Menú
Biblioteca Haskell: el establecimiento dividido entre Estados Unidos y Canadá

Biblioteca Haskell: el establecimiento dividido entre Estados Unidos y Canadá

Hay zonas fronterizas con muchísima historia o peculiaridades; pero entre Quebec y Vermont, en el límite entre Canadá y Estados Unidos, se construyó una biblioteca justo en la línea que separa a ambos países… ¡Descubre la Biblioteca Haskell!

La Biblioteca Haskell no es cualquier establecimiento. En la década de los 70 tanto EE. UU. como Canadá la nombraron un Patrimonio Histórico; esto se debe a que Haskell se encuentra entre la frontera de ambos países.

Biblioteca Haskell: el establecimiento dividido entre Estados Unidos y Canadá
Vista externa de la Biblioteca Haskell – Imagen: WikiMedia.-

La frontera que divide a Stanstead de la provincia de Quebec, Canadá, y a Derby Line del estado de Vermont, EE. UU., atraviesa por la mitad a esta biblioteca. Para marcar esta línea divisoria hay en el suelo una cinta que marca cada lado.

Dentro de la Biblioteca Haskell se puede cruzar la línea sin problema, siempre y cuando se salga del establecimiento por la misma puerta que se ingresó. Hay en cada lado oficiales las 24 horas, vigilando que no haya ningún paso ilegal por la frontera.

A pesar de que se permite caminar sin problemas dentro del establecimiento, muchos rumores en internet han hecho que las personas tengan miedo de hacerlo. Incluso la línea divisoria, por sí sola, se convirtió en un atractivo turístico; cientos de personas pasan a tomarse fotos día a día.

Biblioteca Haskell: el establecimiento dividido entre Estados Unidos y Canadá
Línea que marca los límites de cada país dentro de la biblioteca – Imagen: WikiMedia.-

La biblioteca fue construida a propósito sobre la línea que dividía a Canadá de Estados Unidos, por la familia Haskell entre 1901 y 1904. El motivo de esto fue que tanto las personas del lado estadounidense, como las del lado canadiense pudieran disfrutar de los libros de la biblioteca.

El establecimiento cuenta con una colección de 20 mil libros en inglés o francés; además, en la planta superior tiene un salón de ópera para un aforo de 500 espectadores. Curiosamente los libros están en la parte canadiense de la frontera, pero casi todos los asientos del lado americano.

La familia Haskell donó la biblioteca a las ciudades de Stanstead y Derby Line, por lo que actualmente es manejado y administrado por un consejo integrado por cuatro estadounidenses y tres canadienses. Entre los meses de mayo y octubre realizan visitas guiadas por toda la biblioteca, por un costo de 5 dólares para los adultos.

Con información de BBC / La Brújula Verde / Biblogtecarios

--


Lo que más gusta

Lo más destacado