inuit (pueblo que es erróneamente llamado “esquimal”) más que dioses, lo importante en su creencia son los espíritus. El ente animal más importante es el Maestro caribú, quien es el responsable de facilitar la caza de los renos para el consumo de los inuit; sin embargo, cuando él falla tiene que intervenir otro espíritu: Matshishkapeu, el “hombre pedo”.

Matshishkapeu es la entidad de las flatulencias, y su relato más famoso se centra en cómo provocó una terrible indigestión al Maestro caribú para que le permitiera a los inuit poder cazar a estos animales en paz.

Se dice que Matshishkapeu solía ser de las figuras religiosas más importantes para los inuit, a pesar de su curioso y hasta cómico atributo.

Saunatonttu (mitología finlandesa)

La mitología finlandesa es una de las más particulares que podemos encontrar en Europa, pues a pesar de su cercanía con los nórdicos o los eslavos, sus creencias nativas eran muy diferentes y bastante autóctonas, lo que nos lleva a Saunatonttu, quien es el espíritu, o elfo, de algo muy importante en la cultura finesa: los saunas.

Incluso en la actualidad podemos encontrar dibujos de estos duendes protectores en los saunas finlandeses, pues su labor es bendecirlos o cuidarlos, pero también procurar que no se haga algo indebido en ellos.

Por otro lado, a diferencia de otras figuras en esta lista, Saunatonttu no es necesariamente un dios en particular, sino que la leyenda relata que quien sea la persona encargada de poner el fuego por primera vez en un sauna, eventualmente se convertirá en el Saunatonttu del suyo.

Sesmu (mitología egipcia)

El panteón cosmogónico egipcio es uno de los más amplios y precisos de las diferentes mitologías que han existido, así que no es de extrañar que tuvieran a Sesmu, quien era el dios del vino, pero también era la deidad de otro líquido con un color similar…

El atributo de Sesmu también es la sangre y se le describe como “hambriento” por ella, así que era un dios con un carácter violento y conocido por poner las cabezas de aquellos que hacían el mal en un lagar, todo con el fin de preparar un tipo de vino muy diferente y definitivamente muy humano.

Si bien se conoce que tenía coloridos festivales donde los jóvenes pisaban uvas en su honor, también se le recuerda por esta personalidad vengativa y sedienta de sangre.

Cloacina (mitología romana)

Usualmente se piensa que todos los dioses que adoraban los griegos tenían un equivalente exacto en la Antigua Roma, pero existe una que otra deidad relacionadas al Imperio latino.

Entre estos pocos casos podemos encontrarnos a la particular diosa Cloacina, quien aunque a veces era considerada como la diosa protectora del coito matrimonial, su principal atributo era otro, como su nombre lo dice, Cloacina era básicamente la diosa de las cloacas.

En realidad, siendo aun más específicos, Cloacina era quien regía la Cloaca Máxima, el sistema de alcantarillado de la Antigua Roma, el cual fue uno de los primeros en la historia.

Si bien eventualmente se le terminó asociando a Venus (Afrodita), Cloacina es probablemente una de las diosas más específicas y peculiares que podemos encontrar en las distintas creencias del mundo.

Monedas representando a la Venus Cloacina – Imagen: Wikimedia.-

Aunque en la actualidad al escuchar la palabra mitología pensemos en la Atenea griega o en el Osiris egipcio, incluso en las más grandes creencias podemos encontrar particulares dioses y deidades con atributos extraños o sumamente específicos

Con información de Gizmodo / Wikipedia / Absolute Magazine / Times of India

Imagen portada: Shutterstock

  • Me encanta 3
  • Me divierte 1
  • Me asombra 2
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0



Es tendencia