Babilonia: curiosidades del reino perdido

Babilonia: curiosidades del reino perdido

Babilonia, es la ciudad más famosa de la antigua Mesopotamia; pero ¿qué caracterizó a este poderoso pueblo? ¡Te lo explicamos!

Ilustración de la tierra de Babilonia en su mejor momento – Imagen: Wikipedia.-

La ciudad de Babilonia, estuvo situada a 94 kilómetros de Bagdad (Irak), caracterizada por sus majestuosos templos y por ser una de las más grandes urbes del mundo antiguo.

Duración del imperio

El Imperio babilónico, fue una de las potencias de la época, con una fecha de inicio que data de aproximadamente del año 1894 a. C., alcanzando el año 539 a. C. cuando cae a manos del Imperio aqueménida.

¿Cuál era el idioma de Babilonia?

La lengua oficial de este reino era el acadio, un lenguaje semítico (familia de las lenguas afrodisíacas) que fue oficializado para su uso en diferentes textos. Todo esto a pesar de que los fundadores del reino y varios de sus reyes fueron amorreos, es decir, no tenían esta lengua como nativa.

El acadio fue utilizado para la escritura de grandes documentos como el Código de Hammurabi, conocido como el primer conjunto de leyes de la historia de la humanidad, enumerando normas que el pueblo debía seguir para fomentar el crecimiento.

Arquitectura babilónica

Si algo caracterizó al Imperio babilónico fueron sus obras arquitectónicas adelantadas a su época, con grandes estructuras con base en líneas rectas con ladrillo vitrificado que resaltaban sobre todo por su inmenso tamaño. Con una superficie que se aproximaba a las 1000 hectáreas, el imperio se encontraba rodeado por un doble recinto amurallado de ocho puertas de acero que hacían honor tanto a dioses, centros religiosos o incluso al rey.

Un zigurat es otro monumento arquitectónico de la región que consta de una torre en forma piramidal que para ellos funcionaba como una escalera al cielo y que a su vez representaba el poderío de sus dioses y de su rey.

Aunque las murallas y los zigurats por sí solos son increíbles construcciones para la época, la guinda del pastel son los famosos Jardines Colgantes de Babilonia, una de las siete maravillas del mundo antiguo. Se cree que su elaboración fue ordenada por el rey Nabucodonosor II como un regalo a su esposa, con el fin de tener un trozo de montaña cerca de ella.

Con información de ancient.eu / La Vanguardia / Ok Diario / Academia Play / Wikipedia / National Geographic

Imagen Portada: Shutterstock

  • Me encanta 0
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0



Es tendencia