Un Buda de 600 años de antigüedad apareció en un lago de China

Un Buda de 600 años de antigüedad apareció en un lago de China

Una figura de Buda grabada en una pared con 600 años de antigüedad fue descubierta en un embalse en Jiangxi, al este de China. La figura se hizo visible luego de que bajaran los niveles de agua debido a una renovación, dejando al descubierto sólo la parte superior.

La estatua  fue descubierta en el embalse de Hongmen en el condado de Nancheng en la ciudad de Fuzhou mientras se realizaba un proyecto de renovación de la puerta de energía hidroeléctrica del embalse, lo que redujo sus niveles en más de 10 metros y dejó al descubierto cabeza de la emblemática figura.

Según expertos, podría ser de la dinastía Ming (1368-1644), un equipo de especialistas se ha dedicado a bucear en los alrededores para buscar más información al respecto, y consiguieron una sala de 165 metros cuadrados de un templo.

La ciudad perdida

Al iniciar los procesos de investigación, descubrieron que en el embalse se encuentran las ruinas del antiguo municipio de Xiaoshi un importante centro de economía y de transporte acuático.

”Las ruinas de la ciudad de Xiaoshi no fueron expuestas por los niveles de agua, pero el equipo submarino también exploró la ciudad y se encontraron restos de un centro de actividad comercial”, dijo Jin Huilin, del museo del condado de Nancheng.

Le estatua de 3.8 metros de altura, representa un buen augurio para la sociedad China. Durante la construcción del embalse en 1958 muchos de los habitantes de la zona fueron reubicados, luego de enterarse la de la aparición de Buda muchos decidieron volver a visitar su ciudad natal.

El director del Instituto de Investigación Arqueológica de la Provincia de Jiangxi, Xu Changging explicó que la preservación de este tesoro nunca antes visto es gracias al agua, que actúo como barrera protectora durante todos estos años.

El hallazgo incrementó las visitas de los turistas, el descubrimiento creó un impacto cultural porque es una de las pocas reliquias que conserva China, debido a que durante la revolución cultural del país en 1960 muchas obras de arte fueron eliminadas con el propósito de deshacerse de todo lo “viejo y supersticioso”.

Además de las visitas de los turistas,  las historias de los aldeanos se han vuelto virales, uno de los testimonios es de Huang Keping un aldeano de 82 años que compartió sus recuerdos con los medios:

 “Fui al templo en 1952 y vi por primera vez la estatua de Buda, recuerdo que la estatua era dorada en ese momento”, También explicó que había un pequeño templo en el que los budistas hacían sus reuniones.

La obra será sumergida nuevamente

Cuando los niveles de agua del embalse suban con la inundación de primavera estatua se cubrirá de agua nuevamente, sin embargo no será olvidada por el pueblo nuevamente y se iniciarán procedimientos especiales para preservar la reliquia intacta.

 

Por Mary Villarroel Sneshko | @Vivodesorpresas  | Culturizando

Con información de: CNN | La Vanguardia | 


  • Me encanta
    6

  • Me divierte
    0

  • Me asombra
    3

  • Me entristece
    2

  • Me enoja
    0



Es tendencia