Babe Ruth, el «Bambino» que se hizo gigante

Babe Ruth, el «Bambino» que se hizo gigante

Babe Ruth es uno de esos jugadores que superaron las barreras del deporte en el que destacaron. Es conocido no solo por los fanáticos de béisbol, y es que todos han escuchado en alguna ocasión el nombre del «Bambino».

Infancia complicada de Babe Ruth

George Herman Ruth Jr. nació el 6 de febrero del 1895, en Baltimore, Maryland. Creció en el seno de una familia disfuncional, dueños de una taberna. Sus padres nunca estuvieron atentos del pequeño, e incluso se cree que sufrió abusos por parte de George Ruth padre

A los siete años fue enviado al St. Mary’s Industrial School for Boys, un orfanato y reformatorio católico. El propio Ruth reconoció que fue un niño complicado, siempre estaba en las calles y nunca asistía a clases. En la institución fue tachado como un chico “incorregible”

Pese a sus problemas disciplinarios, en el reformatorio fue en donde George encontró aquello de lo que viviría en un futuro. Los directores del orfanato le recomendaron practicar algún deporte y el hermano Matthias Boutilier vio su potencial para el béisbol.  

Primero años y “maldición”

Jugó en todas las posiciones para el St. Mary’s Industrial School for Boys, destacando en cada una de ellas. Con el pasar de los años, las habilidades de Ruth mejoraban e impresionaban a todos. En 1914, Jake Dunn, dueño de los Orioles de Baltimore, lo reclutó para su equipo

La prensa lo apodó «Babe» debido a su cara de bebé. Sus primeros meses fueron buenos, pero los problemas financieros del equipo provocaron su salida rumbo a Boston en el mismo 1914

Su primera temporada con los Medias Rojas la tuvo que jugar en categorías inferiores, pero en 1915 tuvo la oportunidad de estar con el primer equipo gracias a las lesiones de otros beisbolistas. Se convirtió en el mejor jugador del club y los guió a tres títulos de Serie Mundial. Impulsó 224 carreras y conectó 49 cuadrangulares.

En 1919 exigió un aumento salarial que el equipo no pudo cumplir. Babe fue vendido a los Yankees de Nueva York y quedó en malos términos con los Red Sox. Sus disgusto lo llevó a arrojar un maleficio sobre el equipo de Boston, la «Maldición del Bambino», que provocó un sequía de 86 años sin títulos para las Medias Rojas

La leyenda

Para aquel entonces,  los Yankees de Nuevas York no eran un equipo ganador, pero Ruth llegó para cambiar la historia . En sus primeras tres campañas alcanzaron la Serie Mundial en dos ocasiones, pero no la pudieron ganar; en su cuarta temporada lograron el primer trofeo para la franquicia neoyorquina

Babe Ruth ya no era visto como uno de los mejores jugadores en las Grandes Ligas, era el más grande y su leyenda ya había pasado a la historia del deporte. Su popularidad fue tal que los Yankees tuvieron que construir el Yankee Stadium por la demanda que tenía el jugador, todos lo querían ver jugar. 

Los neoyorquinos consiguieron la Serie Mundial en otras tres ocasiones con Babe, para un total de cuatro títulos en 15 temporadas. Ruth sembró una semilla ganadora en Nueva York, la cual ha dado como frutos los 27 campeonatos que han ganado los Yankees

Últimos años

Su temporada final la jugó con los Bravos de Boston, donde también fue segundo entrenador y vicepresidente. Sus números dejaron mucho que desear y ello fue gracias a su ya notorio desgaste físico. 

Los hábitos de Babe no eran los mejores y nunca fue el mejor prototipo de atleta. Le gustaba la bebida y las mujeres en exceso. Su ritmo de vida lo llevó a poner fin a su carrera en 1935, tras 22 temporadas. Ingresó en el Salón de la Fama al año siguiente

En 1946 se le diagnosticó un tumor maligno inoperable, la leyenda tenía cáncer de garganta. Tratamientos experimentales lo ayudaron a mejorar un poco, pero ya era muy tarde. El 26 de agosto de 1948, Babe murió a los 53 años, dos meses después de haber sido homenajeado en el Yankee Stadium

Récords de Babe Ruth

George Herman Ruth Jr. es una leyenda no solo por todo lo que aportó al béisbol, el espíritu ganador de los Yankees o la maldición sobre las Medias Rojas. El «Bambino» registró una enorme cantidad de marcas sin precedentes que hicieron del «bebé» un gigante para la posteridad.   

  • 2  veces All-Star ( 1933 , 1934 ).
  • 7 veces campeón de la Serie Mundial ( 1915 , 1916 , 1918 , 1923 , 1927 , 1928 , 1932 ).
  • MVP de la Liga Americana (1923).
  • Campeón de jonrones de la Liga Americana 12 veces (1918, 1919, 1920, 1921, 1923, 1924, 1926, 1927, 1928, 1929, 1930, 1931).
  • Campeón de bateo en la Liga Americana (1924).
  • Equipo de Grandes Ligas de Béisbol de Todo el Siglo.
  • Equipo de todos los tiempos de la Major League Baseball.
  • Clase del Salón de la fama del béisbol nacional de 1936.
  • Clasificado como # 1 en la lista de The Sporting News de «Los 100 mejores jugadores de béisbol» (1998). 
  • Clasificado # 2 por los mejores atletas norteamericanos del siglo XX de ESPN SportsCentury.
  • Primero en el porcentaje de slugging de todos los tiempos con 0.690.
  • Primero en OPS de todos los tiempos con 1.164.
  • 2º en la lista de porcentaje de base en todos los tiempos con .474.
  • 2º en la lista de RBI de todos los tiempos con 2,213.
  • 3º en la lista de jonrones de todos los tiempos con 714.
  • 3° en las bases de todos los tiempos en la lista de pelotas con 2.062.
  • 4º en la lista de tiradas de todos los tiempos con 2,174, empatado con Hank Aaron.
  • 7º en la lista de bases totales de todos los tiempos con 5,793.
  • 9º en la lista de promedio de bateo de todos los tiempos con .342, empatado con Dan Brouthers.

Con información de: Vavel / Personajes Históricos / Buscabiografias

  • Me encanta 0
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0



Es tendencia